Blog

Bar El Velódromo

Interior del bar El Velodromo

Actualizado el 8 de Diciembre de 2011 con vídeo ambiente.
—————————————————–
¡El Velódromo ha vuelto! Otro bar clásico del tapeo de Barcelona que resucita de la mano del cocinero Carles Abellán sin perder un ápice de su encanto. Cierto que las pretensiones culinarias de la nueva gestión han aumentado, como cabía esperar, y la inversión realizada ha valido la pena. La carta es amplia y variada aunque sin duda uno de los puntos fuertes de este local es el amplio horario de la cocina; se puede comer desde primera hora de la mañana hasta altas horas de la madrugada.

Valor añadido para los nostálgicos es el hecho de que este establecimiento haya vuelto a abrir sus puertas tantos años después de su clausura y que se haya mantenido con tanta fidelidad su aspecto original, aunque eso sí, con un aire más formal.

El único inconveniente, que ya arrastra de su etapa anterior, es el hecho de que no disponga de una barra más amplia en la que poder sentarse a leer el periódico o consumir cualquiera de los platos que sirven en las mesas. Eso sí, el local es amplio y salvo horas punta, no resulta difícil encontrar mesa.

Cervecería El Vaso de Oro


Actualizado 21-02-2014: hemos actualizado el horario de apertura.
________________________________

El Vaso de Oro es, entre otras muchas cosas y tal y como reza su lema, el «manantial de la cerveza». Sin duda la cerveza de tirador es exquisita, ya sea rubia o tostada, y los camareros la tiran como Dios manda (¡si es que Dios manda algo!). Te la sirven en jarra o en unos prácticos vasos de cristal de diseño propio y a los que denominan «filo».

Este bar-cervecería está situado en plena zona turística de la Barceloneta y, pese a no estar en primera línea, los turistas no son ajenos al local aunque la mayoría de la clientela sigue siendo autóctona.

El local es muy estrecho y nada más entrar te das de bruces con la gran barra alargada que va de punta a punta del local y que separa 2 pequeñas zonas habilitadas con mesas. Lo habitual, sin embargo, es comer de pie en la barra.