Blog

Café La Granja – Bilbao


Nos encontramos en Bilbao, en uno de los locales más emblemáticos y antiguos de la ciudad: el Café La Granja. Inaugurado el 31 de Julio de 1926, este gran café se concibió al estilo de los grandes cafés franceses de la época y todavía hoy mantiene esa estética, que lo hace tan particular y auténtico.

La Granja cuenta con un amplio espacio de techos altos como sala principal, en el que vemos la gran barra de madera a la derecha y la zona de asientos a la izquierda, todo decorado con molduras de madera y tapizados, y un par de espacios al final (custodiando la salida de atrás del bar) más pequeños a la par que íntimos; dos rincones perfectos para confidencias a pesar del ruido ambiental.

Café Iruña – Bilbao


Nos paramos hoy en uno de los cafés más antiguos y centenarios de Bilbao, el Café Iruña, que fue inaugurado un 7 de Julio de 1903 (¡acaba de cumplir 111 años!) en la calle Berástegui, número 4, frente a los Jardines de Albia.

Una fachada amplia y acogedora nos invita a un espacio interior de lo más curioso, pues la zona de bar, donde tenemos una barra en forma de “U”, tiene en sus paredes azulejos que nos dibujan marcos y anuncios de licores de lo más curiosos y atractivos. Sería, quizás, una decoración más propia de cualquier bar de Sevilla o Granada que del pleno centro de Bilbao.

La Bodeguita sin nombre o “El Palas”

Aconsejados por nuestros amigos del Mugi (leer post anterior) nos dirigimos en busca de la que, según ellos, es de las pocas bodegas o bares realmente auténticas que quedan en la ciudad de Bilbao.

Curiosamente, se encuentra en la misma calle, cosa nada extraña teniendo en cuenta la gran densidad de bares que hay en dicha arteria de ocio como es la calle Licenciado Poza y no nos costó mucho encontrarla; y eso, a pesar de que dicha bodega no tiene ningún cartel o letrero en la fachada que ayude a identificarla.

La razón de esa ausencia la supimos con posterioridad degustando una cerveza y charlando con Ione, su propietaria, que al igual que en el caso del Mugi, es ya la tercera generación que regenta el local. Son ya MÁS DE 60 AÑOS dando servicio a la parroquia local, que sigue fiel a su cita en esta emblemática y a la vez discreta taberna, que nació sin nombre y así sigue a pesar de que algunos la apodan “EL PALAS”, como simpática metáfora y referencia a su “ostentosa” decoración.