Blog

Bar El Paraigua


Ubicado junto a uno de los ejes de mayor densidad turística de Barcelona, el Bar Paraigua observa desde 1968 la transformación que esta ciudad ha estado experimentando en los últimos 47 años. Aún así, entrar en este bar es como hacer una regresión a épocas mejores, un oasis entre tanto negocio de tapas, paella y sangría.

Inaugurado un 5 de Abril de 1968, la historia del Bar Paraigua es de lo más peculiar. Cimentado sobre un antiguo convento del s. XI y del cual se han conservado las bóvedas y el suelo originales, dando cabida hoy en día a lo que es coctelería y sala de conciertos, la planta principal y que ejerce como bar es totalmente modernista, una decoración que se compró al dueño de una tienda de paragüas cercana (Gallés, 1902) para, seguidamente, adaptarla al nuevo espacio.

Así pues, y como bien explican en la web del bar, podemos saber que los rótulos del bar son los paneles originales de la tienda; el frontal de la barra eran las antiguas vitrinas donde se exponían los paraguas; los arrimaderos y cristales de las paredes mantienen la misma función…

El Club Sandwich tenía un precio. Ranking de países donde es más o menos caro.


Ideado a finales del siglo XIX en el Saratoga Club-House de Nueva York, el Club Sandwich es un bocadillo que ha sido y es patrimonio de los hoteles, si bien cada vez más encontramos este clásico en bares y pubs de nuestra ciudad, dato del cual nos alegramos personalmente, ya que somos muy fans de este emparedado contundente y super sabroso.

Lo curioso del caso es que la web Hotels.com ha establecido el Club Sandwich como baremo gastronómico para saber lo que cuesta comer en los hoteles de los 28 países estudiados (Francia, Suiza, Noruega, Japón, Italia, Finlandia, Suecia, Australia, Dinamarca, Reino Unido, China, Corea del Sur, Alemania, Brasil, Estados Unidos, Holanda, Rusia, España, Canadá, Irlanda, Singapur, China, Colombia, Argentina, Méjico e India) y visitando 30 hoteles de 3, 4 y 5 estrellas de cada uno de ellos.

Bajo la nomenclatura “Club Sandwich Index”, año tras año elabora un ranking en el que también incluye la hamburguesa, la copa de vino tinto y el café por considerarlos como grandes estándares.

En 2015, el pódium de los países más caros donde tomarse un Club Sandwich queda así:

Vadevermut, nuestro proyecto de promoción del aperitivo


Como decía el crítico gastronómico Néstor Luján, “el vermut es el aperitivo por excelencia y, en España, tomar un vermut significa tomar un aperitivo, sea cual fuere el líquido que servirá de espuela para el apetito. Es una palabra que hemos adaptado totalmente y cuyo campo de significación hemos ampliado generosamente.”

Tomar el vermut es todo un ritual que, además, se ha puesto tan de moda entre la gente joven (nuestros mayores son fieles desde hace muchos lustros) que ha resucitado a antiguas bodegas de barrio y ha transportado al vermut a tal categoría que cada día surgen nuevos productores que crean sus propias versiones, que experimentan y utilizan vinos de buena calidad…

De todo este auge nace VADEVERMUT, un proyecto ideado junto con unos buenos amigos de Reus para promocionar el vermut de productores más pequeños pero, sobre todo, de todo producto que englobe “el aperitivo”, con sus aceitunas, sus encurtidos, sus conservas… lo típico que nunca puede faltar cuando quedamos para tomar el vermut con los amigos.

Café Bar Bilbao


Uno de los bares que visitamos en Bilbao y del que quedamos encantados es el Café Bar Bilbao. Situado en la céntrica Plaza Nueva (que de nueva tiene ya poco) y bajo uno de sus pórticos, este emblemático local da servicio desde 1911, si bien se renovó en 1992 aunque los camareros nos aseguraron que está prácticamente intacto.

Un llamativo portón de color azul eléctrico nos da la bienvenida y nos garantiza un buen ágape, y es que los maravillosos pinchos que adornan la barra están a cuál mejor. ¡No por nada en 4 días estuvimos 3 veces! Pincho de bacalo al pil-pil, ración de calamares (a falta de las famosas rabas), croquetas de jamón, sandwich vegetal…

El interior del bar, entre clásico y rematadamente clásico, combina los tonos azules con el dorado tanto en techo como en paredes, donde podemos contemplar esa característica baldosa que tanta personalidad le da al “Bilbao”. Por lo demás, fotos antiguas de una ciudad que ha sufrido cambios radicales tampoco hace mucho, dejando atrás su fama de ciudad gris y fea.

La Santísima Trinidad

Si hablamos desde el punto de vista de la restauración, en lo que concierne a Barcelona ciudad y más concretamente a su núcleo turístico (véase Barrio Gótico y Barrio de la Rivera o Borne) y nos damos un paseo por sus ajetreadas calles, no tardaremos en percatarnos de que la mayoría de locales han abrazado una nueva religión gastronómica.

El exponente más visible de esta nueva confesión es su Santísima Trinidad que, en este caso, se postula como dogma central sobre la naturaleza, no de un Dios, sino de una experiencia comercial: el lucro puro y duro.

No son pocos los locales, casi todos concentrados en LAS RAMBLAS, que se han convertido ya desde hace unos años a esta nueva religión y que ansían desesperadamente captar nuevos adeptos entre los miles de despistados transeúntes. Éstos son inefablemente abordados por los insistentes predicadores que aguardan en las puertas de sus templos gastronómicos con su Biblia-Menú en la mano y con un discurso que ha conseguido calar hondo sobre todo entre los turistas:

  • SANGRIA
  • TAPAS
  • PAELLA