Blog

Taberna Antonio Sánchez


Pocos barrios hay en Madrid tan castizos como Lavapiés, conformado por serpeantes calles repletas de negocios de barrio y de tabernas más que interesantes. Es aquí donde nos encontramos con la Taberna Antonio Sánchez, centenaria, castiza y muy torera, ya que sus primeros dueños siempre estuvieron dedicados a este mundo.

Fundada en 1830 por el matador Cara Ancha, fue en 1884 cuando el torero Antonio Sánchez la adquirió rebautizándola tal y como la conocemos hoy en día. Con todo este historial no es de extrañar, entonces, que el interior esté lleno de detalles alusivos al mundo del toreo: fotografías de ilustres toreros, cabezas de toro, recortes de periódico, etc. Y en la carta, clásico entre los clásicos de Madrid, el rabo de toro.

Dejándonos recomendar por el simpático camarero, vecino también de Lavapiés, nos decantamos por una merluza rebozada y el rabo de toro que, cual señal del destino, nos tocó la última ración y por ello la más generosa, cosa que agradecimos en cada bocado.

Casa Labra

Viajamos al Madrid del siglo XIX para encontrarnos con la apertura de Casa Labra, una estupenda taberna que, 154 años más tarde, sigue manteniendo buena parte de la esencia original, algo que sus vecinos y los turistas agradecen asistiendo en religiosa peregrinación a probar sus especialidades en bacalao.

Casa Labra es un local dividido en dos zonas, la taberna propiamente dicha y el restaurante, al cual se accede desde fuera, por una entrada lateral, o desde dentro. Pero nosotros nos vamos a centrar en la primera, que es la que nos interesa.

Con un sistema que agiliza enormemente la entrada y pedidos de los clientes, las larguísimas colas son solo un espejismo de lo que tardamos en entrar, apenas 5 minutos. Una vez en la caja de la entrada, te toca pedir y buscar un rincón donde apoyar los platillos. Su especialidad: el bacalao.

La Coctelería Tirsa de Hospitalet cierra para siempre


Empezamos a sufrir de forma directa las consecuencias de la LAU (Ley de Arrendamiento Urbano) en Barcelona, pues hemos sabido hace poco que uno de los bares auténticos que aquí tenemos listados y al que tenemos especial aprecio cerrará sus puertas el 31 de Diciembre.

El Tirsa, coctelería de Hospitalet y cuyo propietario es Manel Tirvió, gran experto y un referente en su sector, ha sucumbido a una ley de la que nuestros queridos Ayuntamientos se desentienden y que nos precipita a un estándar de ciudad impersonal y vacía de interés.

Taberna Ángel Sierra


En el barrio más ecléctico de Madrid y en pleno epicentro del mismo -plaza Chueca- se encuentra una de las tabernas más antiguas de la ciudad, la Taberna Ángel Sierra, que fue fundada en 1917.

Este encantador lugar consta de 2 espacios muy diferenciados, ya que se acceden por diferentes entradas. La primera y que da directamente a la plaza es la entrada al espacio de la barra, un rincón lleno de detalles en los que pararse a mirar e ideal para vemutear y picar algo, si bien su carta no es demasiado boyante: conservas, empanadas, aceitunas…