The Sheep Heid Edinburgh
En nuestro periplo por Escocia, disfrutando de sus increíbles paisajes y de sus ciudades (con especial mención a Edimburgo), no podíamos dejar escapar la oportunidad de visitar el bar o pub más antiguo de este encantador y húmedo país, que se encuentra precisamente en los alrededores de la ciudad, concretamente, en un barrio llamado Duddingstone. Estamos hablando de The Sheep Heid, un establecimiento que lleva en funcionamiento desde el siglo XIV y que a pesar de sufrir cambios inevitables y de no encontrarse exactamente en su ubicación inicial, se mantiene con el número uno del ranking en cuanto a longevidad.

Cabe decir que ante semejante expectativa, la desilusión se hizo patente nada más entrar en el local, ya que con semejante vitola y con nuestra imaginación ya desbordada esperábamos encontrar un pub añejo, oscuro, roído por el tiempo, con una atmósfera a taberna medieval y con innumerables objetos y recuerdos de su dilatada existencia. Sin embargo. lo que ofrece el “The Sheep Heid” a día de hoy es un ambiente agradable y casi familiar, carente de ningún encanto histórico, a imagen y semejanza de otros tantos bares o pubs sin tanto renombre.

The Sheep Heid Inn existe desde el siglo XIV, aunque no siempre ha estado en la misma ubicación

La decoración tiene un aire un poco moderno y está cuidada, creando unos espacios funcionales y acogedores predominados por unos techos bajos que le confieren un aspecto íntimo. Algunos objetos antiguos como espadas o mapas colgados de las paredes intentan aportar, con escasa suerte, el toque rústico e histórico.

La mayor parte del espacio, que se divide en 3 salas, está lleno de mesas, aunque la sala principal (por la que se accede al local) está predominada por una barra de bar semicircular repleta, como es costumbre en esos lares, de una gran variedad de tiradores de cerveza, la mayoría artesanas y autóctonas.

The Sheep Heid The Sheep Heid Edinburgh detalle The Sheep Heid Edinburgh sala The Sheep Heid Edinburgh burger

La oferta gastronómica es variada y de calidad (sobre todo teniendo en cuenta que Escocia no destaca por su gastronomía, precisamente), centrada en guisos propios del país y cuyo ingrediente principal suele ser la carne. Podríamos destacar las hamburguesas, servidas a modo de bocadillo con sus patatas fritas correspondientes y el codillo asado con tabulé y remolacha, además de las típicas sopas, que seguro se agradecen durante el frío invierno escocés.

A pesar de nuestra primera impresión un tanto desilusionante, cabe decir que el pub es agradable, la calidad y variedad de la comida y de la cerveza es notoria y el trato inmejorable. Lástima que un lugar que ha vivido tanta y tan longeva historia no haya sabido o no haya podido mantenerse más auténtico y original.

The Sheep Heid
43-45 The Causeway, Edinburgh.
De Lunes a Jueves, de 11 a 23h
Viernes y Sábado, de 11 a 24h
Domingo, de 12:30 a 23h