Celler Miquel Barcelona
En la parte derecha del Eixample de Barcelona, no muy lejos de la famosa Sagrada Familia, encontramos una pequeña bodega que responde al nombre de Celler Miquel y que lleva más de 40 años regentado por la misma familia.

De pequeñas dimensiones pero suficientemente expuesta al público a través de su entrada y amplio escaparate, Celler Miquel se nos muestra en primera instancia como una típica tienda de licores y vinos al por mayor de las de toda la vida; como una genuina bodeguita de barrio. Sin embargo, en una segunda y más precisa ojeada, podemos apreciar -a modo de altar- un curioso y añejo mostrador de elaboradas molduras, colocado sobre una tarima de madera, donde se expone una pequeña pero seleccionada variedad demontaditos, pequeñas obras de arte ideadas por Leo.

El Celler Miquel esconde secretos y anécdotas curiosas que os contamos en este blog

 

Celler Miquel montadito de atún Celler Miquel Barcelona Celler Miquel Barcelona 1 Celler Miquel vermut falset

Desde esta posición privilegiada, Leo te puede ofrecer ensaladilla rusa, unas bombas espectaculares, tortillas varias, conservas, ancurtidos o los deliciosos pintxos que siempre son distintos.

En Celler Miquel, además de una interesante carta de vinos, tiene un muy buen catálogo de vermuts en botella y, si nos lo queremos tomar ahí mismo, tenemos el de la casa, que viene de Tortosa.

En definitiva, un bar de tapas, una vermutería, una bodega… ¡El Celler Miquel lo tiene todo!… ¡y bueno!

Celler Miquel
Castillejos, 345. Barcelona
De Lunes a Viernes, de 12 a 16h y de 19 a 23h.
Sábado y Domingo, de 10 a 15:30h
Miércoles cerrado