«

«

Billy Goat Tavern – Chicago

¡Nos vamos a Chicago! Y lo hacemos visitando sus bares más antiguos y auténticos, empezando por el que, seguramente, tenga en la ubicación su más extraña particularidad.

La hamburguesería BILLY GOAT TAVERN se encuentra en el centro y debajo del Michigan Avenue, una de las calles del barrio empresarial y que se eleva en uno de sus tramos para que otra calle le cruce por debajo. Justo ahí, bajando unas escaleras, se encuentra este emblemático local, que abrió sus puertas en 1964, aunque EL ORIGINAL NACIÓ YA EN 1934 cerca del Estadio de los Chicago Bulls.

Para darle todavía más carácter de “antro”, la fachada lúgubre e iluminada con letreros de neón tiene una entrada en la que todavía hay que bajar más escaleras para encontrarte, al fin, en el bar.

Una vez dentro, hay dos espacios separados por una barra central presidida por el camarero más carismático del lugar y que pronto identificaréis, pues es quien da identidad a uno de los carteles que presiden la fachada: Cheezeborger, cheezeborger!!

Efectivamente, probamos la CHEESEBURGER, una hamburguesa sencilla y sin sustancia que requiere de guarnición (hay un mini-buffet) para que entre mejor, lo que no quita que su fama le aporte hondonadas de clientes que cada día van a comer ahí, turistas que entran para curiosear, etc. Será, también, porque es muy barato.


La estética del local es de lo más auténtica, con mobiliario vintage y paredes atiborradas de fotografías antiguas, letreros, carteles, pósters, banderolas… y el “wall of fame”, donde se exponen las celebridades que han pasado por las planchas de Billy Goat, quien debe su nombre a una CURIOSA ANÉCDOTA, y es que un día, pasaba por delante de la hamburguesería (la original) un camión con cabras y una de ellas se escapó y fue a parar al bar, donde se quedó deambulando (imaginamos que porque le darían de comer) y la gente empezó a llamar al dueño Billy Goat (cabra en inglés), lo que supuso que éste acabara por cambiar el nombre de Lincoln Tavern por el de Billy Goat Tavern.

Hoy en día, las cosas les van bien y cuentan con franquícias por toda la ciudad. El local es auténtico y económico, pero hay hamburguesas mucho mejores en Chicago. Eso sí, la visita es obligada.

Billy Goat Tavern
430 N. Michigan Ave. Chicago

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Notifícame nuevos comentarios por e-mail. También puedes suscribirte sin comentar.