Blog

Mesón Pachi


Situado cerca de la Plaza Mayor de Santoña se encuentra este pequeño bar que nos recuerda vagamente al Quimet & Quimet de Barcelona, no tanto por su aspecto sino por su oferta gastronómica de tapas más elaboradas de lo habitual.

El local tiene 2 entradas que dan directamente a una GENEROSA Y TRADICIONAL BARRA alargada de mármol. En la pared de fondo se encuentran los estantes y las vitrinas donde exponen los distintos productos a la venta, véase gran variedad de CONSERVAS, EMBUTIDOS, FOIE y QUESOS varios.

También disponen de multitud de pequeñas pizarras dispuestas por toda la pared y en la parte superior de la barra donde ofertan las distintas especialidades de la casa entre las que destacan las tostas de queso con anchoas, de foie, de callos de bacalao o el bonito laminado con cebolla confitada.

Bodega del Poblet

La Bodega del Poblet, que así se llama el último local visitado por Bares Auténticos, ha sido sin duda UNA DE LAS GRANDES SORPRESAS hasta el momento. Seguramente, el hecho de carecer de referencias y no crear expectativas previas ha acuciado la buena impresión que nos llevamos, pero no cabe duda de que el establecimiento es más que recomendable.

Como su nombre indica, se trata básicamente de una bodega DE LAS DE TODA LA VIDA (y que por desgracia van desapareciendo), situada en pleno Eixample de Barcelona, cerca de la Sagrada Familia.

El local, que tiene una entrada pequeña, está dividio en 2 salas, una primera donde se ubica la barra y las neveras y una segunda sala donde se ubican las botas de vino, tanto en las paredes como en el suelo, a modo de mesas. Es en estas mesas y en la pequeña barra de la entrada donde se pueden degustar una AMPLIA VARIEDAD DE PLATOS Y TAPAS, desde las conservas frías hasta platos más elaborados de los que cabría esperar en una bodega.

Bar Quimet & Quimet

Vaya por delante que el Quimet & Quimet es uno de esos bares o establecimientos de sobras conocido (sobre todo por los extranjeros armados con sus fantásticas guías) que no necesita publicidad. Y no la necesita no solamente porque la calidad sea su principal valedor sino por que apenas requiere de unas 20 personas para que el local esté a reventar. Sin duda las dimensiones del Quimet & Quimet son inversamente proporcionales a su fama.

El local ejerce de bar bodega y prueba de ello son la gran cantidad de botellas que se pueden apreciar en las paredes del local. Tienen una gran variedad de licores pero no cabe duda de que el reclamo principal son sus montaditos o combinados que realizan en la misma barra a partir de todo tipo de conservas y quesos de calidad.

El local no dispone de cocina por lo que toda la comida que sirven es fría y eso, lejos de ser una limitación, se convierte en el hecho más característico y original del local.Tienen una buena variedad de montaditos: de salmón, de mojama, de foie…y 3 clases de combinados: de marisco, vegetal y de carne.