Generación Franquicia


No, nunca hemos entrado en un restaurante de la cadena 100 Montaditos ni de La Sureña, ambas del mismo dueño. No, no nos gusta la palabra “franquicia” y todo lo que ello supone: repeticiones insulsas de un mismo local con decoración de chapa y cartón que se extienden como un mal endémico y que deben su éxito a los precios reventados, a un life style básicamente yanki, al fast food

Somos chicos tradicionales o, mejor dicho, ROMÁNTICOS. Nos gusta ir a un establecimiento único, con su propia personalidad, su propia oferta… que sabes que vas a ir a esa ciudad y te tomarás eso tan bueno en ESE bar en particular.

Y, desgraciadamente, con el panorama actual, son estos mismos bares los que viven de este romanticismo y día a día tienen que exprimir su creatividad para poder seguir adelante, un problema más grave del que parece cuando, de repente, nos levantamos con noticias como ésta:

Mahou asfixia a los bares de Madrid con su “agresiva” política comercial

Los propietarios de MAHOU, aparte de ser de los más ricos de España, vende el litro de cerveza a los bares tradicionales a 1,20€ el litro. A la cadena de 100 montaditos se lo deja por 0,40€, es decir, un tercio más barato. Una política empresarial que asfixia porque Mahou sabe que es la reina en Madrid y si un bar se cambia de marca, seguramente también padecerá por ello.

Pero a la hora de publicitarse ¡oiga! todo es tradición, reuniones familiares en el bar de abajo, los amigos de toda la vida en el BAR DE TODA LA VIDA…

El futuro no es nada alentador. Como ha pasado con la peseta, algún día llegará la generación franquicia, esa que cuando le hablen del Bar Manolo, Bodega Quimet o Taberna La Antigua, mire extrañada y se imagine un pasado en blanco y negro.

Fuente www.economiadigital.es
Foto Bodegas Ricla

2 Comments

Add Yours
  1. 1
    irBarcelona

    Una reflexión más que interesante, compartimos totalmente vuestra forma de pensar y vuestras palabras. Nosotros también somos de sitios especiales, particulares, peculiares, en definitiva, aunténticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notifícame nuevos comentarios por e-mail. También puedes suscribirte sin comentar.