La Pubilla del Taulat Barcelona

La Rambla del Poblenou es el eje más concurrido del barrio, ya sea por lo agradable que resulta para pasear, almorzar, etc, como porque muere en la playa. Aún así, no es ahí donde podemos encontrar un bar auténtico de verdad sino en una de sus calles traseras. Nos estamos refiriendo al conocido La Pubilla del Taulat, un bar minúsculo que hace esquina.

La Pubilla del Taulat La Pubilla del Taulat interior

El tamaño no está para nada reñido con la calidad y el mimo con el que cocinan los dueños, que aprovechan una pequeña cocina que tienen para freír en el momento los chipirones, calamares o sepias que los clientes pidan; un toque muy de agradecer, la verdad.

En su amplio repertorio de tapas también encontramos gambas, boquerones (que ellos aderezan con patatas chips y aceitunas) y demás típicas conservas, buñuelos de bacalao, bombas de carne, etc. y algunas otras más especiales y elaboradas, como las mini-hamburguesas que nos encontramos el día de nuestra visita.

La Pubilla del Taulat bomba La Pubilla del Taulat calamares La Pubilla del Taulat boquerones

La Pubilla del Taulat cuenta con un espacio anexo en el que se venden las conservas que ellos sirven además de ejercer como bodega y vender vino de toda clase. Así pues, si queréis disfrutar de playa, de un tapeo como Dios manda y de la simpatía de los dueños, aquí tenéis La Pubilla del Taulat, que lleva dando guerra desde 1886.

La Pubilla del Taulat
Marià Aguiló, 131. Barcelona
De Martes a Viernes, de 12 a 15h y de 17 a 23h
Sábado y Domingo, de 12 a 16:30h