Bodega Balmes
Después de descubrir que la original Bodega Balmes había cerrado, descubrimos también que alguien había cogido las riendas del negocio y que habían re-inaugurado hacía pocos días, por lo que aprovechamos la primera ocasión que tuvimos para ir a ver si la reforma había sido radical o no, algo fácil de adivinar, en verdad, sabiendo cómo era anteriormente.

La Bodega Balmes, la de antes, pasaba bastante desapercibida a pesar de su gran rótulo, suponemos que porque el aspecto era de bodega-tienda y solo eso, aunque la verdad es que el local tenía una pequeña barra en la que se podía hacer un vermuteo básico. El re-styling de la nueva bodega es brutal, han limpiado a fondo el local (¡la de horas qué habrán echado!), ampliando sustancialmente con el uso del espacio del fondo, que antes era el almacén.

La oferta de tapas de la nueva Bodega Balmes es fantástica: ensaladillas, bombas, sardinas, anchoas…

Lo que nos gusta de la nueva Bodega Balmes es que, a pesar de que el cambio es brutal, han mantenido elementos de la antigua bodega tan emblemáticos como nuestras adoradas neveras de madera, una estructura de madera con sus barricas de vino y una curiosa colección de llaveros. Lo que antes era el almacén es un espacio con detalles originales chulísimos, también.

Bodega Balmes Barcelona Bodega Balmes Barcelona vermut Bodega Balmes Barcelona llaveros Bodega Balmes Barcelona bomba

La oferta gastronómica sí que no tiene nada que ver, con una carta más elaborada y con guiños a tapas antológicas de Barcelona como la bomba, por ejemplo, y que estaba bastante buena. En esta ocasión (y habrá mas, seguro), pedimos la tapilla de sardinas, la ensaladilla alemana y el secreto ibérico con cebolla confitada. Todo digno de repetir.

En resumen, nos ha encantado el cambio de la nueva Bodega Balmes, sobre todo el de la entrada, con un magnífico rótulo pintado a mano (obra de Juan Linares) y unos portones de madera envejecida. Recomendamos a todos que vayan a hacer una visita y en especial a aquellos que la conocísteis antes del verano del año pasado. Os sorprenderá.

Bodega Balmes.
Calle Balmes, 363. Barcelona
Lunes, de 19:30 a 23:30
De Martes a Jueves, de 12:30 a 16h y de 19:30 a 23:30h.
Viernes, de 12:30 a 16h y de 19:30 a 0:30h.
Sábado, de 12:30 a 16h y de 20 a 0:30h.
Domingo, cerrado.

Centrar mapa