Cova Fumada

Cuenta la leyenda que las bombas (bola de patata rellena de carne y rebozada) se inventaron en Barcelona y, en concreto, en una antigua bodega del barrio de la Barceloneta que, a pesar de no tener cartel alguno que dé a conocer su identidad, todo el mundo sabe su nombre: la COVA FUMADA.

Ubicado en la misma plaça del mercat, la Cova Fumada respira en cada una de sus paredes los años de historia que arrastra a sus espaldas (se abrió en 1944), sin perder nunca la identidad de antiguo barrio de marineros y ofreciendo a su clientela pescado fresco y variado (calamares a la romana, sardinas, pulpo, gambas, tallarinas…). Eso sí, hay que armarse de paciencia porque lo más normal es encontrar lista de espera.

Como decíamos al principio, hay una tapa que destaca sobre todas las demás: LA BOMBA. De tamaño perfecto y sabor excepcional, uno no puede pasar por este bar y no probar una de éstas (¡vale, que sean dos!), ya sea con salsa alioli a secas o añadiéndole picante.

Cova Fumada bombas de carne Cova Fumada alcachofas Cova Fumada buñuelos de bacalao

Mención especial también merecen las alcachofas, que te las sirven abiertas y con una salsita sin identificar que es gloria santa. Sin lugar a dudas, este bar es de visita obligada, a pesar de tener un horario difícil.

Las bombas de carne se inventaron en la Cova Fumada de Barcelona, según cuenta la leyenda, y las sirven con 2 salsas, una más picante que la otra

 

Cova Fumada Cova Fumada 1 Cova Fumada 3

Bar La Cova Fumada
Baluard, 56. Barcelona
De Lunes a Miércoles, de 9 a 15h
Jueves y Viernes, de 9 a 15h y de 18 a 20h
Sábado, de 9 a 13h
Domingo cerrado