Blog

Bodega Josefa “Pepeta’s”


Nos hemos encontrado de morros con una de las bodegas más carismáticas y particulares de Barcelona, pues la Bodega Josefa (conocida también como “el Pepeta’s”) es todo un viaje al lejano oeste y una devoción clarísima al country, baile y estilo de vida que forra cada centímetro de las paredes de esta bodeguita de barrio, con gente de barrio y costumbres de barrio.

La entrada, coronada con 2 grandes banderas de Wyoming y Cataluña, es toda una declaración de intenciones que, una vez al año, además, conquista buena parte de la calle Saragossa para festejar la gran fiesta del country, aunque, como nos cuenta Jordi, dueño del pepeta’s, el pasado mes de Noviembre no se pudo realizar por falta de permisos del Ayuntamiento. Una lástima.

Bodega Escala – ahora Bodega Carlos-

Actualizado 10-09-2016: la Bodega Escala se llama ahora Bodega Carlos y el horario ha cambiado. Por lo demás, todo sigue igual.
_____________________

De paseo por el barrio de Sants de Barcelona, más concretamente en Hostafrancs, nos hemos topado con un bar-bodega-restaurante (todo en uno) que responde al nombre de ESCALA, aunque no haya más constancia de su nombre que un triste folio pegado en el cristal de la puerta de entrada.

Tanto por su aspecto exterior como por el interior, nos damos cuenta de que se trata de un establecimiento con solera que se mantiene INALTERABLE AL PASO DEL TIEMPO y que, desde luego, no sigue modas ni tendencias estilísticas más al uso.

El local es muy amplio, con multitud de mesas, TECHOS MUY ALTOS y tiene, al estilo de otras bodegas, una generosa barra de mármol junto a la cual se encuentran las no menos típicas neveras de madera y varias botas de vino para su consumo inmediato o la venta a granel.

Bar Mundial

Actualizado el 12-01-2016. Hemos añadido fotografías de nuestra última visita: chipirones, pimientos del padrón, calamar ibérico y bacalao en salsa de soja. Salimos rodando, eso sí, todo estaba riquísimo.

———————–
Escondido en el barrio del Borne de Barcelona se encuentra el emblemático bar Mundial, un clásico que lleva abierto desde 1925 y que, poco más o menos, mantiene la misma estética de antaño: suelo de terrazo, paredes alicatadas, mesas de hierro forjado… aunque también hay una parte ampliada sin ningún rigor estético pero con afán de hacer más caja.

Llama mucho la atención que el local esté forrado, casi en su totalidad, de fotografías antiguas de boxeadores e, incluso, de un mural enorme a modo de collage coloreado con más retratos de boxeadores. Preguntando, nos enteramos de que hubo una época, del 1929 al 1967, en el que aquello era un punto de encuentro de una peña de boxeadores, así que no sólo descubrimos que todo tiene un por qué sino que agradecemos que hayan optado por mantener ese look tan auténtico y carismático.

Si bien el Mundial parece ser especialista en marisco, optamos por pedir clásicos del menú, como unas patatas bravas, pimientos del padrón, una cazuelita de chistorras y, fuera de carta, un bacalao con chips de butifarra negra.