Blog

Bar Can Codina


Visitamos uno de esos bares centenarios (o casi) que han tenido la gran suerte de caer en manos, tras la jubilación de sus dueños, de gente que defiende y quiere tanto este tipo de locales históricos como nosotros, manteniendo la decoración y, por ende, su esencia más auténtica. Hablamos del bar CAN CODINA, en pleno barrio de Gracia de BARCELONA.

Hace apenas un mes que unos chicos jóvenes han tomado el relevo del señor Toni Codina incorporando, eso sí, su toque personal en la carta de tapas y bebidas. Sin dejar de lado clásicos de desayuno de tenedor como el Cap-i-pota o los Pies de Cerdo, también podemos encontrar y disfrutar de unas alitas de pollo en salsa yakitori, tortilla de camarones o unas patatas bravas con comino, por ejemplo.

El bar se distribuye en un solo espacio cuadrado, con una barra antigua de granito que preside el espacio junto a las tan adoradas neveras antiguas de madera. Y encima, una cornisa que nos indica la muy interesante oferta de cerveza artesana: cerveza Fort, Dougall’s, Siren, Edge Brewing, Lagerhell, Andechs…

Bodega Manolo

El otro día volvimos al barrio de Gracia de Barcelona, que tanto nos gusta, para visitar una bodeguita de lo más auténtica y que ya nos habían recomendado alguna que otra vez: la Bodega Manolo.

Junto a la Plaça del Nord, este carismático lugar tiene todo lo que uno espera de la bodega centenaria de barrio: barricas, vino y vermut a granel, neveras de madera, mesas de mármol y hierro, una barra y muchas estampas de otros tiempos. Con una entrada de lo más clásica, la bodega Manolo se divide en dos zonas, una primera donde está la barra y 4 mesas pequeñas y una segunda, “custodiada” por grandes toneles de vino, donde las mesas son algo más grandes y encontramos, además, el servicio y el acceso a la cocina.

Bar Bodega Ca’l Pep

En el barrio de Gracia de Barcelona, en pleno centro de la ciudad, podemos encontrar una de las mayores ofertas de ocio, comercios y restaurantes en relativamente pocos quilómetros cuadrados. Es un barrio muy heterogéneo donde se mezclan, con naturalidad, gente joven, turistas y vecinos de toda la vida que disfrutan de la desenfrenada vida social en sus innumerables plazas y calles peatonales.

En la parte alta de una de sus calles más emblemáticas (Verdi) se encuentra una discreta bodega de nombre CA´L PEP que lleva en marcha desde hace MAS DE 80 AÑOS y que sigue dando amparo a los vecinos de la zona.

Es un local de los de toda la vida, fuera del circuito más turístico o comercial, que acoge parroquianos habituales, mucho de ellos también de toda la vida y que ha sufrido pocos cambios estéticos desde su apertura.

Bar La Vermutería del Tano

Uno de nuestros barrios favoritos de Barcelona escondía un clásico que no habíamos visto antes, a pesar de que la zona nos es más o menos familiar. En la esquina Joan Blanques y Bruniquer encontramos la Vermutería del Tano, un bar de antaño que mantiene esa estética que tanto nos gusta.

Mesas de mármol, neveras de madera, suelo de terrazo y una enorme COLECCIÓN DE RELOJES conforman esta bodega, donde podemos ir a tomar el vermut CUALQUIER DÍA DE LA SEMANA, quedar con los amigos para charlar acompañado de un quinto, mediana o lo que se tercie, etc. Y si nos entra el gusanillo, podemos echar mano de la carta del bar, que se basa en conservas: berberechos, mejillones, boquerones, alcachofas

Bar Raïm

Nos emplazamos a uno de los barrios más carismáticos de Barcelona para visitar el BAR RAÏM, con siglos de historia a sus espaldas y MUCHO SON CUBANO en sus paredes, y es que todo él rezuma espíritu cubano, desde las fotografías que cuelgan hasta el mojito que sirven.

Hay un cartel enorme en su interior que nos cuenta que este local SE CREÓ EN 1886 con el nombre de Raïm, un dato que no deja de llamar la atención desde el 1º momento, pues no casa demasiado un bar cubano llamándose uva en catalán. Y es que todo tiene un por qué.

Bar bodega Quimet

Actualizado 7-3-2017: tras unas semanas cerrados por reformas, la bodega vuelve a abrir con nuevo horario para el fin de semana.
___________________________________

En pleno BARRIO DE GRACIA de Barcelona, nos encontramos con una antigua bodega que, por suerte para todos, ha encontrado en los hermanos Montero la forma de seguir viva, pues han sido ellos quienes decidieron adquirir el bar bodega Quimet cuando sus dueños originarios lo pusieron a la venta y, de paso, mantener la estética de antaño.

Es por eso que en el Quimet (inaugurado por primera vez en 1954) podemos encontrar los clásicos toneles con vinos a granel, las mesas de mármol con pies de forja, sillas de todo tipo, pavimento hidráulico, paredes atiborradas de botellas de vino, además de recortes de periódico que hacen referencia a este preciado local y hasta un curioso servicio que, entre otras cosas, te indica con una luz roja si está ocupado o no.

Bar Musical María

Si le preguntas a alguien de Barcelona qué barrio es el que tiene más bares y restaurantes, seguramente te responda que GRACIA, UNO DE LOS BARRIOS CON MÁS CARISMA, sino el que más, de la ciudad. No es para menos, pues sus calles estrechas, las fincas antiguas, las tiendecitas de barrio y la oferta lúdica y gastronómica le dan una vida inigualable.

Entre tanta oferta, permanece el BAR MUSICAL MARÍA, un clásico que acaba de cumplir 30 años de vida a base de mucho rock&roll. Pero, además de muy buena música de la década de los 60, 70 y 80, el local es un verdadero museo de piezas antológicas, fotografías firmadas, entradas de conciertos, etc.

Bar Sol Soler

Actualizado 19-10-2012. El horario del bar es ininterrumpido los 7 días de la semana.
______________________________________
Si hay una plaza mítica y conocida en el Barrio de Gracia de Barcelona esa es la Plaza del Sol, tan agradable y tranquila durante el día y tan movida y ruidosa -sobre todo para los vecinos- por la noche, pues es destacable la cantidad de locales de ocio de mayor o menor calidad que allí hay congregados.

Justo en una de las esquinas, algo oculto por la entrada del párquing y por una pérgola metálica, encontramos el bar Sol Soler, un pequeña joya que guarda ese look de bar antiguo, con un precioso pavimento de baldosas hidráulicas, mesas de mármol blanco con patas de hierro forjado, sillas de madera distintas y con esa pátina propia del paso de los años, etc.

Bar Casa Pagès

El Bar Casa Pagès es uno más de los muchos bares que pueblan el barrio de Gracia, que no destaca por nada en particular pero que resulta involuntariamente acogedor. El encanto del local radica en su falta de pretensión y en su aspecto añejo que ha sabido envejecer sin perder personalidad y sin sufrir grandes cambios.

Se mezcla con naturalidad una clientela mayoritariamente joven con algunos ancianos asiduos -de la quinta del dueño del local- que pasan sus despreocupadas y desocupadas tardes sentados en alguna de las mesas, aunque, para regocijo de estos “abuelos”, hay una abundante rotación de camareras (por lo visto no se estila el género masculino para estos servicios) que cumplen de forma correcta con su cometido.

La cocina abre a partir de la 21.00h y se especializa en ensaladas, tortillas, bocadillos con nombres de filósofos(?) y unas patatas bravas más que correctas aunque sin comparación posible con las del bar Tomás (las comparaciones son odiosas).