Blog

Casa Alfonso

Hace mucho que le teníamos ganas a la barra del CASA ALFONSO y, al fin, nos acercamos una tarde de verano para saborear todas las tapas que nuestro estómago nos permitiese, pues la pinta de todas ellas prometía.

Abierto DESDE 1934, la familia García, generación tras generación, ha estado al cargo de este emblemático local, declarado incluso de INTERÉS CULTURAL en la ciudad de BARCELONA ¡toma ya!

Aunque habrá sufrido mil y una remoledaciones, Casa Alfonso mantiene una estética clásica de otros tiempos, dividiendo el local en dos ambientes (uno más de bar con una pequeña charcutería y otro más de restaurante), todo ello iluminado con esquisitez, lo que provoca que tu estancia sea de lo más agradable. Si a esto le añadimos la calidad de la carta, la experiencia es aún mejor.

Bar La Pubilla del Taulat

La Rambla del Poblenou es el eje más concurrido del barrio, ya sea por lo agradable que resulta para pasear, almorzar, etc, como porque muere en la playa. Aún así, no es ahí donde podemos encontrar un bar auténtico de verdad, si bien la Horchatería Tío Ché es uno de esos locales antológicos que tanto nos gustan y que hace muy poco cumplió 100 años de existencia.

Nosotros nos estamos refiriendo al conocido LA PUBILLA DEL TAULAT, situado unas 2 calles más atrás y haciendo esquina, lo que otorga al bar 2 magníficas entradas que, además, dan mayor sensación de amplitud y claridad a este local tan chiquitín.

El tamaño no está para nada reñido con la calidad y el mimo con el que cocinan los dueños, que aprovechan una pequeña cocina que tienen para freír en el momento los chipirones, calamares o sepias que los clientes pidan, un toque muy de agradecer, la verdad.

Bodega del Poblet

La Bodega del Poblet, que así se llama el último local visitado por Bares Auténticos, ha sido sin duda UNA DE LAS GRANDES SORPRESAS hasta el momento. Seguramente, el hecho de carecer de referencias y no crear expectativas previas ha acuciado la buena impresión que nos llevamos, pero no cabe duda de que el establecimiento es más que recomendable.

Como su nombre indica, se trata básicamente de una bodega DE LAS DE TODA LA VIDA (y que por desgracia van desapareciendo), situada en pleno Eixample de Barcelona, cerca de la Sagrada Familia.

El local, que tiene una entrada pequeña, está dividio en 2 salas, una primera donde se ubica la barra y las neveras y una segunda sala donde se ubican las botas de vino, tanto en las paredes como en el suelo, a modo de mesas. Es en estas mesas y en la pequeña barra de la entrada donde se pueden degustar una AMPLIA VARIEDAD DE PLATOS Y TAPAS, desde las conservas frías hasta platos más elaborados de los que cabría esperar en una bodega.