«

«

Bar O Gato Negro


En nuestra corta pero intensa estancia en Santiago de Compostela (ciudad que recomendamos fervientemente) y nuevamente en la zona más concurrida de bares y restaurantes, hemos descubierto EL GATO NEGRO. Un local de índole CASERO Y MUY MODESTO en su decoración que se diferencia de los restaurantes con grandes vitrinas y peceras de marisco tan al uso en los alrededores.

Un local, de tamaño reducido, en el que parece que no pasa el tiempo -SE INAUGURÓ EN 1920- y cuya parroquia es una mezcla de gente autóctona y extranjeros variopintos dispuestos a degustar alguna de las tapas anunciadas en el exterior.

El bar tiene una OFERTA VARIADA aunque no exageradamente extensa donde podemos encontrar CHOCOS EN SU TINTA, caldo gallego, empanada, hígado encebollado, pulpo….productos 100% de la tierra aptos para regar con un no menos típico Ribeiro servido directamente de la bota.

El establecimiento, de gestión claramente familiar, consta de 2 espacios: el de la entrada con la barra y algunas mesas y otro espacio al fondo en el que hay UN PEQUEÑO COMEDOR con algunas mesas más.

Una pequeña isla gallega en medio de un mar de restaurantes enfocados, claramente, al turismo…

Bar O Gato Negro
c/ Raíña s/n. Santiago de Compostela
De 12:30 a 15h y de 19:30 a 23h
Lunes cerrado

Un comentario

Un ping

  1. gO

    Gran noticia: el Xacobeo se ideó en una servilleta del bar O Gato Negro http://www.xornal.com/artigo/2011/06/24/suplementos/contexto/xacobeo-ideo-servilleta-taberna/2011062422521600848.html

  1. Arca (Rúa) – Santiago. 21,340 km. | Camino 60

    [...] referencias Bar O Gato Negro, Rúa de la Raiña, s/n, Santiago de Compostela. Hotel Gelmírez, c/ Hórreo, 92, Santiago de [...]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Notifícame nuevos comentarios por e-mail. También puedes suscribirte sin comentar.