Los bares

  • Café Iruña – Bilbao Nos paramos hoy en uno de los cafés más antiguos y centenarios de Bilbao, el Café Iruña, que fue inaugurado un 7 de Julio de 1903 (¡acaba de cumplir 111 años!) en la calle Berástegui, número 4, frente a los Jardines de Albia. Una fachada amplia y acogedora nos invita a un espacio interior de lo más curioso, pues la zona de bar, donde tenemos una barra en forma de "U", tiene en sus paredes azulejos que nos dibujan marcos y anuncios de licores de lo más curiosos y atractivos. Sería, quizás, una decoración más propia de cualquier bar de Sevilla o Granada que del pleno centro de Bilbao.
  • Caves i Vins J. Pujol Cogimos la moto y nos fuimos a la vecina y desconocida Cornellà para visitar una bodega que unos amigos de Facebook nos habían recomendado. En pleno casco antigüo y haciendo esquina nos encontramos CAVES I VINS J. PUJOL, un establecimiento con una fachada de rótulo añejo y botellas de vino en vitrina que no hacía presagiar, en absoluto, lo que nos íbamos a encontrar dentro. Lo que hasta hace relativamente poco era una sencilla y bucólica tienda de vinos a granel se ha ampliado y convertido en una gran bodega repleta de barricas de vino de todos los tamaños y formas, distribuidas por todo un espacio enorme y diáfano en cuyos detalles se aprecian los CASI 100 AÑOS DE VIDA del local.
  • La Bodeguita sin nombre o «El Palas» Aconsejados por nuestros amigos del Mugi (leer post anterior) nos dirigimos en busca de la que, según ellos, es de las pocas bodegas o bares realmente auténticas que quedan en la ciudad de Bilbao. Curiosamente, se encuentra en la misma calle, cosa nada extraña teniendo en cuenta la gran densidad de bares que hay en dicha arteria de ocio como es la calle Licenciado Poza y no nos costó mucho encontrarla; y eso, a pesar de que dicha bodega no tiene ningún cartel o letrero en la fachada que ayude a identificarla. La razón de esa ausencia la supimos con posterioridad degustando una cerveza y charlando con Ione, su propietaria, que al igual que en el caso del Mugi, es ya la tercera generación que regenta el local. Son ya MÁS DE 60 AÑOS dando servicio a la parroquia local, que sigue fiel a su cita en esta emblemática y a la vez discreta taberna, que nació sin nombre y así sigue a pesar de que algunos la apodan “EL PALAS”, como simpática metáfora y referencia a su “ostentosa” decoración.
  • Chiringuito Marítim Bar Ya tenemos aquí el buen tiempo y, como es de rigor, el cuerpo te pide terraza, caña y aperitivo; y si es frente al mar, mejor que mejor. Por eso, qué mejor que hablar de chiringuitos auténticos como el que hoy tenemos aquí: EL MARITIM, en Cadaqués. Quién no conoce Cadaqués, tierra de tramontana y artistas tan famosos como SALVADOR DALI. El pueblo, de perfil pesquero, es un reclamo, sobre todo, para franceses y barceloneses, que acuden en masa en vacaciones y, si bien la oferta gastronómica no es nada desdeñable, quedan muy poquitos bares de toda la vida.
  • Old Town Ale House – Chicago Old Town Ale House Acabamos nuestro tour por la fantástica Chicago visitando el Old Town Ale House, el pub más irreverente de todos los que hemos visto en la ciudad. Situado en la parte norte de la zona centro (interesante barrio, por cierto) este pub asoma en una esquina de West North con su fachada de madera cuadriculada y un toldo que anuncia su fecha de nacimiento: 1958. Si bien pudiera pasar desapercibido al pasear por la zona, no hay más que entrar para darse cuenta al instante de que este bar es muy distinto al resto. Con una luz bastante escasa, el ambiente interior está saturado de todo tipo de objetos y, sobre todo, de CUADROS MUY SUBIDOS DE TONO que te obligan a hacer un repaso de las 4 paredes mientras te preguntas de dónde habrá sacado esta gente estas pinturas.
  • Bar Café Royal Pasear por Figueres (Girona) es tropezar constantemente con SALVADOR DALI, artista controvertido y excéntrico que cultivó una manera de ver y vivir la vida única. Museos aparte, la ciudad alberga en su corta Rambla un bar de toques modernistas que está a punto de cumplir su primer centenario y no con pocos problemas. El BAR CAFÉ ROYAL se inauguró en 1917 en la esquina de la Rambla con Sant Pau; un espacio amplio y diáfano que mezcla pinceladas modernistas con mobiliario que nos evoca cierta época colonial.
  • John Barleycorn – Lincoln Park- Chicago Seguimos en Chicago, visitando bares emblemáticos, y hoy toca el turno del pub John Barleycorn, ubicado en una de las mejores zonas de la ciudad: calles meramente residenciales, tiendas de marcas de ropa carísimas, etc. Un barrio precioso y tranquilo en el que encontramos un magnífico edificio que data del año 1890 y en cuyos bajos está el John Barleycorn original (ya hay 3 en Chicago). Denominado como "sports bar", no faltan los televisores en los que emiten mucho partido de baloncesto universitario, un asunto que vemos que abunda en la ciudad; al igual que la considerable cantidad de tiradores de cerveza, muchas de ellas artesanas, como es el ejemplo de la LAGUNITAS IPA, que se suele encontrar en los bares de Chicago como aquí podemos ver la Guinness o la Heineken.
  • The Green Door Tavern – Chicago En nuestro periplo por la ciudad del viento hemos hecho parada obligatoria en uno de sus establecimientos más antiguos y emblemáticos. Estamos hablando de The Green Door Tavern que, haciendo plena justicia a su nombre, se caracteriza en su parte exterior por la pintura verde presente en toda su estructura y, claro está, en su puerta de acceso. El local SE FUNDÓ EN 1872, justo un año después del famoso incendio de 1871 que arrasó gran parte de la ciudad y fue uno de los pocos edificios que aún se construyeron en madera puesto que, poco después y a consecuencia del incendio, se prohibieron este tipo de construcciones.
  • White Palace Grill – Chicago Quedan aún en la ciudad de Chicago unos poquitos diners, esos bares-restaurantes tan típicos de Estados Unidos y tan emblemáticos en la ruta 66 (aunque algunos son de pega), que se caracterizan por una estética ochentera, con alicatados en forma de damero y colores vivos, con carteles de neón, camareras de uniforme blanco y cafetera en mano, grandes cristaleras en su fachada... y comida edulcorada y grasienta, a poder ser. Un amigo que residió en esta preciosa ciudad durante muchos años nos indicó el WHITE PALACE GRILL como visita ineludible. Ahí que fuimos, madrugando mucho y luchando contra el viento helador para ir a desayunar a un clásico diner. El menú estaba claro: hectolitros de café americano, panqueques de guarnición y un primer plato hipercalórico para afrontar la larga jornada que nos esperaba.
  • Billy Goat Tavern – Chicago ¡Nos vamos a Chicago! Y lo hacemos visitando sus bares más antiguos y auténticos, empezando por el que, seguramente, tenga en la ubicación su más extraña particularidad. La hamburguesería BILLY GOAT TAVERN se encuentra en el centro y debajo del Michigan Avenue, una de las calles del barrio empresarial y que se eleva en uno de sus tramos para que otra calle le cruce por debajo. Justo ahí, bajando unas escaleras, se encuentra este emblemático local, que abrió sus puertas en 1964, aunque EL ORIGINAL NACIÓ YA EN 1934 cerca del Estadio de los Chicago Bulls. Para darle todavía más carácter de "antro", la fachada lúgubre e iluminada con letreros de neón tiene una entrada en la que todavía hay que bajar más escaleras para encontrarte, al fin, en el bar. Una vez dentro, hay dos espacios separados por una barra central presidida por el camarero más carismático del lugar y que pronto identificaréis, pues es quien da identidad a uno de los carteles que presiden la fachada: Cheezeborger, cheezeborger!!
  • Bodegas Almau Viajamos a Zaragoza para visitar una de las bodegas más antiguas de la ciudad, Bodegas Almau, situada en una de las calles más conocidas y concurridas de la ciudad por su oferta gastronómica y de ocio: "EL TUBO". Inaugurada en 1870 y con algunas reformas a sus espaldas, este bar destaca por su amplia oferta de vinos, más en botella que a granel, y que abarrota gran parte del interior, una imagen que nos recuerda ligeramente al bar Quimet & Quimet de Barcelona. En cuanto a la oferta gastronómica, son los pinchos del mostrador la oferta del día, entre los que podemos destacar el de TORTILLA DE PATATAS - realmente delicioso- y las CROQUETAS DE JAMÓN. Lo demás, pecaba de exceso de pan, a nuestro parecer.
  • Bodega Antigua Casa Paricio Por fin, y después de 3 tentativas fallidas por motivos diversos, hemos visitado la Bodega Antigua Casa Paricio de Zaragoza. Era alta la expectación después de habernos informado por internet en su página web y, desde luego, no nos ha defraudado lo más mínimo. El local, que está situado no muy lejos de la basílica del Pilar y de la zona céntrica de bares, aunque no está en el epicentro de la marea de ocio, tiene el aspecto más CLÁSICO Y ACOGEDOR que se le puede pedir a la típica bodeguita de barrio de toda la vida; esas que tanto nos gustan y que invitan indefectiblemente a entrar, pedirse unas anchoas y un vermut y disfrutar de la estancia.
  • Bar Bodega Balmes Actualización 12-01-2016: la bodega ha reabierto con nuevo look y nueva carta. ________________________ Como creadores de esta humilde plataforma de BARES AUTENTICOS nos encontramos en muy pocas ocasiones con establecimientos que, reuniendo perfectamente los requisitos de nuestro filtro, no desean formar parte de nuestra plataforma divulgativa. Es una situación un tanto contradictoria pero a la vez muy fiel al espíritu indomable y genuino que tanto defendemos desde este blog. Es por eso que esa dicotomía nos conduce a una situación un tanto paradójica: nos encanta y reafirma en parte en nuestra propuesta el hecho de que un establecimiento no requiera de ningún estímulo propagandístico ni publicitario (venga de quien venga) y a la vez nos entristece el no poder dar parte de nuestros pequeños descubrimientos al gran público. Este dilema se nos presentó por primera vez en Madrid con el bar La Venencia, del cual dimos parte en un post anterior y en el cual respetamos la voluntad de sus propietarios de no publicar fotos, si bien pudimos dar nuestra opinión y recomendaciones como un cliente cualquiera.
  • El Celler d’en Frank Petersen En Barcelona, en el Raval más cerrado y racial, se esconde una bodega regentada por un señor llamado Armando, simpático y distendido, que atiende a los pocos clientes que caben en este pequeño local, en cuyo espacio cuadrado se ubican la barra cerámica a la derecha, las antigüas neveras de madera al fondo y unas pocas mesas con sus respectivos taburetes. Si bien está abierto todo el día, parece que lo que más se tercia en este lugar es pasarse el rato tomando cervezas y, cuando la gusa asoma, pedirse unas raciones de embutidos y/o queso con su pan con tomate y aceite, que eso nunca puede faltar.
  • Bar Bodega Ca’l Pep En el barrio de Gracia de Barcelona, en pleno centro de la ciudad, podemos encontrar una de las mayores ofertas de ocio, comercios y restaurantes en relativamente pocos quilómetros cuadrados. Es un barrio muy heterogéneo donde se mezclan, con naturalidad, gente joven, turistas y vecinos de toda la vida que disfrutan de la desenfrenada vida social en sus innumerables plazas y calles peatonales. En la parte alta de una de sus calles más emblemáticas (Verdi) se encuentra una discreta bodega de nombre CA´L PEP que lleva en marcha desde hace MAS DE 80 AÑOS y que sigue dando amparo a los vecinos de la zona. Es un local de los de toda la vida, fuera del circuito más turístico o comercial, que acoge parroquianos habituales, mucho de ellos también de toda la vida y que ha sufrido pocos cambios estéticos desde su apertura.