Blog

Bar Patillas


En la ciudad de Burgos, no muy lejos del casco viejo, se encuentra un establecimiento de los que no pasan desapercibidos y que elevan el calificativo de “auténtico” a su máximo esplendor. Se hace llamar EL PATILLAS y está regentado por un personaje no menos auténtico y peculiar que responde al nombre de AMANDO. Es la tercera generación de una casta de taberneros (así es como le gusta que lo definan) y por su aspecto no cabe duda de que hace honor al nombre del local.

El bar, que exteriormente pasa casi desapercibido, es de dimensiones reducidas (no más de 40m2) pero llama poderosamente la atención por su decoración interior a base de carteles y fotos de lo más diversas que cubren en su totalidad las paredes e incluso los techos. Podemos encontrar recortes de artículos de periódicos, carteles de fiestas taurinas o populares y un sinfín de FOTOS DE CARNET – tipo fotomatón- de multitud de personas, la mayoría de ellas turistas o clientela local.