Bodega La Ardosa Madrid

Visitamos una de los bares más famosos de Madrid y es que la Bodega La Ardosa es protagonista, no sólo en el barrio de Malasaña sino en casi todas de las guías de Madrid y blogs de viajes y gastronomía. Y la verdad es que no es para menos, pues solamente las características de este sitio invitan a entrar y pasar un rato observando sus repletas paredes, la estética general del bar y otras cosas curiosas, como es el hecho de tener una sala detrás a la cual se accede (al igual que a los aseos), únicamente, pasando por debajo de la barra, lo que da pie a situaciones divertidas y caras de desconcierto; como las nuestras, por ejemplo.

Pero hablemos de lo importante: la pitanza. Siendo la hora de comer, nos explayamos a la hora de pedir: croquetas de jamón, salmorejo cordobés, empanada de atún y ración de CECINA, todo ello espectacularmente rico, siendo la cecina la mejor que hemos probado hasta la fecha. El salmorejo estaba delicioso y el pincho de tortilla -prácticamente crudo- , una delicia para el paladar.

La historia de la Bodega La Ardosa se remonta a 1892

Si a todo esto le añadimos el detalle de que sirven piononos de Santa Fe (típico y famosísimo pastelito de la provincia de Granada), no nos queda otra que asegurar que la Bodega La Ardosa es de lo mejorcito que te puedes encontrar en Madrid para comer de 10 (precio medio-alto) y en un local emblemático que lleva funcionando desde 1892.

Huelga mencionar el especial arte que emplean los camareros en tirar la cerveza de grifo, prácticamente una religión en esta ciudad.

 

Bodega La Ardosa
Colón, 13. Madrid
De Lunes a Viernes, de 8:30 a 2h
Sábado y Domingo, de 11:45 a 2:30h


Centrar mapa