Bar El Roble

barra del bar
También conocido como El Roure (en catalán), este bar de tapas y situado en el emblemático barrio de Gracia de Barcelona es un clásico entre los clásicos, pues se abrió en 1889 y, poco más o menos, mantiene ese aire de bar auténtico desde entonces. Con un amplio horario de lunes a sábado y las retransmisiones de los partidos del Barça, este bar es famoso en su barrio y, por ello, imagino, está siempre hasta arriba de gente.

Seguramente sería aplicable para este bar el refrán “cría fama y échate a dormir”, pues tengo que decir, categóricamente, que las tapas de El Roble no valen nada de nada.

A saber, pedimos una de bravas, una esqueixada (ensalada de bacalao), unas croquetas de jamón y pulpo a la gallega. Excepto la ensalada, que no estaba mal, todo lo demás pecaba de desidia y ganas de hacerlo mal, pues las patatas bravas eran prácticamente incomibles, el pulpo a la gallega estaba muy soso (algo que nunca antes me había pasado) y las croquetas eran de Pescanova, por lo menos; eso sí, a precio de unas caseras.

Otra característica que llama mucho la atención es el ruido infernal que se acumula en el local cuando éste está lleno de gente (lo que viene a ser siempre) y que impide oir, siquiera, a tu compañero de mesa.

Eso sí, los camareros son de esos de toda la vida, hombres con su camisa blanca y pantalón negro, atentos con la clientela; una clientela que cuenta en su haber alguna que otra celebridad como es Josep Rossell, director artístico de la película El Orfanato y que, al ganar el Goya, decidió que qué mejor lugar para la estatuilla que el bar al que va siempre y que bien le conocen. Eso sí, tuvimos la mala suerte de que, justo el día en que fuimos nosotros, Josep se había llevado el Goya a su pueblo, pues el alcalde se lo había pedido para no se sabe muy bien el qué.

Se rumorea que el Roble hace una buena paella todos los jueves, pero mucho me temo que la primera experiencia ha sido más que suficiente y dudo que volvamos a visitar este lugar.

Lo mejor: dan el Barça, para quien le guste el fútbol
Lo peor:las tapas y el ruido

Bar El Roble
Calle Lluís Antúnez, 7. Barcelona
De Lunes a Sábado, de 8h a 1h.
Domingo cerrado.

6 Comments

Add Yours
  1. 1
    Buckreilly

    Pues a mi El Roble me sigue pareciendo un muy buen sitio para un café con leche, como mucho un bocadillo simplón, la cordial atención de los camareros (efectivamente) y un paseo por esa plazoleta de Gracia que muchos Barceloneses aun desconocen 🙂
    Desconozco la historia con las tapas pero tras leer le crónica, dudo de que alguna vez pida algo así la próxima vez que deambule por este bar de barrio.

  2. 2
    marcel albet

    Ahir nit amb la meva parella vam entrara El Roble amb intenció de fer unes tapes, els cambrers estaven més interessats en veure el futbol per la tele que en atendre’ns, vaig tenir la sensació que la nostre presencia els molestava. Vam tardar mig minut en tornar a sortir del bar.

  3. 4
    Antonio C.

    Pues yo le daria otra oportunidad. Y en algo que no probasteis. Las anchoas. Para mi son muy buenas y a buen precio. Nosotros solemos ir a tomarlas con una cervecita en la barra. Del resto de tapas subscribo lo dicho.
    Saludos.

    • 5
      gO

      Hola Antonio C.
      Me temo que vamos demasiado estresados surcando bares como para hacer un alto en el camino y darle otra oportunidad a El Roble…..de momento 😉
      No sé si es porque eres del barrio pero yo te recomendaría que pruebes las de El Xampanyet (Born) y/o las del bar Salvat (Sants).
      Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notifícame nuevos comentarios por e-mail. También puedes suscribirte sin comentar.