Café shakerato italiano

Parece increíble pero todavía no hemos importado todo de la gastronomía italiana. Tenemos las pizzas, la pasta, el tiramisù, la pannacotta, el lambrusco, el chianti, el Spritz, el Negroni… pero nos falta el CAFFÈ SHAKERATO, una versión postmoderna y refrescante del café con hielo de toda la vida.

Como podréis haber intuido y sabiendo lo amantes que son en Italia de los anglicismos, el Shakerato es un café que utiliza los mismos ingredientes del café con hielo pero con el añadido de que se agita en la coctelera, dando un resultado más cremoso, homogéneo y refrescante, ideal para los días calurosos. Y teniendo en cuenta que en nuestro país, en verano, hace mucho calor ¿cómo es que no hay bares que ofrezcan el café shakerato?

Los ingredientes para hacer un perfecto café shakerato son café, cubitos de hielo y azúcar.

Preparamos el café y lo echamos en un vaso con el azúcar. Tened en cuenta que para que quede dulce al nivel que estáis acostumbrados para el shakerato habrá que echarle como el doble de cantidad.

Metemos en la coctelera 4 ó 5 cubitos de hielo, que quede bien colmada, y echamos el café.

Cerramos rápido la coctelera y agitamos con energía, como si no hubiese un mañana… o hasta que escuchéis cómo los cubitos se han deshecho. 😉

¡Y listo! echamos el resultado en un vaso o copa y tendréis un refrescante café shakerato.

Los italianos saben cómo hacer un buen café, así que siempre nos recomendarán que el agua del hielo sea mineral y no del grifo, que es mucho más dura. Si, además, le queréis dar alegría al asunto y añadirle licor (Amaretto, anís, etc), tenéis que echarlo en la coctelera justo antes del café.

Café shakerato

 

Y ahora que ya sabéis hacer un café shakerato fresquito, ¿os animáis con una leche de pantera? 😉