Bodegas Almau


Viajamos a Zaragoza para visitar una de las bodegas más antiguas de la ciudad, Bodegas Almau, situada en una de las calles más conocidas y concurridas de la ciudad por su oferta gastronómica y de ocio: “EL TUBO”.

Inaugurada en 1870 y con algunas reformas a sus espaldas, este bar destaca por su amplia oferta de vinos, más en botella que a granel, y que abarrota gran parte del interior, una imagen que nos recuerda ligeramente al bar Quimet & Quimet de Barcelona.

En cuanto a la oferta gastronómica, son los pinchos del mostrador la oferta del día, entre los que podemos destacar el de TORTILLA DE PATATAS – realmente delicioso- y las CROQUETAS DE JAMÓN. Lo demás, pecaba de exceso de pan, a nuestro parecer.

Se agradece, sobre todo en los super calurosos veranos de Zaragoza, que la bodega haya habilitado en un solar de enfrente una terracica, para poder disfrutar a la sombra de buenas tapas, buen vino o una refrescante caña de cerveza Ámbar. Además, no les debe de ir nada mal cuando una calle más abajo han abierto un nuevo local, con una filosofía totalmente distinta.


No abundan nada los bares auténticos en Zaragoza y no entendemos por qué, vista la abundante oferta de este tipo de establecimientos que hay repartidos por toda la ciudad. Probablemente, no hayan tenido el mimo y el respeto por sus locales emblemáticos y los que sobreviven lo hacen casi por casualidad. ¿Un reflejo de lo que será Barcelona o Madrid dentro de unos años, quizás?

Bodegas Almau.
Calle Estébanes, 10. Zaragoza.
De Lunes a Viernes, de 10:30 a 16h y de 19 a 24h
Sábado, de 11 a 16h y de 19 a 24h
Domingo, de 12 a 16h


2 Comments

Add Yours

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notifícame nuevos comentarios por e-mail. También puedes suscribirte sin comentar.