La Moderna Singular y sus objetos vintage


No sabemos qué tienen las cosas vintage que tanto nos gustan; será la nostalgia, será la artesanía de entonces, lo único de esos objetos… Pero lo cierto es que nos encanta pasearnos a menudo por La Moderna Singular, una tienda de Barcelona que es un auténtico tesoro, un museo en toda regla de objetos antigüos y super molones.

Los propietarios de la tienda han dedicado gran parte de su vida a buscar y comprar en mercadillos, ferias y eventos todo aquello que les llamara sumamente la atención para primero coleccionarlo y después montar La Moderna Singular, que desde Noviembre de 2016 está abierta en lo que fue una antigua zapatería de barrio, un negocio de 1899 catalogado además como comercio emblemático. Definitivamente, no podían haber encontrado un local más idóneo…

Nos hemos acercado a la tienda para que los propietarios nos enseñaran algunos de sus objetos más queridos y nos explicaran detalles de cada uno de ellos. Avisamos que seguir leyendo puede provocar graves ataques de nostalgia… 😉

***

quinielas
Estos libretos los daban en los bares, pues antigüamente la gente se pasaba las tardes escuchando la radio y en estos libretos iban apuntando los resultados de los partidos de fútbol. Las dos muestras de la fotografía son de 1956 y 1957.

***


Quién no conoce el Bar Nuria de Las Ramblas, al principio de todo. Pues esta factura es de 1940, un año después de terminar la Guerra Civil, y por aquel entonces, 200 botellines de vermut Cinzano costaban 80 pesetas, lo que vienen a ser 48 céntimos de euro.

***


Es impresionante la de cantidad de marcas de refresco que han existido en este país a lo largo de los últimos 70 años. Isabel y Fernando tienen una buena colección que así lo demuestra. Quién no se acuerda de Schuss, Trinaranjus, Mirinda…

La marca Sandaru, cuyo nombre es un acrónimo de Santiago Daurella Rull, el dueño, hacía refrescos de naranja y de limón en una fábrica modesta del Born. Al señor Daurella le ofrecieron, en cierta ocasión, vender un refresco que no lo quería nadie porque sabía a medicamento y él lo aceptó. Resultó que ese refresco era Coca-Cola y, claro está, esa decisión le cambió la vida a él y a su familia. De hecho, la hija del señor Daurella es la actual presidenta de Coca-Cola en Europa.

De todas las botellas de refresco que nos enseñaron, nos quedamos con la que preside la fotografía, la de Trinaranjus de los años 30; un diseño que nos llamó la atención inmediatamente por lo obvio pero más por el hecho de pensar en cómo nadie en el departamento de diseño y marketing se dió cuenta de lo obvio. Naturalmente, en el mercado duró poquísimo. Por lo obvio, claro 🙂

***


***

Aunque parezca un souvenir de Las Ramblas, esta botella con forma de la estatua de Cristóbal Colón de Barcelona es, en verdad, una antigua botella de cognac.

La historia curiosa de la empresa que realizaba estas botellas es que tuvo, realmente, muy mala suerte con la Guerra Civil Española, ya que el primer día de bombardeo en la ciudad le dió de lleno en su almacén, destruyendo por completo el género y el negocio.

En La Moderna Singular guardan otras curiosas botellas antiguas de cognac, con forma de torero, de gitanilla…

Desde Noviembre de 2016 [La Moderna Singular] está abierta en lo que fue una antigua zapatería de barrio, un negocio de 1899

***


Otro surtido interesante de botellas es el de las cervezas locales, que antes había casi en cada provincia. Un ejemplo son las de la fotografía: “El Alcázar” de Jaén, “La Esperanza” de Vitoria, “El Ciervo” de Bilbao, la “Rosa Blanca” de Mallorca, la “Mahou” de Madrid… Todas ellas en la típica botella de cristal ámbar y, las de litro, con el cierre de tapón mecánico, lo que permitía servirla como a granel, es decir, que en los bares la gente se servía y, si sobraba, pues se volvía a guardar en la nevera.

***

Y, para terminar esta fantástica lista de objetos retro, tenemos este antiguo reloj para bares de la marca Coca-Cola que, además, es luminoso.

Un clásico que muchos recordamos de ver en decenas de bares y tabernas y que ahora ya solo podemos encontrar en sitios como La Moderna Singular, donde además de objetos de coleccionismo tiene productos a la venta de toda la vida, como colonias Varon Dandy ó Don Algodón; vajilla retro, chocolates, caramelos, ungüentos, etc. Están en la Calle Comte Borrell, muy cerca del nuevo Mercat de Sant Antoni.

La Moderna Singular, una tienda de Barcelona que es un auténtico tesoro, un museo en toda regla de objetos antigüos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notifícame nuevos comentarios por e-mail. También puedes suscribirte sin comentar.