Bodega Massana Carles de la Prida

LOS BARES EN TIEMPOS DE CORONAVIRUS

Estamos a nada de celebrar el triste primer aniversario del anuncio del Estado de Alarma en nuestro país debido a la pandemia del Covid-19 y nadie se imaginaba, entonces, que esto iba a durar tanto. La hostelería está sufriendo lo suyo por la falta de clientes, los horarios impuestos por los gobiernos autonómicos y, sí, algunos ya han tenido que bajar la persiana por última vez. Otros siguen abiertos, peleando como pueden y con los dedos cruzados para que esta pesadilla termine de una vez.

Hemos charlado con el propietario de la Bodega Massana de Barcelona, Carles de la Prida, de cómo han vivido este año y de cómo lo están llevando.

¿Cuando empiezas en la Bodega Massana?

Yo llevo trabajando en la bodega desde 1995, pero como propietario , desde abril de 2019.

¿Cómo os ha ido en todo este tiempo (pre-pandemia)?

Antes de la pandemia, se trabajaba mucho; en especial el fin de semana (Viernes, Sábado y Domingo). La gente respondía muy bien, sobre todo familias jóvenes, que se han dado cuenta que La Massana no es una bodega solamente de gente mayor. También hay que decir que, durante la pandemia, tenemos que agradecer a nuestros clientes , que se han volcado con el take away y la venta de vino y vermut a granel.

 

Y llega la pandemia del coronavirus. ¿En esas primeras semanas de confinamiento, cuál era vuestro pensamiento, vuestra sensación?

La verdad , que sería para 3 ó 4 meses. Pero cuando iba pasando el tiempo te dabas cuenta que esto iría para largo. Ha habido momentos que te planteabas dejarlo todo. Estar trabajando, sin parar semana tras semana, y ver que no llegas a final de mes.

 

El Ayuntamiento de Barcelona nos ha denegado 2 veces la licencia de terraza

 

En todo este proceso que llevamos, algunos negocios han cerrado, otros se han reinventado… ¿Cuál es vuestro caso?

Bien, nosotros al ser Bodega nos hemos puesto a vender productos que antes no vendíamos. Como huevos de corral o aceite (AOVE) de calidad de Tarragona, además de hacer lotes de vinos de “la Terra”, intentando tener productos de proximidad . El take away, hacer los platos, bocatas y tapas para llevar. Con el gasto que eso supone: envases, vasos, bolsas, todo de papel y plástico.

Bodega Massana Barcelona Horta

¿Qué te parecen las restricciones que ha ido aplicando el Ayuntamiento de tu ciudad?

Pues mal. Estando en un momento excepcional y dando licencias de terrazas , a nosotros se nos ha denegado dos veces. Incluso, la posibilidad de tener unas barricas para que los clientes estén en pequeños grupos y no dispersos en toda la calle.

 

¿Y qué motivos os han dado para denegárosla?

Al ser una calle peatonal, nos dicen que no podemos optar a terraza.

 

¿Cómo ves el futuro de tu bar a corto-medio plazo?

La Massana, por suerte, es un establecimiento con solera.  En el barrio de Horta es muy conocido. Poco a poco, iremos remontando. Saldremos de esta pesadilla. Pero será lento y no será igual. Seguramente, iremos con más cautela, respetando distancias y el aforo no será el mismo. Por eso… Molts Ànims, Salut i Porró !!