Caffè Mulassano – Torino

Turín, ciudad majestuosa, tranquila, viva y repleta de calles anchas porticadas, es también una ciudad con una concentración más que interesante de cafés históricos que nacieron en la época en que ésta fue capital del país y residencia de la Casa de Saboya, futuros reyes de Italia.

El café que hoy nos ocupa es el Caffè Mulassano, situado en Piazza Castello desde 1907, aunque ya existía desde el siglo XVIII en Via Nizza.

Es un bar de dimensiones muy reducidas que juega con los espejos para dar mayor sensación de amplitud a la vez que en ellos se reflejan los detalles de madera trabajada, sobre todo, del techo.

El Caffè Mulassano tiene un par de características que lo hacen único. Por una parte, se le considera el INVENTOR DEL TRAMEZZINO, pues por allá en 1925, cuando la pareja Angela y Onorino Nebiolo regresó a su Turín natal tras vivir una larga temporada en Detroit y adquirió este local, cuya licencia estaba en venta, buscó la manera de ofrecer algo nuevo…

La pareja se había traido de Estados Unidos una máquina para tostar pan y decidió usarla para ofrecer lo que en Italia llaman “toast”, evolucionando con el tiempo en el sandwich sin tostar que hoy conocemos como “tramezzino”, sin los bordes clásicos del pan de molde y con unos rellenos elaborados.

El Caffè Mulassano cuenta, además, con su propio vermut, siendo el blanco de una receta original, tal y como nos contó muy amablemente la camarera.

Hay que recalcar que éste no es un bar barato, más bien todo lo contrario, pues los tramezzini son cuadraditos pequeños y rondan los 3-4€; un spritz nos costó 10€… En cambio, tomarse un café en este tipo de sitios suele ser muy económico, motivo por el cual podemos tropezarnos de vez en cuando con algún turinés. Para todo lo demás, bienvenido sea el turista.

Caffè Mulassano
Piazza Castello, 15. Torino
De Jueves a Martes, de 7:30 a 24h
Miércoles cerrado.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notifícame nuevos comentarios por e-mail. También puedes suscribirte sin comentar.