Blog

El Rey de la Cerveza – Ale Antigua (Review)


El programam de hoy habla de CERVEZAS HISTÓRICAS, de viajar al origen de la creación de la misma, por ello, Sam Calagione viaja a Egipto, a indagar entre los jeroglíficos de las pirámides, donde existe el testimonio más antiguo de la elaboración de la cerveza.

Con la idea de elaborar un brebaje fiel al original, Sam buscará la LEVADURA SALVAJE típica de esas tierras haciendo varias capturas entre campos de cultivo y palmeras de dátiles. Las muestras se llevan a un laboratorio de Bélgica que, días después, confirmará que han encontrado levadura de la cerveza. Por otro lado, acude al mercado de especias de El Cairo para buscar «nuevas sensaciones» a añadir a la Ta Henket. Y, por último, añaden pan de farro, un producto muy consumido por los antiguos egipcios y con el que, al parecer, elaboraban ellos cerveza.

Por otra parte, en Dogfish Head toca realizar la partida anual de la CHATEAU JIAHU, una de sus rarezas y cuya receta es lo más fiel posible a la original japonesa, de hace unos 7000 años de antigüedad. Entre sus ingredientes encontramos el arroz de sake, miel y el jugo de uva moscatel.

El Rey de la Cerveza – Punkin & Portamarillo (Review)


En el programa de hoy de EL REY DE LA CERVEZA hemos conocido la cerveza PUNKIN ALE, una variedad hecha con calabaza que ideó el propio Sam Calagione cuando solo era un aficionado con un garaje en el que hacer brebajes y demás experimentos. Tal es su éxito que muchas otras cerveceras han copiado su idea y, aún así, toda la producción de Punkin Ale, que sólo se elabora en otoño, está vendida incluso antes de salir de Dogfish Head.

En esta partida, por eso, los chicos detectan un problema muy grave que echa a perder varios palets de Punkin Ale, y es que el proveedor ha entregado botellas de rosca y no del tipo que ellos usan. Una vez más, da un pena horrible ver cómo litros de preciado oro líquido se va por el desagüe. Aún así, Sam revisa las botellas que ya estaban empaquetadas y, a pesar de que los análisis confirman que la calidad es excelente y que el «modelo rosca» no produce fugas, decide no arriesgarse y regala una caja a cada uno de sus empleados ¡toma regalazo!

Por otra parte, um amigo neozelandés de Sam, Luke, le propone idear una cerveza nueva para la BEERVANA, el evento más importante de Nueva Zelanda y que en esta edición la temática es «productos de la tierra». Se deciden por incorporar, básicamente, el tamarillo, que es una especie de tomate un tanto ácida, típica en el país aunque originario de los Andes, Perú, Colombia, Chile, Ecuador y Bolivia.

El brebaje final incluye, además, azúcar moreno brasileño y agua y lúpulo neozelandeses, más todos los ingredientes clásicos. Parte de la fase de fermentación se realizará durante el viaje a Nueva Zelanda, pues andan algo justos de tiempo, para variar.

El Rey de la Cerveza – Grain to Glass (Review)

Discovery Channel ha decidido saltarse el orden de los capítulos de EL REY DE LA CERVEZA, así que en vez de viajar a Nueva Zelanda, nos quedamos en la FÁBRICA DOGFISH HEAD para seguir experimentando con cervezas atrevidas para gente excéntrica.

Parece que Sam Calagione está más que acostumbrado a que gente de todas las profesiones le lleven cosas raras a la fábrica para que haga cerveza artesana con ellas y así es como hoy vemos que los surferos de Grain han decidido aprovechar los recortes y astillas de sus tablas de surf o, más bien, han decidido que Sam saque provecho de ellos. Él, claro, encantado.

En el departamento de control de calidad realizan varias pruebas, filtrando en virutas de cedro 3 cervezas muy distintas de la fábrica. Parece que la cosa promete…

Mientras tanto, el programa nos habla de la 120 MINUTES IPA, la cerveza más especial de Dogfish Head por su desmedida cantidad de ingredientes y el largo tiempo de fermentación (su coste es de unos 8 €). Los catadores han detectado que el lote actual sabe distinto, como más dulce, lo que hace saltar las alarmas en el equipo. Tras varias pruebas con la levadura y después de reuniones varias, deciden que dicho lote no se puede recuperar, por lo que toman la difícil decisión de tirar a la basura 400.000 euros en cerveza. Ahí es nada.