La Calle del Laurel de Logroño


Muchas, muchas ganas teníamos de visitar Logroño y, sobre todo, su archi-famosa CALLE DEL LAUREL, conocida por su densidad de bares y las tapas que estos ofrecen, empezando por los recomendadísimos “champis”. La aventura, por eso, no empezó con buen pie, pues nos “avalanzamos” a la calle Laurel un Domingo sobre las 18:30h de la tarde y, para nuestra desagradable sorpresa, todo estaba cerrado. “Genial, y mañana lunes, ya hemos triunfado”… Para colmo, no hay un solo bar que indique el horario en su entrada.

Echamos mano del sabio internet para descubrir que es que el horario de esa zona es un tanto especial, ya que la vida es vida en la calle Laurel de las 20h en adelante (¡por la mañana tambíén abren, eh!), cuando convergen ambiente, vino y mini-gastronomía. Y así fue, nos volvimos a pasar y la cara pero, sobre todo, el vientre se nos iluminó. Tocaba, pues, ir derechitos a probar los clásicos “champis”, la tapa de 3 pisos de champiñones que es única protagonista en el Bar Ángel (1960) y en el Bar Soriano (1972).


Después, y buscando un criterio al que ceñirnos para poder escoger entre la enorme oferta, fuimos buscando los bares aparentemente más antiguos y auténticos, así que cayeron unas sorprendentemente buenas patatas bravas del Bar Jubera, unos tigres y unos ajos en el Bar Achuri, un “matrimonio” en el Bar Blanco y Negro (montadito con anchoa, boquerón y pimiento verde)… y al día siguiente, un caldito calentito y una tortilla de patatas en el Bar Sebas y otros tantos “champis” en el Soriano.





Logroño “esconde” otra calle repleta de ambiente y bares: la CALLE SAN JUAN, muy cerquita de la Laurel y con oferta prácticamente idéntica aunque nosotros decidimos postergar esa experiencia gastronómica para una próxima visita, que la noche se alargó en otro clásico de la ciudad: el BAR BRETÓN.

Hemos vuelto de Logroño contentos y con ganas de volver algún día a seguir disfrutando de una ciudad cuyo centro histórico y paisaje otoñal junto al Ebro nos ha encantado.

Así se preparan los “champis” en el Bar Ángel:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notifícame nuevos comentarios por e-mail. También puedes suscribirte sin comentar.