Bodegas La Mancha Granada
Abierto desde 1958, nos encontramos el bar bodegas La Mancha, escondido en una calle algo estrecha y poco transitada por el peatón, a pesar, eso sí, de que está ubicada en todo el meollo de la ruta del tapeo de Granada.

Sus años de historia le han servido para instaurarse como un clásico para los granaínos, al cual acuden, sobre todo, para probar sus bocadillos y sus vinos. Además, cuentan con una carta de tapas y raciones, opción por la que optamos nosotros.

Bodegas La Mancha Granada croquetas Bodegas La Mancha Granada 3 Bodegas La Mancha Granada 2 Bodegas La Mancha Granada 1

La estética es la típica de bodega que podemos encontrar por estas tierras, paredes alicatadas con motivos geométricos, jamones colgados del techo… aunque aquí hay algo que llama la atención y es su fachada, tallada en madera hasta el último milímetro, incluyendo el propio nombre del bar; digna de ver, sí señor.

Parece que en este bar de Granada sí ponen tapa gratis, a pesar de que a nosotros, en nuestra visita, no nos la pusieron

Dejándonos recomendar por un amable camarero, pedimos unas croquetas, enormes y caseras, y una ración de remojón (una ensalada a base de bacalao, huevo y naranja, aunque en La Mancha no le ponen este último ingrediente) que resulta super apetecible y refrescante para el verano.

Como buenos conocedores de la ciudad de Granada y de sus tradiciones, tenemos que hacer hincapié en el hecho de que en esta bodega no ponen tapa con la bebida, un hecho que, seguramente, practican desde sus inicios pero que no por ello deja de sorprender a sus vecinos y a nosotros mismos, dicho sea de paso.

Aún así, lo que más sorprende es que siendo el dueño de esta bodega el mismo que el de las Bodegas Castañeda, en este bar no pongan tapilla y en el otro sí, bastante generosa, además. Serán cosas del marketing.

Bodegas La Mancha
Calle Joaquín Costa, 10. Granada
De Lunes a Domingo, de 8 a 16:30h y de 18 a 2:30h