Blog

Bar Bodega Ca’l Pep

En el barrio de Gracia de Barcelona, en pleno centro de la ciudad, podemos encontrar una de las mayores ofertas de ocio, comercios y restaurantes en relativamente pocos quilómetros cuadrados. Es un barrio muy heterogéneo donde se mezclan, con naturalidad, gente joven, turistas y vecinos de toda la vida que disfrutan de la desenfrenada vida social en sus innumerables plazas y calles peatonales.

En la parte alta de una de sus calles más emblemáticas (Verdi) se encuentra una discreta bodega de nombre CA´L PEP que lleva en marcha desde hace MAS DE 80 AÑOS y que sigue dando amparo a los vecinos de la zona.

Es un local de los de toda la vida, fuera del circuito más turístico o comercial, que acoge parroquianos habituales, mucho de ellos también de toda la vida y que ha sufrido pocos cambios estéticos desde su apertura.

La Bodegueta d’en Miquel

La Bodegueta d´en Miquel es un pequeño y acogedor establecimiento situado en la zona de Nou Barris de Barcelona y que funciona como bar-bodega desde hace ya más de 50 años, si bien es cierto que en sus orígenes tan solo funcionaba como bodega de vinos.

Siguiendo la evolución lógica y casi invariable en la mayoría de bodeguitas de barrio, con el tiempo ha ido ampliando la gama de productos a la venta añadiendo conservas, embutidos y otros productos al uso, amén de ofrecer el consumo de los mismos en el propio local.

Cabe destacar en su regencia actual (el local ha sido traspasado en diversas ocasiones) el esmero que ponen a la hora de proponer una cuidada oferta gastronómica y que va más allá de lo que cabría esperar de una bodeguita típica sin llegar, eso sí, al nivel de un Quimet&Quimet.

Taverna Can Margarit

En pleno corazón del Barrio de Poble Sec de Barcelona, en el extremo superior de la calle de la Concòrdia, se encuentra la “Taverna Can Margarit”, un establecimiento que destaca por su ASPECTO INTERIOR y también por una oferta gastronómica muy ecléctica y casera que abarca desde platos típicos de la cocina catalana hasta platos más propios del Sur de España.

El local llama la atención ya desde el exterior por su amplia y vieja puerta de madera de color rojizo que, una vez atravesada, da lugar a una amplia sala de techos muy altos, repleta de barricas de vino, que funciona a modo de sala de espera y en la cual te invitan a servirte, de forma gratuita, los VASITOS DE VINO que tengas a bien degustar para hacer más amena dicha espera.

La sala dispone da algunas mesitas y tiene una estética rústica a base de GRANDES VELAS, tinajas, barriles y la imprescindible NEVERA DE MADERA propia de las bodegas añejas.

Bodega L’Avi Manel


Actualizado el 27-7-2015. La bodega ha cerrado.
_________________________

Después de unas semanas poco productivas en la búsqueda de nuestros bares auténticos, hemos reiniciado nuestra actividad y hemos visitado una bodega situada en pleno Eixample de Barcelona. Se trata de la Bodega de l´Avi Manel y, como su nombre indica, es un pequeño establecimiento que funciona como bar y también como tienda-bodega, con sus vinos en BARRICAS DE MADERA.

El aspecto general es de un LOCAL AÑEJO pero bien conservado, no muy amplio pero con techos altos y que invita a sentarse en una de sus típicas mesas hechas con barriles de vino.

Sin duda, lo más característico, además de las ya citadas barricas repletas de vino, es la gran nevera ,también de madera, que preside solemnemente el espacio. Posiblemente, sea una de las más grandes que hayamos visto en ningún otro local y está en un muy buen estado; una nevera preciosa con muchísimas puertas y seguro que mucha historia en su interior.

Al fondo del establecimiento se encuentra una pequeña vitrina mostrador donde se exponen los productos a la venta- no es la más lucida en cuanto a oferta ni aspecto general del género- y una pequeña barra a continuación. A modo de trastienda. se encuentra la cocina–almacén que queda parcialmente a la vista de los clientes.

La Bodega (de Sants)


Los dueños de esta bodeguita de Sants (Barcelona) compraron el local allá por el año 1948, una época que nos queda tan lejana que casi se vislumbra en blanco y negro; pero ahí permanece, impertérrita y prácticamente ajena a los cambios modernos.

De planta alargada, la Bodega es sencilla en todo su concepto: una barra al entrar y unas pocas mesas al fondo, todo acompañado de unas barricas repletas de vino y unos estantes que nos muestran el género en venta: refrescos, vino, cava, licores varios, cervezas…

El extenso horario de la bodega es indicativo de que este lugar ejerce, básicamente, haciendo honor a su nombre y vendiendo vino a granel; y es que, al no tener cocina, lo único que uno se puede echar a la boca son chips, olivas y conservas varias, cosa que no parece suponer problema alguno a la fiel parroquia del local.

Bar La Venencia

Bar La Venencia

De visita por Madrid a la caza de más Bares Auténticos para nuestra base de datos, decidimos acercarnos hasta la Venencia, un bar que responde perfectamente a los parámetros que establecimos en el inicio de nuestra andadura. Se le podrán reprochar algunas cosas a este establecimiento (¡siempre hay variedad de opiniones, gracias a Dios!) pero no cabe la menor duda de que es un SITIO PECULIAR y bastante auténtico.

A pesar de que sus propietarios actuales lo regentan desde hace aproximadamente unos 25 años, la decoracion e idiosincracia del mismo no ha variado con respecto a sus anteriores dueños. A simple vista no llama mucho la atención, rodeado como está de la infinidad de bares de toda índole que se pueden encontrar por el BARRIO DE HUERTAS, pero, una vez cruzas la puerta, te imbuyes de un AMBIENTE A BODEGA DE PUEBLO emfatizado por el aroma a vino y el aspecto añejo y envejecido del espacio.

Celler Miquel


Actualizado 23-7-2016: hemos añadido fotos de algunas de las exquisiteces que prepara la nuera del dueño.
________________
En la parte derecha del Eixample barcelonés, no muy lejos de la famosa SAGRADA FAMILIA, hemos descubierto una pequeña bodega que responde al nombre de Celler Miquel y que lleva 34 años regentado por el mismo dueño.

De pequeñas dimensiones pero suficientemente expuesta al público a través de su entrada y amplio escaparate, se nos muestra en primera instancia como una típica tienda de licores y vinos al por mayor de las de toda la vida; como una genuina bodeguita de barrio. Sin embargo, en una segunda y más precisa ojeada, podemos apreciar -a modo de altar- un CURIOSO Y AÑEJO MOSTRADOR de elaboradas molduras, colocado sobre una tarima de madera, donde se expone una pequeña pero seleccionada variedad de tapas o aperitivos.

Desde esta posición privilegiada, el dueño te puede ofrecer aceitunas rellenas (de forma artesanal) de pimiento o anchoas, unos tacos de salmón marinado con piñones, variedad de conservas, salchichón de Vic o unas sardinas en vinagre entre otras cosas. El aspecto de todo lo expuesto es limpio, cuidado y muy apetecible.

Bodegas Castañeda

Seguimos en GRANADA para visitar las BODEGAS CASTAÑEDA, un bar por todos conocido por sus años de existencia, por sus generosas tapas gratuitas, por el encanto del lugar… y es que Bodegas Castañeda reúne muchas de las características necesarias para ser auténtico de verdad.

Con una estética típica de la zona, podemos ver jamones colgando encima de la barra, el busto de un toro presenciando todo lo que allí dentro acontece, barricas de vino… todo ello “adornado” por un ejército de camareros, todos varones, debidamente uniformados con el traje clásico de camarero: pantalones negros y camisa blanca de manga corta.

Muchas veces, en conversaciones nuestras e, incluso, en artículos aquí escritos, hemos comentado cómo LA PROFESIÓN DE CAMARERO SE ESTÁ PERDIENDO por varios motivos pero, principalmente, porque hoy en día nadie aspira a ser camarero y, seguramente, tampoco se paga como se debiera. Pues bien, tras visitar varias ciudades del sur de España en nuestra Ruta, podría decir que es por esas tierras donde todavía encontramos bastantes profesionales del sector, que saben lo que hacen pero, además, lo hacen con mucha educación y simpatía; en definitiva, respetando al cliente y transmitiendo su pasión por la profesión.

Bodegas La Mancha


Abierto desde 1958, nos encontramos el bar BODEGAS LA MANCHA, escondido en una calle algo estrecha y poco transitada por el peatón, a pesar, eso sí, de que está ubicada en todo el meollo de la ruta del tapeo de GRANADA.

Sus años de historia le han servido para instaurarse como un clásico para los granaínos, al cual acuden, sobre todo, para probar sus bocadillos y sus vinos. Además, cuentan con una carta de tapas y raciones, opción por la que optamos nosotros.

La estética es la típica de bodega que podemos encontrar por estas tierras, paredes alicatadas con motivos geométricos, jamones colgados del techo… aunque aquí hay algo que llama la atención y es SU FACHADA, totalmente de madera y tallada hasta el último milímetro, incluyendo el propio nombre del bar; digna de ver, sí señor.