Blog

La Bodega (de Sants)


Los dueños de esta bodeguita de Sants (Barcelona) compraron el local allá por el año 1948, una época que nos queda tan lejana que casi se vislumbra en blanco y negro; pero ahí permanece, impertérrita y prácticamente ajena a los cambios modernos.

De planta alargada, la Bodega es sencilla en todo su concepto: una barra al entrar y unas pocas mesas al fondo, todo acompañado de unas barricas repletas de vino y unos estantes que nos muestran el género en venta: refrescos, vino, cava, licores varios, cervezas…

El extenso horario de la bodega es indicativo de que este lugar ejerce, básicamente, haciendo honor a su nombre y vendiendo vino a granel; y es que, al no tener cocina, lo único que uno se puede echar a la boca son chips, olivas y conservas varias, cosa que no parece suponer problema alguno a la fiel parroquia del local.

Bodega Escala – ahora Bodega Carlos-

Actualizado 10-09-2016: la Bodega Escala se llama ahora Bodega Carlos y el horario ha cambiado. Por lo demás, todo sigue igual.
_____________________

De paseo por el barrio de Sants de Barcelona, más concretamente en Hostafrancs, nos hemos topado con un bar-bodega-restaurante (todo en uno) que responde al nombre de ESCALA, aunque no haya más constancia de su nombre que un triste folio pegado en el cristal de la puerta de entrada.

Tanto por su aspecto exterior como por el interior, nos damos cuenta de que se trata de un establecimiento con solera que se mantiene INALTERABLE AL PASO DEL TIEMPO y que, desde luego, no sigue modas ni tendencias estilísticas más al uso.

El local es muy amplio, con multitud de mesas, TECHOS MUY ALTOS y tiene, al estilo de otras bodegas, una generosa barra de mármol junto a la cual se encuentran las no menos típicas neveras de madera y varias botas de vino para su consumo inmediato o la venta a granel.

Bar Bodega Bartolí

En pleno barrio de Sants se encuentra el Bar Bodega Bartolí, un clásico que se mantiene inalterable con el paso de los años y que desprende una ATMÓSFERA CASERA y entrañable.

Es de agradecer comprobar que establecimientos como éstos GOZAN DE BUENA SALUD y parecen mantener alejado al fantasma de la desaparición, como ha sucedido lamentablemente con otros establecimientos similares ( véase la bodega Ciurana, en el mismo barrio, o el Bar Rossellón entre otros).

El local, regentado por 2 hermanos entregados a la causa, permite degustar tapas en la barra con predominio de CONSERVAS DE CALIDAD, (amén de unas anchoas excelentes) o comer de menú con una carta casera y variada.

La Bodegueta de Cal Pep

Hace unos años, las bodegas en las que se dispensaba vino de barrica y, de paso, te hacías un vermut con combinados de la casa era algo habitual en las ciudades de media España. Hoy por hoy, por desgracia, han desaparecido la mayoría y solo quedan unas pocas BODEGAS QUE MANTIENEN EL CONCEPTO y la imagen de antaño.

La Bodegueta de Ca’l Pep es UNO DE ESOS TESOROS que todavía quedan en Barcelona, en el barrio de Sants, para ser concretos, y tengo que admitir que me cuesta creer que así sea, dado que no se encuentra en ninguna calle comercial y su clientela es, seguramente, puramente autóctona del barrio.

Sobre la DECORACIÓN INTERIOR, podríamos decir que no existe, más allá de paredes con alacenas llenas de sifones antiguos y botellas de cristal vacías y esas NEVERAS DE MADERA tan auténticas, que para ellos es meramente funcional pero para el moderniqui de turno resulta ser una pieza vintage.

El nuevo Bar Salvat

Actualizado el 11-07-2016: Jordi, al alma máter del Salvat, ya no volverá a estar al cargo de esta bodega y emprende nuevo proyecto en Sants. Esperemos que el Salvat siga manteniendo toda su autenticidad con el nuevo gerente.
____________________________________

Pasadas las fiestas navideñas BARES AUTÉNTICOS vuelve a la carga con la intención de seguir informando y de dar a conocer nuevos locales que os podamos recomendar. Sin embargo, para esta primera crónica, hemos decidido retomar un bar ya comentado con anterioridad y habitual en nuestras escapadas “gastronómicas” y que no es otro que el BAR SALVAT.

El motivo de volver a hablar de este establecimiento no es la pereza o la falta de nuevos bares (¡como alguna mente perversa pudiera pensar!) sino el hecho de que, como ya os habíamos comentado en la primera crítica, LOS 2 RESPONSABLES DEL BAR SE JUBILARON a finales del año pasado. Ardíamos en deseos de conocer a la nueva dirección de este establecimiento para comprobar los cambios que se pudieran suscitar.

Podemos decir con tranquilidad que SE MANTIENE FIEL a la línea marcada durante los años anteriores y que los nuevos responsables, amén de más jóvenes, parecen decididos a apostar por el trato cercano y la calidad del producto.

Bar Salvat

Actualización: existe un nuevo post sobre el Bar Salvat desde que cambiara de dueños. Toda la información actualizada allí.
__________________________________

El bar Salvat, ubicado en un recóndito rincón del barrio de Sants, es a las anchoas lo que el bar Tomás a las patatas bravas. Y al igual que en el caso del Tomás, poco importa si hacen otra cosa.

La combinación estrella son las anchoas (carnosas y bien sazonadas) con un plato de guindillas verdes dulces, un poco de pan con aceite y una buena cerveza negra de presión servida bien fría (el barril lo tienen en el interior de la cámara frigorífica).

El auténtico secreto de las anchoas – que sirven a lo largo de todo el día- es, sin duda, la labor de limpieza exhaustiva que realiza metódicamente uno de los dos empleados del bar. La calidad de la materia prima hace el resto.