Blog

Bodegas Díaz-Salazar


Junto a la Catedral de Sevilla y a uno de nuestros bares favoritos de la ciudad, Casa Morales, nos encontramos la Bodega Díaz-Salazar, un bar de grandes dimensiones y espacioso en el que nos resguardamos del sofocante calor para llenarnos la tripa. Llegamos pronto y estaba vacío, así que escogimos lugar y nos dejamos aconsejar por el jefe, un tipo canoso, alto y vestido como mandan los cánones.

Así pues, una de tortillas de bacalao y una de chipirones (no se trataba de atiborrarse, que debíamos seguir la ruta de bares), dos raciones deliciosas de las cuales nos sorprendió especialmente la primera, pues esta tortilla es pequeña, finísima y crujiente, como si de unas chips se tratasen.

Casa Labra

Viajamos al Madrid del siglo XIX para encontrarnos con la apertura de Casa Labra, una estupenda taberna que, 154 años más tarde, sigue manteniendo buena parte de la esencia original, algo que sus vecinos y los turistas agradecen asistiendo en religiosa peregrinación a probar sus especialidades en bacalao.

Casa Labra es un local dividido en dos zonas, la taberna propiamente dicha y el restaurante, al cual se accede desde fuera, por una entrada lateral, o desde dentro. Pero nosotros nos vamos a centrar en la primera, que es la que nos interesa.

Con un sistema que agiliza enormemente la entrada y pedidos de los clientes, las larguísimas colas son solo un espejismo de lo que tardamos en entrar, apenas 5 minutos. Una vez en la caja de la entrada, te toca pedir y buscar un rincón donde apoyar los platillos. Su especialidad: el bacalao.