Blog

La Bodegueta d’en Miquel

La Bodegueta d´en Miquel es un pequeño y acogedor establecimiento situado en la zona de Nou Barris de Barcelona y que funciona como bar-bodega desde hace ya más de 50 años, si bien es cierto que en sus orígenes tan solo funcionaba como bodega de vinos.

Siguiendo la evolución lógica y casi invariable en la mayoría de bodeguitas de barrio, con el tiempo ha ido ampliando la gama de productos a la venta añadiendo conservas, embutidos y otros productos al uso, amén de ofrecer el consumo de los mismos en el propio local.

Cabe destacar en su regencia actual (el local ha sido traspasado en diversas ocasiones) el esmero que ponen a la hora de proponer una cuidada oferta gastronómica y que va más allá de lo que cabría esperar de una bodeguita típica sin llegar, eso sí, al nivel de un Quimet&Quimet.

La Esquinica cumple 40 años

Empezamos el año con celebraciones, algo que nos congratula, y es que el próximo MARTES 10 DE ENERO, uno de los bares más conocidos y concurridos de la ciudad de Barcelona cumplirá 40 años de existencia, aunque, actualmente, su ubicación es distinta a la original (empezaron en el Turó de la Peira).

El bar La Esquinica, como la mayoría sabréis, es famosa por sus deliciosas patatas bravas, aunque no desmerecen la chistorra, el pincho moruno, los pimientos de padrón, los tigres, las croquetas… En resumen, una carta extensa y de buena calidad que los camareros te ofrecen a diario con la seña de identidad que les caracteriza: SU ENORME SIMPATÍA.

Bar La Esquinica

Actualizado el 20-10-2012. Hemos añadido fotos nuevas y actualizado el horario, que ha cambiado.
________________________________________
Bienvenidos a La Esquinica, uno de los bares de tapas más EMBLEMÁTICOS y conocidos de Barcelona pese a su ubicación, un tanto distante de las rutas más “turísticas” o comerciales y que un servidor aún no había tenido la oportunidad de probar.

Después de oír no pocos comentarios acerca de la pérdida de calidad del local y contrarrestando la tan manida opinión de “ya no es lo que era”, he de decir que el establecimiento está a un muy buen nivel.

Exteriormente, el local no destaca por nada esencial, tiene un escaparate amplio con una gran terraza exterior y un aire a taberna clásica que corrobora la decoración interior con profusión de madera, azulejos y grandes lámparas de forja.