Entrevista a Casa Alberto, de Madrid

Casa Alberto
Nos encanta Madrid y, sobre todo, nos encantan sus tabernas auténticas, que las hay y en cantidad. De entre todas ellas, hay una que va camino de los 200 años y, además, tiene un encanto especial. CASA ALBERTO es una taberna espectacular situada en el privilegiado barrio de Las Letras con una fachada roja que invita a entrar y a deleitarse con la decoración interior.

Casa Alberto forma parte de esa serie de tabernas únicas de Madrid que hay que conocer, pues cada rincón y cada detalle emana historia de la ciudad. Alfonso Delgado, administrador de Casa Alberto, nos habla de su taberna y de la situación de los bares en Madrid.

***

Supongo que os lo habrán preguntado mil veces… ¿cuál es el secreto para que siga funcionando y con éxito una taberna como la vuestra en una ciudad con más de 15.000 bares y restaurantes?

La constancia de todos los días, no relajarse nunca, estar atentos a todo los que ocurre y buscar soluciones rápidas a todos los problemas cotidianos sin que los clientes se enteren o paguen las consecuencias. También utilizando productos de calidad, (cada día más difíciles de encontrar), buscando la excelencia y mejorando todos los días. Mejorando también en las nuevas tecnologías, web, redes sociales, normativa a cumplir…

Ya no queda mucho para que celebréis los 200 años de Casa Alberto ¡Se dice pronto! ¿Estáis ya preparando o pensando en cómo celebrarlo?

No, de momento no. Aunque parezca que queda poco es mucho, si os dais cuenta, muchas empresas y en concreto muchos restaurantes no llegan a 10 años de existencia, no llegan a ese recorrido profesional. De momento pensamos en trabajar cada día, pero cuando llegue la fecha os avisaremos a los medios para celebrar con todos la efeméride.

Casa Alberto forma parte de esa serie de tabernas únicas de Madrid que hay que conocer

Estáis en un barrio de lo más artístico y ecléctico, por lo que os han visitado y os visitan infinidad de personajes célebres además de mucho turista y, claro está, gente autóctona. ¿Es difícil lidiar y contentar a tanta gente y tan dispar?

Pues sí, es complicado adaptarse a gustos dispares, horarios diferentes y a una clientela que varía mucho en un barrio como el nuestro, donde está el cliente de toda la vida y el turista que quiere conocer cada rincón de nuestro Madrid. Pero nos hemos ido adaptando al criterio diverso de nuestros clientes y pensamos que lo estamos consiguiendo porque la mayoría de las críticas en redes así nos lo constatan.

Vosotros combináis las recetas tradicionales madrileñas con las típicas tapas y creaciones algo más modernas. ¿Qué es lo que más triunfa entre los turistas y entre los autóctonos?

Ambas cosas, muchos clientes extranjeros vienen en búsqueda de la cocina tradicional, de la calidad en el plato bien hecho, pero al mismo tiempo les encanta esa cocina de toda la vida con matices modernos. Los clientes españoles vienen a comer esos platos y guisos tradicionales que ya no se cocinan en las casas y que a su vez buscan las novedades entre nuestros platos.

Una de las cosas que más nos llaman la atención de las tabernas de Madrid es el hecho de que la mayoría tienen vermut de grifo, algo casi inexistente en Barcelona a pesar de su gran cultura vermutera. ¿Por qué crees que esto es así?

En Madrid siempre ha habido una costumbre muy arraigada de “tomar el aperitivo”, y en el aperitivo el vermut junto con la caña, son los “reyes”. Pienso que de ahí viene una mayor presencia del vermut de grifo en bares y tabernas madrileñas.

Casa Alberto cuenta con objetos históricos y curiosos como los carteles de “Prohibido escupir” y “Prohibido cantar y bailar”. Hoy en día, parece surrealista que de verdad se colgasen notificaciones así. ¿A qué época pertenecen estos carteles?¿Había otros carteles con mensajes del estilo?

En muchos locales y medios de transporte públicos de los años 30, ya hace unos años, era habitual la presencia de carteles de este tipo. Lo de “cantar y bailar” era más dado a establecimientos de flamenco y cante, pero que se fue desvirtuando y tuvo que regularse. En cualquier caso, no eran carteles sólo enfocados a los locales de consumo, sino también en otros ámbitos. La educación y las costumbres evolucionaron y finalmente ha quedado como una anécdota más, como algo a recordar por su peculiaridad.

Los clientes españoles vienen a comer esos platos y guisos tradicionales que ya no se cocinan en las casas

¿Qué recomendarías probar en una primera visita al Casa Alberto?

Por supuesto los guisos tradicionales, de cuchara, los de toda la vida como los callos, rabo de toro, bacalao a la madrileña,… y de los nuevos de carta de esta temporada como Lasaña de Pisto y Boquerones en Vinagre con Salmorejo, Habitas con Jamón, Queso de Cabra y Cherries Asados, o un Risotto de Trigo con Setas y Jamón Ibérico.

¿Cómo veis el futuro de las tabernas centenarias de Madrid?

Bueno, se han sabido adaptar a los tiempos, pasando la experiencia de generación en generación, con la solidez en la gestión de un negocio de “toda la vida”, con las recetas de siempre e introduciendo la vanguardia en la cocina. En definitiva, un excelente futuro y con visos de consolidarse en la oferta gastronómica de nuestro querido Madrid.

¿Y el futuro de Casa Alberto?

Gracias a la implicación de su personal, muy motivado, y sabiéndose adaptar a los tiempos actuales como ya lo ha venido demostrando año tras año, y un futuro con innovaciones donde la cocina tradicional es cada vez más valorada, pensamos que nuestro futuro es muy alentador y de éxito.
También siendo muy activos en redes sociales, en la comunicación online con los clientes, manteniendo ese “feed back” tan importante de los clientes, estamos en la era de la tecnología, en definitiva manteniendo la tradición de la gastronomía madrileña pero adaptada a los nuevos tiempos que han venido para quedarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notifícame nuevos comentarios por e-mail. También puedes suscribirte sin comentar.