Bodega Antigua Casa Paricio

Por fin, y después de 3 tentativas fallidas por motivos diversos, hemos visitado la Bodega Antigua Casa Paricio de Zaragoza. Era alta la expectación después de habernos informado por internet en su página web y, desde luego, no nos ha defraudado lo más mínimo.

El local, que está situado no muy lejos de la basílica del Pilar y de la zona céntrica de bares, aunque no está en el epicentro de la marea de ocio, tiene el aspecto más CLÁSICO Y ACOGEDOR que se le puede pedir a la típica bodeguita de barrio de toda la vida; esas que tanto nos gustan y que invitan indefectiblemente a entrar, pedirse unas anchoas y un vermut y disfrutar de la estancia.

El local abrió sus puertas en el 1928 (tal y como reza el cartel de la entrada) como tienda de vinos y licores a granel, siguiendo la estela de muchos de estos establecimientos míticos que con el paso del tiempo ampliaron su oferta y pasaron a convertirse en bares o posadas. En este caso, podemos decir que la mutación ha sido total, porqué a pesar de conservarse prácticamente igual que en sus inicios con una profusa cantidad de botas y BARRILES de vino que le confieren ese aire tan atemporal y cálido, la bodega apenas sirve ya vinos a granel. Por desgracia, este tipo de servicio a granel de las bebidas de mesa no es ajena al paso del tiempo y a las costumbres de las nuevas generaciones, más propensas a comprar estos productos en las grandes superficies o supermercados de barrio. Otra tradición que sin duda acabará desapareciendo en poco tiempo.


Sin embargo, a pesar de esta desafortunada circunstancia, la barra siempre está bien surtida para dar servicio a los paisanos (la mayoría de ellos habituales) que no dejan pasar la ocasión de pedirse cualquiera de los APETECIBLES PINCHOS expuestos en los taperos; véase la gilda de boquerón, el pincho de pepinillo dulce con atún o el de pepinillo, pulpo y aceitunas entre otros. Mención especial para las imprescindibles anchoas del cantábrico, que dan fama al lugar.

El local es bastante amplio y dispone de algunas mesas en la parte del fondo donde poder sentarse puesto que la barra carece de taburetes. Un rincón muy acogedor en un establecimiento que supura historia cotidiana (la de nuestros padres y abuelos) a través de la madera añeja de las barricas y de la multitud de elementos decorativos de época como sifones, fotos antiguas y carteles publicitarios. ¡Todo un clásico!

Antigua Casa Paricio
Calle Coso, 188. Zaragoza
De Lunes a Martes y de Jueves a Sábado, de 12 a 15h y de 19 a 22h.
Domingo, de 12 a 15h
Miércoles y festivos cerrado.

4 Comments

Add Yours
  1. 1
    pep

    un bar de barrio que atrae muchos visitantes en fin de semana y turisteo, excelentes anchoas, hay que procurar ir pronto para degustarlas en su punto, la prohibición de venta de vino a granel y otros licores es lo que ha hecho desaparecer esa costumbre, no la juventud, es una ley absurda a mayor gloria de Merkel, en Catalunya no sucede así por lo que tengo observado, pero aquí pasó esto hace unos años
    Es una bodega simple pero encantadora por eso, pocas tapas pero ricas, vinos correctos y vermut bien servido
    cierra en septiembre
    Y como veo que no conocéis mas que dos sitios viejos en la ciudad, cuando volváis buscad Bodegas Rubio y encontraréis otro sitio auténtico, los bares mas auténticos de mañolandia son tascas en barrios con dueños aragoneses mas vocingleros que su clientela, allí donde reina la morcilla, las madejas, el bacalao, las pochas o los caracoles, y haberlos haylos

      • 3
        pep

        si venís no dudéis en escribirme y si puedo os enseñaré algún lujo maño, que aunque escondidos los hay, y sí es una ciudad que ha destruido buena parte de su patrimonio en muchos sentidos, aquí se cargaron una torre mudéjat hermosísima, la Torre Nueva en 1892, emblema de la ciudad, diciendo que se caía: Copio de la enciclopedia aragonesa, para que semejante incuria siga siendo motivo de ignominia de esta clase de marca ejpaña que tanto nos avergüenza a algunos:

        “En 1892, la Torre Nueva de Zaragoza, que había sido erigida entre 1504 y 1508, provista de un reloj para la reglamentación de la vida ciudadana, y auténtico emblema de la ciudad de Zaragoza, bellísima obra mudéjar realizada por los maestros Juan Gombao Buscar voz…, Juan de Sariñena Buscar voz…, Iuce de Gali Buscar voz…, Ismael Allobar y maestro Monferriz Buscar voz…. La torre, como es sabido, presentaba una inclinación considerable, debido al rápido fraguado y secado del mortero en las hiladas de ladrillo de la parte más expuesta al sol, pero los dictámenes técnicos eran favorables a su permanencia. Sin embargo, un comerciante de la plaza de San Felipe —hombre influyente y cacique, bien relacionado con el municipio, que promovió una amplia corriente de opinión sobre la inminente ruina de la torre, la cual podía perjudicar su negocio—, pudo mucho más que todo el grupo de intelectuales zaragozanos (Gascón de Gotor Buscar voz…, Zapater Buscar voz…, Jordán de Urriés Buscar voz…, Moneva Buscar voz…, Giménez Soler Buscar voz…, etc.) que se opusieron valientemente a su demolición. Las palabras de Gaya Nuño sentencian, de nuevo, certeramente los hechos: «Es todo un capítulo de ignominia para la Zaragoza del entonces haber caído en este lazo de los más ruines y particulares intereses para venir a odiar como posible asesino a uno de los monumentos más insignes de la ciudad”.

  2. 4
    pep

    un bar de barrio que atrae muchos visitantes en fin de semana y turisteo, excelentes anchoas, hay que procurar ir pronto para degustarlas en su punto, la prohibición de venta de vino a granel y otros licores es lo que ha hecho desaparecer esa costumbre, no la juventud, es una ley absurda a mayor gloria de Merkel, en Catalunya no sucede así por lo que tengo observado, pero aquí pasó esto hace unos años
    Es una bodega simple pero encantadora por eso, pocas tapas pero ricas, vinos correctos y vermut bien servido
    cierra en septiembre
    Y como veo que no conocéis mas que dos sitios viejos en la ciudad, cuando volváis buscad Bodegas Rubio y encontraréis otro sitio auténtico, los bares mas auténticos de mañolandia son tascas en barrios con dueños aragoneses mas vocingleros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notifícame nuevos comentarios por e-mail. También puedes suscribirte sin comentar.