Blog

Bar Bodega Balmes


Actualización 12-01-2016: la bodega ha reabierto con nuevo look y nueva carta.
________________________

Como creadores de esta humilde plataforma de BARES AUTENTICOS nos encontramos en muy pocas ocasiones con establecimientos que, reuniendo perfectamente los requisitos de nuestro filtro, no desean formar parte de nuestra plataforma divulgativa. Es una situación un tanto contradictoria pero a la vez muy fiel al espíritu indomable y genuino que tanto defendemos desde este blog.

Es por eso que esa dicotomía nos conduce a una situación un tanto paradójica: nos encanta y reafirma en parte en nuestra propuesta el hecho de que un establecimiento no requiera de ningún estímulo propagandístico ni publicitario (venga de quien venga) y a la vez nos entristece el no poder dar parte de nuestros pequeños descubrimientos al gran público.

Este dilema se nos presentó por primera vez en Madrid con el bar La Venencia, del cual dimos parte en un post anterior y en el cual respetamos la voluntad de sus propietarios de no publicar fotos, si bien pudimos dar nuestra opinión y recomendaciones como un cliente cualquiera.

Carlos Puente Ortega, el pintor de bares de Madrid


No hay afición más bonita que ir de bares y sociabilizar en ellos, pero si tienes vena artística, la conjunción puede ser perfecta. Carlos Puente Ortega es un artista que lleva 5 años dedicándose a recorrer los bares y tabernas de Madrid, su ciudad, para plasmar sus fachadas en acuarela, usando una técnica de trazo generoso que convierte la imagen en un juego de luces y de sombras.

Un proyecto titulado “Madrid a través de sus bares” que hace por gusto, aunque hay propietarios de esos bares que Carlos acaba de pintar que le compran la lámina y, con suerte, le hacen otros encargos.

Así dedica el día a día, llegando a la cifra de 2600 ilustraciones. Su misión es recoger toda su obra en un libro, dedicándole la importancia que merece desde el más conocido hasta el más modesto, explicando así la historia reciente de la ciudad.

El Celler d’en Frank Petersen


En Barcelona, en el Raval más cerrado y racial, se esconde una bodega regentada por un señor llamado Armando, simpático y distendido, que atiende a los pocos clientes que caben en este pequeño local, en cuyo espacio cuadrado se ubican la barra cerámica a la derecha, las antigüas neveras de madera al fondo y unas pocas mesas con sus respectivos taburetes.

Si bien está abierto todo el día, parece que lo que más se tercia en este lugar es pasarse el rato tomando cervezas y, cuando la gusa asoma, pedirse unas raciones de embutidos y/o queso con su pan con tomate y aceite, que eso nunca puede faltar.

Primer Museo del Vermut en Reus


Desconocemos si existe en el resto del mundo esta cultura por el Vermut, que tan de moda se ha puesto en Barcelona y, por extensión, en Cataluña. Bien es cierto que Tarragona es, históricamente, tierra de hacer vermuts, así que por cercanía, algo influye. De todos modos, tomarse el vermut con la olivita es una tradición que estaba relegada a la gente mayor, nostálgica de sus tiempos mozos, y que ha vuelto con una fuerza asombrosa, dando un empuje a las clásicas bodeguitas de barrio que desde aquí agradecemos.

Joan Tàpias es un señor de Reus que ha pasado los últimos años coleccionando todo lo que tuviera que ver con el vermut, desde botellas y botellines (tiene 1200), hasta carteles publicitarios, merchandising y material para su elaboración; y todo porque su padre le regaló con 25 años una botella de Cinzano. Hay regalos que matan 😉