Hernan Buljevich
Corría el año 1972 cuando en Buenos Aires nace Hernan Buljevich, un niño que terminaría por licenciarse en Arquitectura, manifestando durante sus estudios una especial sensibilidad por las manualidades y los materiales, focalizando buena parte de su interés en LAS MAQUETAS, ese arte que parece haberse extinguido por culpa de las infografías.

Contactamos con Hernan porque su trabajo, mayormente focalizado en bares y tabernas antiguas, nos atañe especialmente y sobre todo nos alucina por su detalle y realismo. Después de hablar con él, descubrimos que compartíamos la misma pasión por estos comercios emblemáticos ya que no sólo forman parte del encanto de la ciudad a los que pertenecen sino que la fisonomía y detalles de los mismos son fuente de inspiración.

Hernan necesita unos dos meses para realizar una de estas maquetas

Hernan viajó por primera vez a Madrid en el año 2000, ocasión que le sirvió para comprobar que en España le damos un valor histórico y cultural a este tipo de tabernas que no sucede en otras partes. Tanto le fascinó que decidió empezar a maquetar bares de Madrid: Bodega La Ardosa, Taberna Ángel Sierra, La Fontana de Oro

Una de sus piezas más emblemáticas es la maqueta del restaurante Sobrino de Botín, justo detrás de la Plaza del Sol de Madrid, y que luce en el escaparate del mismo. El detalle de la cocina es abrumador…

Taberna Angel Sierra

Hernan necesita unos dos meses para realizar una de estas maquetas, y echa mano siempre de materiales que simulen el original: madera, cartón, material reciclado… Un trabajo que le llena tanto a nivel personal como laboral, trabajando solo por encargo, algo que no le deja tiempo para poder hacer maquetas para guardárselas y, en un futuro, poder hacer una exposición de mini bares auténticos. Nosotros, esperamos que no tarde mucho en ponerse a ello y que su muestra de piezas únicas pase por nuestro país.

Le seguiremos de cerca.