taberna Alberto Santoña
Una pequeña ciudad como Santoña, cuna de la verdadera anchoa cantábrica, esconde en una de sus esquinas una taberna muy antigua y realmente encantadora: la taberna Alberto.

Cierto es que este local, desde lejos, desprende un intenso olor a queso que tira para atrás a medida que te acercas pero, una vez dentro y afortunadamente, se disipa casi por completo.

Todo tiene un por qué y es que el queso es una de sus especialidades: curado, semicurado o picón (queso azul), además de las anchoas, claro está. Nosotros nos decantamos por el queso semicurado, realmente delicioso, y las anchoas, que vienen servidas en la misma lata; todo presentado sobre una lámina de papel grueso.

taberna Alberto Santoña anchoas taberna Alberto Santoña 2 taberna Alberto Santoña 1

La taberna carece de mesas pero tiene una barra larguísima a la par que bajita, donde la gente viene y tapea algo junto a una pica (clara de limón), un penique (zurito de cerveza), una copa de vino, etc. Por lo demás, es una taberna con el típico aspecto de dejadez, repleta de cajas de suministros por todas las esquinas, mobiliario de madera que aguanta milagrosamente el paso de los años…

En resumidas cuentas, una taberna auténtica que da fe de que Santoña tiene historia como ciudad y una enorme cultura de bar, tapeo y riquísima anchoa. Y sí, tiene más bares auténticos, que el Mesón Pachi es una buena excusa para seguir la ruta.

Taberna Alberto
Santander 8. Santoña
Todos los días, de 12:30-16h y de 19-24:30h

Centrar mapa