Blog

El origen del sifón de soda para el vermut

Hace unas generaciones atrás, en los bares existía un matrimonio indivisible claramente identificable: el vermut y el sifón de soda. Era muy común que nuestros padres y/o abuelos se tomaran el vermut rebajado con vermut, así que nunca podían faltar ninguna de las dos cosas en la barra del bar; productos que han vuelto pero de manera distinta.

Mientras que el vermut ha vuelto con fuerza a nuestras barras desde hace unos 6 años, la moda del sifón de soda viene de unos pocos años más atrás y, casi exclusivamente, como elemento decorativo. El gusto por lo vintage, lo atractivo del artilugio y la escasez de existencias han convertido en el sifón en un producto muy deseado. Y es que, si bien en el siglo XX existían en España muchas fábricas de agua carbonatada y sifones, hoy en día son poquísimas las empresas que lo fabrican.

Bodega Sopena

Visitar el barrio barcelonés de El Clot te recuerda, una vez más, que por muy pequeña que sea Barcelona, uno siempre se mueve por los mismos sitios y puede pasarse toda la vida viviendo en una ciudad y no pisar determinados barrios.

Y te das cuenta de que te estabas perdiendo mucho, que, por ejemplo, el Clot es un barrio a tener muy en cuenta porque, entre otras cosas, esconde la Bodega Sopena, justo al lado del mercado municipal.

Llegamos a la hora del vermut y la bodega Sopena estaba a reventar de gente, fuera y dentro. Eso presagiaba una grata experiencia; y así fue.

El combinado de conservas, el queso, el chorizo, el fuet… todo delicioso y a un precio super asequible. ¡Y qué decir del vermut, que no llega a los 2€!

Cómo hacer olivas rellenas de vermut


Nos sumergimos de lleno en el mundo del vermut para darle la vuelta y proponeros una receta diferente y muy cachonda. Hoy, el vermut nos lo tomamos al revés, ¡dentro de la oliva!

Las olivas rellenas de vermut son una idea estupenda para hacer en casa y la receta no puede ser más fácil. Necesitaréis olivas gordal sin hueso, que encontraréis en las paraditas especializadas del mercado o en el Carrefour (las venden en frascos de cristal, aunque son un poco más pequeñas que las del mercado), xantana y vermut.

Las mejores vermuterías de Barcelona

mejores vermuterías
Que el vermut está de moda es innegable. Buena prueba de ello es la creciente aparición de negocios nuevos y otros viejos que se reciclan bajo el título de VERMUTERIA, dando a entender que se especializan en el mundo del vermut, del aperitivo, aunque a veces no es así, o no del todo.

¿Es correcto denominarse “vermutería” cuando sólo ofreces 1 ó 2 marcas de vermut? Es la duda que siempre nos asalta cuando nos encontramos frente a una de ellas. Quizás como entendidos en el tema, cuando visitamos una vermutería esperamos que nos ofrezcan una mínima carta de posibilidades y no que al preguntar te respondan “-sólo tenemos este”.

Bodega El Sidral

Bodega El Sidral
Es ésta una de esas joyas escondidas en calles de BARCELONA no demasiado transitadas y ajenas a la vorágine turística. La Bodega El Sidral está en la calle Dos de Maig, muy cerca de la Plaça de les Glòries, motivo por el cual debe su nombre actual, ya que esta plaza ha vivido épocas oscuras y difíciles hasta ser lo que es ahora o lo que terminará siendo, mejor dicho, que sus obras van camino de alcanzar en longevidad a las de la Sagrada Familia.

Los actuales propietarios llevan un par de años al mando de lo que había sido la BODEGA VILASECA, que nació hacia 1930 y de la que se mantienen buena parte de los elementos originales. No hay más que fijarse en esas dos IMPONENTES BARRICAS al fondo de la sala, que son una maravilla, por tamaño, por antigüedad…

Receta de cóctel con vermut por Dr. Stravinsky

cóctel con vermut
Nos movemos por las estrechas calles del barrio del Born de Barcelona para llegar a una esquina especial, donde durante muchos años hubo un bar mítico del copeteo nocturno (el Bar Nus) y que ahora se ha convertido en la coctelería Dr. Stravinsky, un local mágico en la que cócteles de creación propia conviven con centenares de botellas y tarros llenos como si del laboratorio de Frankenstein se tratase.

Su filosofía es clara: crean sus propias fórmulas, sus propios destilados y se maceran ellos los botánicos. Por eso el aspecto general del Dr. Stravinsky es el que es y nos encanta.

En nuestra última visita, le pedimos al amable coctelero que nos preparase un cóctel con vermut y, raudo y veloz, nos contestó:

‘Os voy a hacer el BARCELONA BRUTAL

Un trago fuerte y perfumado con el que han querido homenajear al Bar Brutal (¡qué casualidad, acabamos de cenar ahí!), un bar-restaurante a pocos metros de allí y en el que se come de maravilla.

Las mejores vermuterías de Madrid

vermuterías de Madrid
En una ciudad como Madrid, en la que la cultura del vermut está tan sumamente arraigada, no es nada complicado tropezarse con un bar, taberna o restaurante que te ofrezca vermut de grifo y ¡ojo! del bueno, nada de rollos “caseros” de dudosa procedencia y dudoso contenido.

Amantes del tradicional VERMUT DE REUS (como en la taberna Ángel Sierra o en Casa Gerardo), también apuestan por otras marcas nacionales y locales (como en La Casa del Abuelo). Eso sí, la tónica habitual es que se ciñan a una sola marca o dos como máximo, por lo que aquí, que nos encanta el VERMUT, nos centraremos en vermuterías de Madrid especialzadas en el tema, es decir, en aquellas que tengan bastantes marcas para deleite del amante del vermut.

Si queréis perderos por las mejores vermuterías de Madrid y dejaros llevar por los encantos de este mágica bebida, aquí tenéis nuestra selección:

Casa Gerardo – Madrid

Casa Gerardo Entre el barrio de La Paloma y La Latina de Madrid encontramos CASA GERARDO, una de esas tabernas castizas y emblemáticas que tantísimo nos gustan y que nos encanta descubrir cuando visitamos la ciudad.

Con 80 años a sus espaldas, mantienen elementos decorativos originales como esas tinajas de barro rojizas que solemos encontrar también en otras tabernas de Madrid y que aquí, en Casa Gerardo, ya no usan, pues el comercio de vino a granel, nos cuenta su dueño, ha caído tanto que no les sale rentable. En cambio, y como viene siendo habitual en la ciudad, el vermut de grifo no puede faltar y aquí tienen IRIS, de la casa De Muller, de Reus.

Bodega La Moderna | antes Bodega Esplugas

bares autenticos Si eres de Barcelona, seguro que te acuerdas o te suena una tienda de vinos a granel que había en la parte más alta de la calle Enric Granados, muy cerca de la Avenida Diagonal.

Se llamaba BODEGA ESPLUGAS y llevaba ahí desde 1937, pero ha sido ahora, al cumplir 80 años de existencia, que los propietarios han traspasado el local a unas personas tan amantes de lo auténtico que han querido dejar prácticamente intacta la bodega. Eso sí, han decidido rebautizarla por BODEGA LA MODERNA.

Misma fachada y dos nombres en ella, el antiguo y el nuevo, respetando la FISONOMIA ORIGINAL tanto fuera como dentro. Es una gozada cruzar la puerta y comprobar que siguen los mismos barriles, la misma nevera, mismos detalles decorativos…

Para poder disfrutar de la extensa carta de tapas y platillos han añadido unas mesas en la sala principal y han habilitado una pequeña barra de bar al principio. Además, lo que antiguamente era la vivienda de los propietarios se ha transformado ahora en dos salitas con una mesa grande y mobiliario que, intuimos, ya estaban ahí. Estas dos salitas son ideales para reuniones informales, comidas en grupo, cenas familiares…