Café Iruña

Sobran las palabras cuando se trata de hablar del CAFÉ IRUÑA de Pamplona. ¿Quién no conoce este lugar, haya o no estado en la ciudad de la fiesta popular más famosa de España a nivel internacional?

Situado en la Plaza Castillo, en pleno centro, emerge el grandioso y fantástico Café Iruña, que sirve a sus clientes desde 1888 en un espacio diáfano, repleto de mesas de mármol y pies de forja y las típicas sillas de madera torneada. Las paredes denotan una decoración de siglos atrás, con grandes espejos, molduras y escudos de apellidos nobles.

El café ofrece menús o tapas típicas del lugar como son los fritos (nosotros optamos por el de jamón y queso, que de aspecto son similar a las bombas), LAS RABAS o los pinchos, y algunas más comunes como son las patatas bravas.

Ahora, nuestra sorpresa ha sido lo que el Café Iruña “esconde”, un rincón por pocos conocido (al menos para los turistas) llamado el RINCÓN HEMINGWAY, un pequeño bar de aspecto muy clásico y con una barra eternamente acompañada por una escultura a tamaño natural de Ernest Hemingway, el “absoluto culpable” de que los san fermines sean famosos hasta en el pueblo más recóndito del planeta.


Este pequeño bar cuenta, además, con varios espacios semi-privados y pequeños que invitan a quedarse en soledad, leyendo el periódico o un libro, o en compañía, compartiendo confidencias. Así pues, y aunque venir a Pamplona e ir al Café Iruña se torne demasiado típico, invitamos a todo el mundo a visitarlo, merece mucho la pena.

Café Iruña
Plaza Castillo 44. Pamplona
De Domingo a Jueves, de 8 a 21:30h
Viernes y Sábado, de 8 23:30h

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notifícame nuevos comentarios por e-mail. También puedes suscribirte sin comentar.