Blog

Taverna Can Margarit

En pleno corazón del Barrio de Poble Sec de Barcelona, en el extremo superior de la calle de la Concòrdia, se encuentra la “Taverna Can Margarit”, un establecimiento que destaca por su ASPECTO INTERIOR y también por una oferta gastronómica muy ecléctica y casera que abarca desde platos típicos de la cocina catalana hasta platos más propios del Sur de España.

El local llama la atención ya desde el exterior por su amplia y vieja puerta de madera de color rojizo que, una vez atravesada, da lugar a una amplia sala de techos muy altos, repleta de barricas de vino, que funciona a modo de sala de espera y en la cual te invitan a servirte, de forma gratuita, los VASITOS DE VINO que tengas a bien degustar para hacer más amena dicha espera.

La sala dispone da algunas mesitas y tiene una estética rústica a base de GRANDES VELAS, tinajas, barriles y la imprescindible NEVERA DE MADERA propia de las bodegas añejas.

Cafè de l’Òpera

Ochenta y tres son los años que acompañan al Café de la Ópera, emblemático local situado en una de las calles más transitadas del mundo: Las Ramblas de Barcelona, y justo enfrente del Gran Teatro del Liceo. No es de extrañar, entonces, que sus 4 paredes nos hablen de la historia de UNA BARCELONA DEL SIGLO XVIII, cuando aquél era el punto de partida de muchos carruajes a ciudades como Zaragoza o Madrid.

Más tarde, en pleno siglo XIX y a raíz de la construcción del Liceo, lo que fuera una tasca SE CONVIRTIÓ EN UNA CHOCOLATERÍA de decoración vienesa cuyos delicados espejos se conservan hoy día, además de otros detalles decorativos.

Actualmente, el Café de la Ópera es un bar-restaurante al que acudir, tanto para DESAYUNAR como para MERENDARSE un suizo con churros (lo que hicimos nosotros) o, incluso, para ir a COMER O CENAR, y es que su holgado horario permite esto y mucho más.

Bar Marsella

En Barcelona, como en tantas otras ciudades del país, existen una serie de locales que SOBREVIVEN AL PASO DEL TIEMPO y que podríamos catalogar de grandes clásicos. El Bar Marsella, que es el que nos atañe en esta crónica, es sin duda uno de estos locales.

Inmune a todos los cambios que ha sufrido el barrio del Raval, históricamente uno de los más canallas y actualmente bastante más ecléctico, el local pasa bastante desapercibido a primera instancia.

El bar ha sido REFUGIO NOCTURNO de multitud de artistas y gente de lo más variopinta, desde finales del siglo XIX hasta ahora, y se mantiene inalterable en su concepto y oferta.

Bodega Escala – ahora Bodega Carlos-

Actualizado 10-09-2016: la Bodega Escala se llama ahora Bodega Carlos y el horario ha cambiado. Por lo demás, todo sigue igual.
_____________________

De paseo por el barrio de Sants de Barcelona, más concretamente en Hostafrancs, nos hemos topado con un bar-bodega-restaurante (todo en uno) que responde al nombre de ESCALA, aunque no haya más constancia de su nombre que un triste folio pegado en el cristal de la puerta de entrada.

Tanto por su aspecto exterior como por el interior, nos damos cuenta de que se trata de un establecimiento con solera que se mantiene INALTERABLE AL PASO DEL TIEMPO y que, desde luego, no sigue modas ni tendencias estilísticas más al uso.

El local es muy amplio, con multitud de mesas, TECHOS MUY ALTOS y tiene, al estilo de otras bodegas, una generosa barra de mármol junto a la cual se encuentran las no menos típicas neveras de madera y varias botas de vino para su consumo inmediato o la venta a granel.