Bar El Velódromo

Interior del bar El Velodromo

Actualizado el 8 de Diciembre de 2011 con vídeo ambiente.
—————————————————–
¡El Velódromo ha vuelto! Otro bar clásico del tapeo de Barcelona que resucita de la mano del cocinero Carles Abellán sin perder un ápice de su encanto. Cierto que las pretensiones culinarias de la nueva gestión han aumentado, como cabía esperar, y la inversión realizada ha valido la pena. La carta es amplia y variada aunque sin duda uno de los puntos fuertes de este local es el amplio horario de la cocina; se puede comer desde primera hora de la mañana hasta altas horas de la madrugada.

Valor añadido para los nostálgicos es el hecho de que este establecimiento haya vuelto a abrir sus puertas tantos años después de su clausura y que se haya mantenido con tanta fidelidad su aspecto original, aunque eso sí, con un aire más formal.

El único inconveniente, que ya arrastra de su etapa anterior, es el hecho de que no disponga de una barra más amplia en la que poder sentarse a leer el periódico o consumir cualquiera de los platos que sirven en las mesas. Eso sí, el local es amplio y salvo horas punta, no resulta difícil encontrar mesa.

En resumidas cuentas, un local altamente recomendable (no tanto para los fumadores puesto que está prohibido fumar) y  que vale la pena conocer. Siempre y cuando no se empeñen, como parece ser tendencia últimamente, en alternar el mobiliario existente con unos nuevos, modernos y arrugados taburetes de colores más propios de una tienda de Agatha Ruiz de la Prada que de un establecimiento con solera.

Lo mejor: los desayunos de plato
Lo peor: los taburetes de colores

El Velódromo
Muntaner 213
La carta dice que abren todas las horas del día y todos los días del año


6 Comments

Add Yours

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notifícame nuevos comentarios por e-mail. También puedes suscribirte sin comentar.