Blog

Casa Alberto


A punto de cumplir los 200 años de existencia, CASA ALBERTO es toda una institución en Madrid; ubicado en unos de los barrios más interesantes y carismáticos de la capital, funciona como taberna y como restaurante (de 13:30 a 16h y de 20 a 24h).

Casa Alberto llama la atención por muchos motivos. Su fachada rojo sangría y su letrero negro con letras doradas resalta sobre el resto, sobre todo si venimos por la calle Príncipe. Su interior recargado de molduras de madera, lámparas antiguas y fotografías o recortes de periódico transforman este lugar en un local acogedor que parece transportarte a otro siglo; quizás a 1924, cuando el dueño de entonces -Alberto de Dios- hizo la reforma que ha llegado hasta nuestros días.

Taberna La Dolores


Qué sería de Madrid sin sus tabernas, se pregunta uno cuando aterriza en la ciudad en busca de cañas de cerveza tiradas como Dios manda y de la tapa que la acompaña. Es una gozada pasear por barrios como HUERTAS y descubrir en cada calle no uno ni dos sino un sinfin de bares y bodegas, a cual más auténtico y atractivo.

En uno de estos paseos nos topamos con la TABERNA LA DOLORES, cerca del Museo del Prado y FUNDADA EN 1908. Un lugar centanario que cuenta con una parroquia fiel y autóctona, que acude con asiduidad por la familiaridad con los camareros, por sus precios razonables y porque se está a gusto.

Una gran barra preside el local, que además cuenta con paredes repletas de jarras de cerveza y un rincón al fondo con 4 mesas. Pero la fachada es lo que más llama la atención y, si bien se estila mucho en Madrid el uso del azulejo en los bares, aquí se aplica de forma distinta, en modo “trencadís”, al más puro estilo Gaudí.

Bar Casa González

En uno de los barrios con más densidad de bar por metro cuadrado de Madrid nos encontramos CASA GONZÁLEZ, un bar-tienda que llama la atención, sobre todo, por su fachada, de un encanto único y totalmente vintage. Lo que en su día fueran LOS ESCAPARATES, hoy forma parte de la distribución de las mesas, lo que da pie a estampas bucólicas desde el exterior.

Casi 100 son los años que lleva en la calle León el Casa González, aunque solo unos 20 ejerciendo como tienda y como bar. Se ve que han mantenido gran parte de la decoración original pero que lo que fuera, en su día, almacén y vivienda de los propietarios, ahora es la prolongación del bar, que empieza en la misma tienda.

Neveras de antaño, estanterías antiguas… la decoración está gratamente acompañada por una selección de vinos y productos cuidadosamente colocados, como el GRAN SURTIDO DE QUESOS que encontramos en una de las vitrinas frigoríficas.

Bar La Venencia

De visita por Madrid a la caza de más Bares Auténticos para nuestra base de datos, decidimos acercarnos hasta la Venencia, un bar que responde perfectamente a los parámetros que establecimos en el inicio de nuestra andadura. Se le podrán reprochar algunas cosas a este establecimiento (¡siempre hay variedad de opiniones, gracias a Dios!) pero no cabe la menor duda de que es un SITIO PECULIAR y bastante auténtico.

A pesar de que sus propietarios actuales lo regentan desde hace aproximadamente unos 25 años, la decoracion e idiosincracia del mismo no ha variado con respecto a sus anteriores dueños. A simple vista no llama mucho la atención, rodeado como está de la infinidad de bares de toda índole que se pueden encontrar por el BARRIO DE HUERTAS, pero, una vez cruzas la puerta, te imbuyes de un AMBIENTE A BODEGA DE PUEBLO emfatizado por el aroma a vino y el aspecto añejo y envejecido del espacio.

Café Central


El Café Central de Madrid es un ejemplo de cómo un local puede convertirse en emblemático sin llevar, necesariamente, muchísimos años abierto, adquiriendo la pátina natural de este tipo de sitios. Con 30 AÑOS a sus espaldas, se ha convertido en un referente de la capital, sobre todo en cuanto a los AMANTES DEL JAZZ se refiere.

Bien es cierto que nos sorprendió que el Café Central llevara tan “pocos” años abierto, pues el aspecto general (la fachada, la barra del bar…) denotaba que podría incluso ser centenario. La explicación radica en que los dueños han mantenido parte de lo que existía previamente, cuando aquello era una tienda de cristales y marcos. Ellos, luego, han hecho el resto.

Cuidando al milímetro la calidad de los conciertos que ofrecen a su clientela y apostando fuerte, han logrado conseguir congregar a artistas del jazz de la talla de TETE MONTOLIU, George Adams, Don Pullen, Art Farmer, Tal Farlow, Jeanne Lee, LOU BENNETT… ¡Todo un lujazo!