Bodega El Sidral

Bodega El Sidral
Es ésta una de esas joyas escondidas en calles de BARCELONA no demasiado transitadas y ajenas a la vorágine turística. La Bodega El Sidral está en la calle Dos de Maig, muy cerca de la Plaça de les Glòries, motivo por el cual debe su nombre actual, ya que esta plaza ha vivido épocas oscuras y difíciles hasta ser lo que es ahora o lo que terminará siendo, mejor dicho, que sus obras van camino de alcanzar en longevidad a las de la Sagrada Familia.

Los actuales propietarios llevan un par de años al mando de lo que había sido la BODEGA VILASECA, que nació hacia 1930 y de la que se mantienen buena parte de los elementos originales. No hay más que fijarse en esas dos IMPONENTES BARRICAS al fondo de la sala, que son una maravilla, por tamaño, por antigüedad…


La bodega El Sidral, de reducidas dimensiones, tiene una sencilla barra de bar a su izquierda, una repisa a su derecha y las neveras de madera típicas al fondo, junto a las barricas que comentábamos. Para reforzar aún más la pátina de antigüedad, los propietarios han decorado el bar con muebles vintage y libros antigüos que los maduritos y gente mayor seguro que recordarán.

Una primera visita a la Bodega El Sidral deja claro que éste es un local de barrio, con parroquia autóctona y fiel que acude a tomar algo, a saludar, a dejar algo para pasar luego… Un ambiente cálido y familiar en el que da gusto estar.

La Bodega El Sidral fue la Bodega Vilaseca, nacida hacia 1930

No puede faltar en la Bodega El Sidral el vermut, la caña de grifo y las conservas en lata. También cuentan con embutidos y quesos para completar la oferta gastronómica.

Cabe destacar, por último, la sala de generosas dimensiones que tienen al final y que utilizan para celebrar cumpleaños o fiestas y hacer pequeñas obras de teatro.

Bodega El Sidral
Dos de Maig, 213. Barcelona
Lunes cerrado
De Martes a Sábado, de 12 a 24h
Domingo, de 12 a 16h

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notifícame nuevos comentarios por e-mail. También puedes suscribirte sin comentar.