Café Novelty Salamanca
Visitamos en la bellísima ciudad de Salamanca el Café Novelty, el más antiguo de la ciudad (según afirman en su página web) y, desde luego, mejor situado, pues está en la misma Plaza Mayor. Fundado en 1905, este establecimiento ha sufrido no pocas variaciones, pues si bien ahora lo conocemos como bar, también ha sido botillería o salón de billares.

El local es acogedor y amplio, con una barra de estilo clásico a su izquierda y las típicas mesas de mármol con sillas y bancos corridos a su derecha, zona en la que podremos compartir mesa con el ilustre Gonzalo Torrente Ballester, oriundo de Ferrol pero fallecido en Salamanca en 1999.

Café Novelty Salamanca interior Café Novelty Salamanca barra Café Novelty

Gonzalo Torrente Ballester era tan asiduo al Café Novelty que tras su muerte, en 2000, se instaló una escultura suya de bronce en una de las mesas

 

Nosotros acudimos a mediodía a probar las tapas del café y, sobre todo, el jamón, que parece ser el rey indiscutible por estos lares. Así pues, un par de pinchos de jamón, croquetas (de jamón, claro está) y ensaladilla rusa, que pecaba de exceso de mayonesa para nuestro gusto. Eso sí, destacamos las croquetas, que estaban riquísimas.

Café Novelty Salamanca ensaladilla rusa Café Novelty Salamanca croquetas

Justo al lado de la entrada hay un añadido en el que el Café Novelty sirve helados artesanales que, dicen, son famosos en el mundo entero. Quizás pequen de vanidosos, pues, aunque sí están buenos, nosotros los hemos probado mucho mejores (si pasáis por Bologna, acercaos a la Castiglione y pedid el de pistacho ¡eso es una experiencia religiosa en toda regla!); ahora, para gustos colores.

Café Novelty
Plaza Mayor, 2. Salamanca
Todos los días, de 8 a 2h.