Blog

Casa Benito


Siendo Mérida capital de Extremadura y famosa por su patrimonio arqueológico, nos sorprendió su reducido tamaño y su semblante más de pueblo que de ciudad. Aún así, la cantidad de bares es notoria y, sobre todo, nos fijamos en CASA BENITO, una cervecería-restaurante que lleva abierta desde 1870.

Ubicado en pleno centro, junto al mercado, Casa Benito cuenta con dos plantas, siendo restaurante la de arriba, y una enorme terraza bien cubierta para los calurosos días de verano. LA ESTÉTICA INTERIOR ES DEFINITIVAMENTE TAURINA, con fotos y carteles por todas partes y un enorme busto de toro en la barra que adorna el tirador de la cerveza.

Casa Morales

Casa Morales es un establecimiento situado en pleno centro de Sevilla que nos ha llamado poderosamente la atención y eso no es poco en una ciudad repleta de bares con solera. Este local tiene un DUENDE ESPECIAL y respira autenticidad por todos sus poros. Fue fundada en el año 1850 (¡ahí es nada!) y la mantiene la misma familía desde entonces.

La estética también se ha mantenido y cuidado con los años, a pesar de las lógicas rehabilitaciones que cualquier negocio de esta índole y edad tiene que sufrir. No obstante, y tal y como escribe el periodista Antonio Burgos en el artículo que tienen colgado en una de sus paredes, “La restauración de Casa Morales es un ejemplo que debería seguir Sevilla para otros grandes monumentos, de parejo mérito a esta Catedral del Moyate”. No podemos estar más de acuerdo aún no habiendo conocido el local en sus inicios.

El bar, taberna o como se le quiera llamar está situado en esquina y permite el acceso desde ambas calles. Su carpintería, de grandes ventanales, es de madera bien trabajada así como lo es su gran barra interior, detrás de la cual te atienden con cordialidad. Los techos son altos y abovedados y de ellos cuelgan unos ventiladores de estilo clásico y una iluminación sin alardes a base de fluorescentes.

Café Novelty


Visitamos en la bellísima ciudad de Salamanca el Café Novelty, el más antiguo de la ciudad (según afirman en su página web) y, desde luego, mejor situado, pues lo encontramos en la misma Plaza Mayor. FUNDADO EN 1905, este establecimiento ha sufrido no pocas variaciones, pues si bien ahora lo conocemos como bar, también ha sido botillería o salón de billares.

El local es acogedor y amplio, con una barra de estilo clásico a su izquierda y las típicas mesas de mármol con sillas y bancos corridos a su derecha, zona en la que podremos compartir mesa con el ilustre GONZALO TORRENTE BALLESTER, oriundo de Ferrol pero fallecido en Salamanca en 1999.

Bar Patillas


En la ciudad de Burgos, no muy lejos del casco viejo, se encuentra un establecimiento de los que no pasan desapercibidos y que elevan el calificativo de “auténtico” a su máximo esplendor. Se hace llamar EL PATILLAS y está regentado por un personaje no menos auténtico y peculiar que responde al nombre de AMANDO. Es la tercera generación de una casta de taberneros (así es como le gusta que lo definan) y por su aspecto no cabe duda de que hace honor al nombre del local.

El bar, que exteriormente pasa casi desapercibido, es de dimensiones reducidas (no más de 40m2) pero llama poderosamente la atención por su decoración interior a base de carteles y fotos de lo más diversas que cubren en su totalidad las paredes e incluso los techos. Podemos encontrar recortes de artículos de periódicos, carteles de fiestas taurinas o populares y un sinfín de FOTOS DE CARNET – tipo fotomatón- de multitud de personas, la mayoría de ellas turistas o clientela local.

Café Iruña

Sobran las palabras cuando se trata de hablar del CAFÉ IRUÑA de Pamplona. ¿Quién no conoce este lugar, haya o no estado en la ciudad de la fiesta popular más famosa de España a nivel internacional?

Situado en la Plaza Castillo, en pleno centro, emerge el grandioso y fantástico Café Iruña, que sirve a sus clientes desde 1888 en un espacio diáfano, repleto de mesas de mármol y pies de forja y las típicas sillas de madera torneada. Las paredes denotan una decoración de siglos atrás, con grandes espejos, molduras y escudos de apellidos nobles.

El café ofrece menús o tapas típicas del lugar como son los fritos (nosotros optamos por el de jamón y queso, que de aspecto son similar a las bombas), LAS RABAS o los pinchos, y algunas más comunes como son las patatas bravas.