Nos encontramos en el centro de MADRID, en uno de esos bares tan emblemáticos y auténticos de la ciudad: LA CASA DE LAS TORRIJAS, un bar fundado en 1907 por Luis Montón, oriundo de Tomelloso que viajó a la capital trayéndose sus vinos y azulejos para montar este negocio y El Anciano Rey de los Vinos.

La Casa de las Torrijas es un local de tamaño medio y diáfano (cuenta con una pequeña sala anexa) cuya decoración es prácticamente original: los espejos de la pared, los bancos de madera, las mesas con sus gruesos cristales, los azulejos de Tomelloso… e incluso mantienen, aunque sólo sea a modo decorativo, la caja registradora de antaño.

Llama la atención los distintos rótulos que cuelgan de la pared, pertenecientes a los dos bares de Luis Montón y que por motivos varios se tuvieron que quitar de la fachada. Lejos de deshacerse de ellos, los guardaron y mantuvieron, una sabia decisión que denota ese amor por lo original y auténtico y que hoy día se agradece contemplar cuando estás en el bar. Suerte que los actuales dueños son también conscientes del valor romántico y prefieren restaurar a cambiar por algo más barato.

Aquí podemos encontrar las torrijas clásicas hechas con vino o con leche y, por ser ésta nuestra primera vez nos dejamos aconsejar por el camarero. Resultado: torrija a base de leche con cítricos (pomelo, lima y naranja): DELICIOSA. La carta es más extensa pues tienen tapas y raciones como boquerones, albóndigas, tortillas de patatas, embutidos, croquetas, callos…

Para comer, merendar o cenar, unas torrijas en Madrid hay que tomar 😉

La Casa de las Torrijas
Calle de La Paz, 4. Madrid
De Martes a Sábado, de 11 a 23h.
Domingo y Lunes, cerrado por la tarde. Abren sobre las 12h.

Centrar mapa

Un pensamiento en “La Casa de las Torrijas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notifícame nuevos comentarios por e-mail. También puedes suscribirte sin comentar.