Bar Tomás de Sarrià

Si hablamos de patatas bravas, sólo podemos pensar en un sitio: Bar Tomás, el Tomás, Can Tomás… lo que sea, pero este bar de Sarrià (Barcelona) es mundialmente famoso por eso mismo, las bravas.

Qué decir de las bravas del Tomás; pues que son sencillamente deliciosas, ideales, perfectas… todo un regalo de los dioses que, por mucho que quieras, nunca te cansas; y, encima, hacen para llevar ¿se puede pedir más? Pues, hombre, hay algunas cosas mejorables en el Tomás pero, como dirían en la película Snatch: Cerdos y Diamantes: “¿y a quién coño le importa?”

Porque las croquetas no matan, la ensaladilla rusa tiene días y los camareros, aunque mayormente simpáticos y diligentes, quedan eclipsados por ese señor de pelo canoso que siempre te habla como si le acabaras de despertar de una plácida siesta; señor que se llama Quique y que, desgraciadamente, ya hace unos añitos que se jubiló.

Bar Tomás de Sarrià patatas bravas Bar Tomás de Sarrià 4 Bar Tomás de Sarrià 2

En cuanto al bar en sí, consta de una pequeña terraza con 3 mesas (siempre a rebosar) y los fines de semana es directamente imposible acercarse en las horas punta. Entre semana, la cosa no mejora demasiado, pues os puedo prometer que he visto a gente sentada en la terraza del bar, media hora antes de que abrieran, por tal de pillar sitio.

La espera, aún así, merece la pena, pues como dijo una amiga australiana, super fan de las patatas bravas:

Probably, the best bravas in the world!

Bar Tomás
Major de Sarrià, 49
De Lunes a Sábado, de 12 a 16 y de 18 a 22h.
Cierra los Domingos y festivos