Los bares

Café Roch


Estamos en Pamplona, en el casco viejo, visitando uno de los pocos bares auténticos que quedan ya en esta maravillosa ciudad. Con los 100 años más que superados, el CAFÉ ROCH sobrevive a la masificación de bares y restaurantes manteniendo prácticamente toda la esencia de sus inicios, ya que mobiliario, paredes, la barra de bar de mármol… prácticamente todo es original.

Este pequeño bar lo abrió Eugenio Roch en 1898, un catalán de Tortosa que, al principio, solo ofrecía ron y café y que desde bien el principio se convirtió y sigue siendo centro de tertulias entre pamplonicas, pintores y alguna que otra celebridad, como Ernest Hemingway.

Cantina La Fuente – Guadalajara

¡Viajamos hasta México! Sí, señores, la Guadalajara de esta taberna es la del otro lado del charco. Aprovechando un viaje de negocios decidimos hacerle un hueco a la que parece ser la cantina más antigua de la ciudad de Guadalajara: Cantina LA FUENTE. Con casi 100 años de existencia, nos adentramos en un local que cuenta con millones de anécdotas y experiencias, si bien la más famosa es la de la bicicleta que está expuesta en lo alto, tras la barra del bar.

Pinotxo Bar – Mercat de La Boqueria


Bares famosos hay centenares en el mundo; mercados tan conocidos como La Boqueria de Barcelona unas decenas, pero bares de mercado tan archiconocidos y emblemáticos como el PINOTXO BAR, no sé si podría existir solo este o contarlos con los dedos de una mano.

Historia viva de la ciudad, el Pinotxo es más un santuario gastronómico que un sencillo bar de mercado, pues hasta allí peregrinan en masa y a diario autóctonos y turistas además de grandes chefs, que reconocen sentirse como en casa y comer de lujo cada vez que van a visitar el bar de su amigo Joan Bayén -Juanito-.

Bar Escocés


En la zona alta de Barcelona nos encontramos un bar de lo más peculiar y es que, ya desde fuera, nos damos cuenta de que no es un bar cualquiera. Con una fachada de madera barnizada y unos ventanales estrechos y de cantos redondeados, el Bar Escocés parece encajar mejor con la estética de taberna madrileña que con la de bar-bodega catalana.

Una vez dentro, siguen las sospechas, puesto que esa estética añeja, con barra de madera de lo más elaborada, suelo de terrazo oscuro y asientos de cuero marrón dan que pensar si no nos habremos metido en un club de fumadores distinguido, en una coctelería o algo por el estilo. Los camareros, vestidos de uniforme y con mucho oficio sobre sus hombros también nos transportan a casi otra época…

Bodega Vasconia


Nos damos un paseo por las callejuelas más angostas del Barrio Gótico de Barcelona buscando una bodega centenaria, la Vasconia, que no es difícil de encontrar gracias (o desgraciadamente) a la cola de turistas que suelen abarrotar la puerta a la espera de una mesa. En la calle Gignàs y al lado del Tropezón (otro clásico) encontramos esta pequeña bodega.

Como señala su gran cartel de la entrada, la bodega Vasconia lleva ABIERTA DESDE 1905, un logro para los tiempos en los que vivimos y casi un milagro que algunos de los elementos del bar sigan siendo originales (como nos cuenta su propietario) teniendo en cuenta que ha pasado por varios traspasos.

Bar El Penicilino


El Penicilino es uno de esos bares que causan un mágico efecto. Cuando los vislumbras de lejos, ya sabes que ESE te va a gustar. Efectivamente. este céntrico bar de Valladolid exhala esa autenticidad que sólo dan los años, décadas e incluso siglos de bebidas servidas, clientes fijos, tardes de tertulia y horas trabajadas detrás y delante de la barra.

Bodega Sopena

Visitar el barrio barcelonés de El Clot te recuerda, una vez más, que por muy pequeña que sea Barcelona, uno siempre se mueve por los mismos sitios y puede pasarse toda la vida viviendo en una ciudad y no pisar determinados barrios.

Y te das cuenta de que te estabas perdiendo mucho, que, por ejemplo, el Clot es un barrio a tener muy en cuenta porque, entre otras cosas, esconde la Bodega Sopena, justo al lado del mercado municipal.

Llegamos a la hora del vermut y la bodega Sopena estaba a reventar de gente, fuera y dentro. Eso presagiaba una grata experiencia; y así fue.

El combinado de conservas, el queso, el chorizo, el fuet… todo delicioso y a un precio super asequible. ¡Y qué decir del vermut, que no llega a los 2€!

Osteria da Mario – Bolonia

Osteria da Mario - Bologna
Tenemos la fortuna de que en Italia también hay gente amante de los bares históricos, lo que nos ha permitido descubrir y disfrutar de la Osteria da Mario en nuestra última visita a Bolonia, un local cuadrado y pequeño que nos cautivó al pasar por delante cuando íbamos camino del centro.

La Osteria da Mario, como tantos otros bares, bajó la persiana un día cualquiera de 2008 por jubilación de sus propietarios, dejando huérfana a la ciudad de un rincón emblemático como éste. Pero en 2014, volvió a abrir de la mano de Michele Mazzacurati y con la firme idea de mantener su esencia, dejando la mayor parte de elementos decorativos, como los pósters y cuadros de la pared, las botellas que reposan sobre las vigas de madera… Y es que estos objetos tiene mucha historia y “han visto” pasar a personajes célebres como Pierpaolo Pasolini, Lucio Dalla o Luciano Pavarotti.

Osteria del Sole – Bolonia

Osteria del Sole
La Osteria del Sole es uno de esos lugares únicos que sabes, a medida que te vas acercando a la entrada, que tiene algo sumamente especial y que te va a encantar. Efectivamente, esta taberna es excepcional en muchos sentidos además de una institución en la ciudad desde hace siglos, pues está en pie desde 1466… ¡¡Desde el siglo XV!!

Muy cerca de la plaza principal de Bolonia, en un “vicolo” algo oculto de los turistas, que abarrotan la calle de al lado, se encuentra la Osteria del Sole, sin rótulo y ni falta que le hace. La gente se agolpa cada día en la entrada con su copita de vino, champán o cerveza sea para fumar sea porque dentro ya no se cabe.

Bodega El Sidral

Bodega El Sidral
Es ésta una de esas joyas escondidas en calles de BARCELONA no demasiado transitadas y ajenas a la vorágine turística. La Bodega El Sidral está en la calle Dos de Maig, muy cerca de la Plaça de les Glòries, motivo por el cual debe su nombre actual, ya que esta plaza ha vivido épocas oscuras y difíciles hasta ser lo que es ahora o lo que terminará siendo, mejor dicho, que sus obras van camino de alcanzar en longevidad a las de la Sagrada Familia.

Los actuales propietarios llevan un par de años al mando de lo que había sido la BODEGA VILASECA, que nació hacia 1930 y de la que se mantienen buena parte de los elementos originales. No hay más que fijarse en esas dos IMPONENTES BARRICAS al fondo de la sala, que son una maravilla, por tamaño, por antigüedad…

El Viena de Las Ramblas cumple 30 años

Viena de Las Ramblas No, no nos hemos vuelto locos y sí, hoy hablamos de una cadena de fast-food: el VIENA. Esta cadena de bocadillos y estética marcadamente tirolesa nace en Sabadell en 1969 de la mano de Pere Llorens y Silvestre Siscart basándose en los frankfurts de Alemania.

El local mítico del Viena siempre ha sido el que había en SABADELL, junto a la Rambla, un establecimiento estrecho y alargado en el que solo podías comer en la barra o de pie pegado a la pared.

Algunos años más tarde amplió al fondo con un salón con mesas pero al no tocar la parte delantera, no perdía su carácter auténtico.

Los bocadillos de Can Conesa

Can Conesa
En esta interminable búsqueda de bares auténticos, hay ocasiones en las que nos encontramos con BARES que no son emblemáticos por su conjunto global sino por un solo producto, una sola tapa, un solo camarero… Convirtiéndose en carismáticos y antológicos gracias a este aspecto tan concreto. Y es en este caso en el que nos hallamos con los BOCADILLOS DE CAN CONESA, en Barcelona.

La fama de los bocadillos de Can Conesa es tal que casi a cualquier hora del día hay largas colas para pedir. Colas de turistas pero también de autóctonos que acuden solos, en pareja o en familia. ¿Pero es justificada tanta fama?

Casa Gerardo – Madrid

Casa Gerardo Entre el barrio de La Paloma y La Latina de Madrid encontramos CASA GERARDO, una de esas tabernas castizas y emblemáticas que tantísimo nos gustan y que nos encanta descubrir cuando visitamos la ciudad.

Con 80 años a sus espaldas, mantienen elementos decorativos originales como esas tinajas de barro rojizas que solemos encontrar también en otras tabernas de Madrid y que aquí, en Casa Gerardo, ya no usan, pues el comercio de vino a granel, nos cuenta su dueño, ha caído tanto que no les sale rentable. En cambio, y como viene siendo habitual en la ciudad, el vermut de grifo no puede faltar y aquí tienen IRIS, de la casa De Muller, de Reus.

Bodega La Moderna | antes Bodega Esplugas

bares autenticos Si eres de Barcelona, seguro que te acuerdas o te suena una tienda de vinos a granel que había en la parte más alta de la calle Enric Granados, muy cerca de la Avenida Diagonal.

Se llamaba BODEGA ESPLUGAS y llevaba ahí desde 1937, pero ha sido ahora, al cumplir 80 años de existencia, que los propietarios han traspasado el local a unas personas tan amantes de lo auténtico que han querido dejar prácticamente intacta la bodega. Eso sí, han decidido rebautizarla por BODEGA LA MODERNA.

Misma fachada y dos nombres en ella, el antiguo y el nuevo, respetando la FISONOMIA ORIGINAL tanto fuera como dentro. Es una gozada cruzar la puerta y comprobar que siguen los mismos barriles, la misma nevera, mismos detalles decorativos…

Para poder disfrutar de la extensa carta de tapas y platillos han añadido unas mesas en la sala principal y han habilitado una pequeña barra de bar al principio. Además, lo que antiguamente era la vivienda de los propietarios se ha transformado ahora en dos salitas con una mesa grande y mobiliario que, intuimos, ya estaban ahí. Estas dos salitas son ideales para reuniones informales, comidas en grupo, cenas familiares…

El renacer del Bar Muy Buenas

No todos los días podemos dar la noticia de que un bar emblemático, tras cerrar de forma dramática, vuelve a abrir sus puertas. El bar MUY BUENAS lo ha hecho y a lo grande, devolviéndole la dignidad que su anterior inquilino bien se encargó de destrozar y que hizo temer por un fatídico final para este precioso bar modernista del barrio gótico de Barcelona.

Ahora, el Muy Buenas renace como si no hubiera pasado el tiempo, con sus detalles y mobiliario resplandecientes tal y como lo hiciera a principios del siglo XX, y es que sus actuales titulares, Enric Rebordosa y Lito Baldovinos (responsables también de La Confiteria y de Dr. Stravinsky), decidieron RESTAURAR el local sin trampa ni cartón, al modo artesano de la época, aunque para ello tuvieran que invertir bastante más dinero. No solo recuperar un local emblemático nos encanta, también echar mano de maestros artesanos cuya profesión está casi extinta es todo un acto de rebeldía contra la era digital y tecnológica que nos absorbe.

Caffè Mulassano – Torino

Turín, ciudad majestuosa, tranquila, viva y repleta de calles anchas porticadas, es también una ciudad con una concentración más que interesante de cafés históricos que nacieron en la época en que ésta fue capital del país y residencia de la Casa de Saboya, futuros reyes de Italia.

El café que hoy nos ocupa es el Caffè Mulassano, situado en Piazza Castello desde 1907, aunque ya existía desde el siglo XVIII en Via Nizza.

Es un bar de dimensiones muy reducidas que juega con los espejos para dar mayor sensación de amplitud a la vez que en ellos se reflejan los detalles de madera trabajada, sobre todo, del techo.

El Caffè Mulassano tiene un par de características que lo hacen único. Por una parte, se le considera el INVENTOR DEL TRAMEZZINO, pues por allá en 1925, cuando la pareja Angela y Onorino Nebiolo regresó a su Turín natal tras vivir una larga temporada en Detroit y adquirió este local, cuya licencia estaba en venta, buscó la manera de ofrecer algo nuevo…

Casa Alberto


A punto de cumplir los 200 años de existencia, CASA ALBERTO es toda una institución en Madrid; ubicado en unos de los barrios más interesantes y carismáticos de la capital, funciona como taberna y como restaurante (de 13:30 a 16h y de 20 a 24h).

Casa Alberto llama la atención por muchos motivos. Su fachada rojo sangría y su letrero negro con letras doradas resalta sobre el resto, sobre todo si venimos por la calle Príncipe. Su interior recargado de molduras de madera, lámparas antiguas y fotografías o recortes de periódico transforman este lugar en un local acogedor que parece transportarte a otro siglo; quizás a 1924, cuando el dueño de entonces -Alberto de Dios- hizo la reforma que ha llegado hasta nuestros días.

Café Comercial

La historia del Café Comercial es la historia de Madrid. Fundado el 21 de Marzo de 1887 y situado en la estratégica Glorieta Bilbao, este lugar emblemático de la ciudad acogió a personajes literarios y artísticos de la talla de Camilo José Cela, Jardiel Poncela, Antonio Machado, Mingote, Javier Krahe…y, naturalmente, a miles de anónimos que disfrutaban de este acogedor lugar para sus tertulias o demás menesteres. Pero el Café Comercial, el MAS ANTIGUO DE MADRID, cerró sus puertas, y sin aparente previo aviso, en Julio del 2015.

128 años de esta fantástica cafetería se fueron al traste ese día, dejando a los madrileños un poco más huérfanos de lugares emblemáticos a los que acudir y cada vez más absorbidos por franquicias de medio pelo. Pero la mala noticia duró poco.

Bodega El Pimpi


La última vez que pisamos Málaga desconocíamos la existencia de este bar, que resulta ser toda una institución en la ciudad. EL PIMPI es auténtico pero no centenario, y es que su envidiable emplazamiento y su ubicación en un enorme caserón del siglo XVIII dan la impresión de que lleve ahí toda la vida.

Inaugurado en 1971, la bodega debe su nombre a un conocido personaje de la ciudad que ayudaba a las tripulaciones y pasajeros que llegaban al puerto y, años más tarde, ampliaban su abanico convirtiéndose en guías turísticos de Málaga.

EL PIMPI ES UNA PASADA. Dividido en dos zonas diferenciadas por una entrada propia, lo que se definiría como El Pimpi aprovecha prácticamente todo el caserón con salones y terrazas para los clientes; una inmensidad de bar de varios pisos, diferentes barras, decenas de mesas, barricas para aburrir y motivos andaluces de antaño. No falta el “muro de la fama”, una pared atiborrada de fotos de personajes célebres y famosetes que han pasado por El Pimpi.

Bodegas Espadafor


Actualizado 11-02-2019: la Bodega Espadafor ha echado el cierre para no volver.
_______

Granada tiene uno de los monumentos más visitados del país, lo que provoca que te encuentres turistas durante todo el año, da igual que haga frío o calor, que sea Febrero o Agosto; están siempre ahí, rondando y buscando, además, la famosa tapilla gratis. Por eso, si lo que queremos es salir de la vorágine sin perder un ápice de calidad y autenticidad, no se nos ocurre una idea mejor que BODEGAS ESPADAFOR.

En pie desde 1910, este local centenario se encuentra junto a la Gran Vía, casi al final de todo, lo que nos supone un paseíllo desde el centro la mar de agradable (más si hace solete) mirando escaparates y contemplando, entre otras cosas, las farolas tan extrañas que hay.

Bodegas Espadafor es un bar considerablemente grande y amplio, con gigantescos cuadros y fotografías añejas colgando de sus paredes, una gran barra de mármol y madera que parte casi en dos el espacio y las clásicas neveras antiguas de bar junto con barricas que ofrecen vermut, palo cortao, jerez oloroso y otras delicias.

El Sortidor de Filomena Pagès


El barcelonés barrio de POBLE SEC ha vivido en estas últimas décadas cambios radicales de todo tipo, pasando de ser un lugar denostado a la actualidad, en la que predomina el ambiente, la oferta ocio-cultural, el fervor de los nuevos emprendedores, que buscan su sede entre sus calles… un barrio que está de moda tanto para autóctonos como para turistas.

Buen testimonio de estos cambios es el bar EL SORTIDOR, situado en la plaza homónima y que desde 2015 ha sido rebautizada como El Sortidor de Filomena Pagès, en honor a la abuela de una de las propietarias originales. Más de 100 años vividos y con una historia fascinante, pues este local empezó abasteciendo de hielo a las casas del barrio en una época en que las neveras eran poco menos que prohibitivas. Más tarde, y durante la Guerra Civil, Filomena aprovechaba la comida que su marido Quimet le enviaba de estraperlo para, en un derroche de generosidad, ofrecerlo a los niños y pobres de Poble Sec.

La Casa de las Torrijas

Nos encontramos en el centro de MADRID, en uno de esos bares tan emblemáticos y auténticos de la ciudad: LA CASA DE LAS TORRIJAS, un bar fundado en 1907 por Luis Montón, oriundo de Tomelloso que viajó a la capital trayéndose sus vinos y azulejos para montar este negocio y El Anciano Rey de los Vinos.

La Casa de las Torrijas es un local de tamaño medio y diáfano (cuenta con una pequeña sala anexa) cuya decoración es prácticamente original: los espejos de la pared, los bancos de madera, las mesas con sus gruesos cristales, los azulejos de Tomelloso… e incluso mantienen, aunque sólo sea a modo decorativo, la caja registradora de antaño.

Llama la atención los distintos rótulos que cuelgan de la pared, pertenecientes a los dos bares de Luis Montón y que por motivos varios se tuvieron que quitar de la fachada. Lejos de deshacerse de ellos, los guardaron y mantuvieron, una sabia decisión que denota ese amor por lo original y auténtico y que hoy día se agradece contemplar cuando estás en el bar. Suerte que los actuales dueños son también conscientes del valor romántico y prefieren restaurar a cambiar por algo más barato.

Taberna La Dolores


Qué sería de Madrid sin sus tabernas, se pregunta uno cuando aterriza en la ciudad en busca de cañas de cerveza tiradas como Dios manda y de la tapa que la acompaña. Es una gozada pasear por barrios como HUERTAS y descubrir en cada calle no uno ni dos sino un sinfin de bares y bodegas, a cual más auténtico y atractivo.

En uno de estos paseos nos topamos con la TABERNA LA DOLORES, cerca del Museo del Prado y FUNDADA EN 1908. Un lugar centanario que cuenta con una parroquia fiel y autóctona, que acude con asiduidad por la familiaridad con los camareros, por sus precios razonables y porque se está a gusto.

Una gran barra preside el local, que además cuenta con paredes repletas de jarras de cerveza y un rincón al fondo con 4 mesas. Pero la fachada es lo que más llama la atención y, si bien se estila mucho en Madrid el uso del azulejo en los bares, aquí se aplica de forma distinta, en modo “trencadís”, al más puro estilo Gaudí.

Café Barbieri


Nos vamos al heterogéneo barrio madrileño de LAVAPIES para visitar un café centenario y emblemático que descubrimos años atrás, paseando por el barrio. Se trata del Café Barbieri, fundado en 1902 en la calle Ave María, 45, en una esquina que glorifica esa increíble fachada de madera pintada en tono crema.

El interior nos transporta de inmediato a tiempos pasados, en los que se trabajaba la madera, se adornaba con molduras y los cristales se serigrafiaban con motivos clásicos. Así es el Barbieri, un espacio diáfano que refuerza su amplitud con los innumerables espejos que decoran el interior y con un mobiliario típicamente de bar: mesas de sobre de mármol y patas de hierro forjado, y sillas de madera torneada. La majestuosa barra de madera hace el resto.

La Casa del Abuelo


Callejeando por el centro de Madrid nos encontramos con LA CASA DEL ABUELO, una taberna centenaria que empezó en 1906 bajo el nombre de La Alicantina y que se hizo famosa en la ciudad por tener uno de los mejores vinos dulces de la ciudad, traído, precisamente, de Alicante.

“El vino del abuelo” era lo que pedían los clientes y ya pocos llamaban a este local por su nombre, así que sus dueños tomaron la decisión de cambiárselo a como lo conocemos hoy. Aún así, no han cambiado su esencia ni su filosofía, pues mantienen su oferta gastronómica, escueta y de calidad, y hasta la vajilla y plancha originales.

La bodega d’en Rafel


Corrían los años 60 cuando un joven y deportista chaval adquirió el bar Terra Alta, situado en la calle Manso de Barcelona. Decidió cambiarle el nombre y ponerle el suyo propio; así nacía, pues, la Bodega d’en Rafel.

De dimensiones no muy grandes, la Bodega d’en Rafel cuenta con elementos clásicos como las barricas de vino, las neveras antiguas, las baldosas de pared, las mesas de mármol y forja, las sillas de madera torneada… y costumbres tan nuestras como EL DOMINÓ y las cartas se juegan habitualmente, si bien este tipo de ocio se limita a gente de cierta edad y será una lástima comprobar dentro de unos años que está desaparecido en los bares.

La Coctelería Tirsa de Hospitalet renace en Barcelona

Cuenta la leyenda que el Ave Fénix era un pájaro mitológico que se consumía por el fuego cada 500 años para luego resurgir de sus propias cenizas. Nosotros, hace algo más de un año, vimos consumirse por el fuego legislativo a la coctelería TIRSA de Hospitalet, un emblema de su ciudad, de Barcelona y de más allá.

Manel Tirvió dejaba la barra tras más de 50 años en una tarde-noche de despedida intensa y rodeado de sus clientes más asiduos. Parecía entonces que el Tirsa se apagaba para siempre y así lo creímos todos. Pero no.

ENRIC BERTOMEU, uno de los bartenders de la coctelería original y que todos conoceréis, decidió un día que aquello no podía acabar así y buscó hasta encontrar un local en Barcelona que fuera digno de alojar el NUEVO TIRSA COCKTAIL BAR. Desde hace unas 3 semanas, ese deseo de Enric se ha hecho realidad en la calle Mallorca, y junto con su hijo y un equipo de profesionales (siempre bendecidos por el gran Manel Tirvió), recupera la esencia de esa coctelería que tanto nos gustaba y en la que tan a gusto nos sentíamos.

Taberna Casa Enrique


Viajar en el tiempo entre 4 paredes a pleno siglo XIX se torna tarea complicada cuando de lo que se trata es de un bar. Cada vez es más difícil tropezarse con uno de ellos y los que permanecen, luchan como jabatos por mantenerse; por eso es especialmente emocionante adentrarse en uno de ellos. Esta vez, nos ha tocado ir a Granada a visitar Casa Enrique, una bodega FUNDADA EN 1870 muy conocida por sus vecinos y casi nada por el turista, que se deja llevar por las cartas llamativas y los “typical spanish”.

Casa Enrique es una auténtica sede social, donde muchos clientes son asiduos y ya amigos, donde son muchos los famosos que se han sentido como en casa y, todo, en un espacio reducido y abarrotado, lleno de barricas, botellas, fotografías, muebles… Un templo en el que adorar el buen comer y el buen beber.

La nueva Bodega Balmes


Después de descubrir que la Bodega Balmes había cerrado, descubrimos también que alguien había cogido las riendas del negocio y que habían reinaugurado hacía pocos días, por lo que aprovechamos la primera ocasión que tuvimos para ir a ver si la reforma había sido radical o no, algo fácil de adivinar, en verdad, sabiendo cómo era anteriormente.

La Bodega Balmes, la de antes, pasaba bastante desapercibida a pesar de su gran rótulo, suponemos que porque el aspecto era de bodega-tienda y solo eso, aunque la verdad es que el local tenía una pequeña barra en la que se podía hacer un vermuteo básico. El RESTYLING DE LA NUEVA BODEGA BALMES ES BRUTAL, han limpiado a fondo el local (¡la de horas qué habrán echado!), ampliando sustancialmente con el uso del espacio del fondo, que antes era el almacén.

Gran Bodega Saltó


Despedimos el año haciendo una visita a una de las bodegas veteranas del barrio barcelonés de POBLE SEC, ubicada en la calle peatonal más concurrida de todas. Hablamos de la Gran Bodega Saltó, un establecimiento que, como todas las de este estilo, nació con la idea de vender vino a granel a sus vecinos, una práctica que se está perdiendo, entre otras cosas, por las políticas de los Ayuntamientos y sus manías reglas sanitarias. De hecho, en buena parte del norte de España está totalmente prohibido.

En la Bodega Saltó, aún hoy es posible comprar VINO A GRANEL, si bien no desde las enormes y majestuosas barricas de la entrada, que nos dan la bienvenida a un local decorado de una forma bastante peculiar, mezclando tradición con arte y toques kitsch.

Bar Colombia


Un barrio de Barcelona lejano para nosotros pero lleno de encanto es el barrio de Sant Andreu del Palomar, ubicado en la entrada de la ciudad si vienes por la Avenida Meridiana y que, precisamente por esta lejanía, desconocemos bastante. En una de esas escasas visitas al barrio descubrimos el BAR COLOMBIA, situado estratégicamente en la unión de las calles Gran de Sant Andreu y Paseo de Fabra i Puig.

El Colombia se mantiene en esa esquina DESDE 1913 y prácticamente intacto a como era en sus inicios, cuando por aquel entonces abría la barra que daba directamente a la calle, como se aprecia en la foto retro. Hace ya unos años la cerraron por puros motivos logísticos.

Dentro, la zona de la barra es estrecha para luego abrirse en una sala de doble altura donde hay mesas y muchas fotografías antiguas del bar. Llama la atención la colección de carteles de las fiestas mayores del barrio que tienen colgada en la pared y que, sospechamos, están todos los que son.

Bodegas Díaz-Salazar


Junto a la Catedral de Sevilla y a uno de nuestros bares favoritos de la ciudad, Casa Morales, nos encontramos la Bodega Díaz-Salazar, un bar de grandes dimensiones y espacioso en el que nos resguardamos del sofocante calor para llenarnos la tripa. Llegamos pronto y estaba vacío, así que escogimos lugar y nos dejamos aconsejar por el jefe, un tipo canoso, alto y vestido como mandan los cánones.

Así pues, una de tortillas de bacalao y una de chipirones (no se trataba de atiborrarse, que debíamos seguir la ruta de bares), dos raciones deliciosas de las cuales nos sorprendió especialmente la primera, pues esta tortilla es pequeña, finísima y crujiente, como si de unas chips se tratasen.

Bar El Rinconcillo


Tres años después de visitar Sevilla y comprobar, con tristeza, que el Rinconcillo estaba cerrado por reformas, hemos conseguido volver y disfrutar de este fantástico lugar, un bar fundado en 1670 que rezuma historia por doquier. Escondido en una callejuela del centro de la ciudad, el Rinconcillo es un vivo reflejo del arte y la cultura andalusí: azulejos que datan de los siglos XVII, XVIII y XIX, suelo de loza de Tarifa, detalles de madera torneada… un lugar con acogedor y con MUCHO ENCANTO.

La planta baja está repartida en varios espacios, dos con barra y un tercero para mesas, más cómodo para tapear o por si nos decantamos por los platos de la carta. En nuestro caso y como no podía ser de otra forma, nos quedamos en la parte de la barra, esperando pacientemente a que se despejara algún rincón, para pedir ricas viandas.

Bar El Paraigua


Ubicado junto a uno de los ejes de mayor densidad turística de Barcelona, el Bar Paraigua observa desde 1968 la transformación que esta ciudad ha estado experimentando en los últimos 47 años. Aún así, entrar en este bar es como hacer una regresión a épocas mejores, un oasis entre tanto negocio de tapas, paella y sangría.

Inaugurado un 5 de Abril de 1968, la historia del Bar Paraigua es de lo más peculiar. Cimentado sobre un antiguo convento del s. XI y del cual se han conservado las bóvedas y el suelo originales, dando cabida hoy en día a lo que es coctelería y sala de conciertos, la planta principal y que ejerce como bar es totalmente modernista, una decoración que se compró al dueño de una tienda de paragüas cercana (Gallés, 1902) para, seguidamente, adaptarla al nuevo espacio.

Así pues, y como bien explican en la web del bar, podemos saber que los rótulos del bar son los paneles originales de la tienda; el frontal de la barra eran las antiguas vitrinas donde se exponían los paraguas; los arrimaderos y cristales de las paredes mantienen la misma función…

Café Bar Bilbao


Uno de los bares que visitamos en Bilbao y del que quedamos encantados es el Café Bar Bilbao. Situado en la céntrica Plaza Nueva (que de nueva tiene ya poco) y bajo uno de sus pórticos, este emblemático local da servicio desde 1911, si bien se renovó en 1992 aunque los camareros nos aseguraron que está prácticamente intacto.

Un llamativo portón de color azul eléctrico nos da la bienvenida y nos garantiza un buen ágape, y es que los maravillosos pinchos que adornan la barra están a cuál mejor. ¡No por nada en 4 días estuvimos 3 veces! Pincho de bacalo al pil-pil, ración de calamares (a falta de las famosas rabas), croquetas de jamón, sandwich vegetal…

El interior del bar, entre clásico y rematadamente clásico, combina los tonos azules con el dorado tanto en techo como en paredes, donde podemos contemplar esa característica baldosa que tanta personalidad le da al “Bilbao”. Por lo demás, fotos antiguas de una ciudad que ha sufrido cambios radicales tampoco hace mucho, dejando atrás su fama de ciudad gris y fea.

Café La Granja – Bilbao


Nos encontramos en Bilbao, en uno de los locales más emblemáticos y antiguos de la ciudad: el Café La Granja. Inaugurado el 31 de Julio de 1926, este gran café se concibió al estilo de los grandes cafés franceses de la época y todavía hoy mantiene esa estética, que lo hace tan particular y auténtico.

La Granja cuenta con un amplio espacio de techos altos como sala principal, en el que vemos la gran barra de madera a la derecha y la zona de asientos a la izquierda, todo decorado con molduras de madera y tapizados, y un par de espacios al final (custodiando la salida de atrás del bar) más pequeños a la par que íntimos; dos rincones perfectos para confidencias a pesar del ruido ambiental.

Bodega Joserra

Bilbao es una ciudad con una cultura de bar impresionante; la gente se echa a la calle para potear entre amigos, colegas de trabajo e incluso con toda la familia al completo. Un ambientazo que disfrutamos en nuestra búsqueda de bares emblemáticos de la ciudad como el que aquí nos ocupa, que, además, no nos resultó nada fácil encontrar: la Bodega Joserra.

Taberna casi centenaria situada en pleno casco viejo (zona de las Siete Calles), la Bodega Joserra tiene unos inicios curiosos, pues por allá el 1924, lo que hoy conocemos como bar era un comercio de venta que, de estranjis, servía txikitos de vino a sus clientes hasta que les multaron, momento que aprovecharon para pedir la licencia de actividad. Y hasta ahora.

Bar Can Codina


Visitamos uno de esos bares centenarios (o casi) que han tenido la gran suerte de caer en manos, tras la jubilación de sus dueños, de gente que defiende y quiere tanto este tipo de locales históricos como nosotros, manteniendo la decoración y, por ende, su esencia más auténtica. Hablamos del bar CAN CODINA, en pleno barrio de Gracia de BARCELONA.

Hace apenas un mes que unos chicos jóvenes han tomado el relevo del señor Toni Codina incorporando, eso sí, su toque personal en la carta de tapas y bebidas. Sin dejar de lado clásicos de desayuno de tenedor como el Cap-i-pota o los Pies de Cerdo, también podemos encontrar y disfrutar de unas alitas de pollo en salsa yakitori, tortilla de camarones o unas patatas bravas con comino, por ejemplo.

El bar se distribuye en un solo espacio cuadrado, con una barra antigua de granito que preside el espacio junto a las tan adoradas neveras antiguas de madera. Y encima, una cornisa que nos indica la muy interesante oferta de cerveza artesana: cerveza Fort, Dougall’s, Siren, Edge Brewing, Lagerhell, Andechs…

Bodega Josefa “Pepeta’s”


Nos hemos encontrado de morros con una de las bodegas más carismáticas y particulares de Barcelona, pues la Bodega Josefa (conocida también como “el Pepeta’s”) es todo un viaje al lejano oeste y una devoción clarísima al country, baile y estilo de vida que forra cada centímetro de las paredes de esta bodeguita de barrio, con gente de barrio y costumbres de barrio.

La entrada, coronada con 2 grandes banderas de Wyoming y Cataluña, es toda una declaración de intenciones que, una vez al año, además, conquista buena parte de la calle Saragossa para festejar la gran fiesta del country, aunque, como nos cuenta Jordi, dueño del pepeta’s, el pasado mes de Noviembre no se pudo realizar por falta de permisos del Ayuntamiento. Una lástima.

Bodega Manolo

El otro día volvimos al barrio de Gracia de Barcelona, que tanto nos gusta, para visitar una bodeguita de lo más auténtica y que ya nos habían recomendado alguna que otra vez: la Bodega Manolo.

Junto a la Plaça del Nord, este carismático lugar tiene todo lo que uno espera de la bodega centenaria de barrio: barricas, vino y vermut a granel, neveras de madera, mesas de mármol y hierro, una barra y muchas estampas de otros tiempos. Con una entrada de lo más clásica, la bodega Manolo se divide en dos zonas, una primera donde está la barra y 4 mesas pequeñas y una segunda, “custodiada” por grandes toneles de vino, donde las mesas son algo más grandes y encontramos, además, el servicio y el acceso a la cocina.

Los champis del Bar Soriano

En nuestra gastro-aventura por la calle del Laurel de Logroño nos detuvimos un par de ocasiones en el Bar Soriano, porque vive solamente de servir una tapa de champiñones y porque es de los más antiguos de la zona y eso se nota.

Sí, son famosos los “champis” del Soriano y sí, hay otro bar más antiguo y que también hace solo esa tapa (Bar Ángel) pero éste último ha optado, deducimos, por tener un local más renovado a la par que aséptico y sus camareros nada tienen que ver con los del Soriano, hombres mayores y muy curtidos en la tan respetable profesión.

Poco hay que decir del Soriano más allá de que es destino de peregrinación, sobre todo, de los convecinos y que sus camareros son todo lo atentos que uno espera y amables con su clientela.

Los que tengáis pensado ir de visita a Logroño, tened muy en cuenta que el horario de casi todos los bares de la calle Laurel es un tanto peculiar, pues si bien por la mañana es más o menos estándar, ya por la tarde optan por reabrir bastante tarde: a partir de las 19-19:30h.

Taberna Antonio Sánchez


Pocos barrios hay en Madrid tan castizos como Lavapiés, conformado por serpeantes calles repletas de negocios de barrio y de tabernas más que interesantes. Es aquí donde nos encontramos con la Taberna Antonio Sánchez, centenaria, castiza y muy torera, ya que sus primeros dueños siempre estuvieron dedicados a este mundo.

Fundada en 1830 por el matador Cara Ancha, fue en 1884 cuando el torero Antonio Sánchez la adquirió rebautizándola tal y como la conocemos hoy en día. Con todo este historial no es de extrañar, entonces, que el interior esté lleno de detalles alusivos al mundo del toreo: fotografías de ilustres toreros, cabezas de toro, recortes de periódico, etc. Y en la carta, clásico entre los clásicos de Madrid, el rabo de toro.

Dejándonos recomendar por el simpático camarero, vecino también de Lavapiés, nos decantamos por una merluza rebozada y el rabo de toro que, cual señal del destino, nos tocó la última ración y por ello la más generosa, cosa que agradecimos en cada bocado.

Casa Labra

Viajamos al Madrid del siglo XIX para encontrarnos con la apertura de Casa Labra, una estupenda taberna que, 154 años más tarde, sigue manteniendo buena parte de la esencia original, algo que sus vecinos y los turistas agradecen asistiendo en religiosa peregrinación a probar sus especialidades en bacalao.

Casa Labra es un local dividido en dos zonas, la taberna propiamente dicha y el restaurante, al cual se accede desde fuera, por una entrada lateral, o desde dentro. Pero nosotros nos vamos a centrar en la primera, que es la que nos interesa.

Con un sistema que agiliza enormemente la entrada y pedidos de los clientes, las larguísimas colas son solo un espejismo de lo que tardamos en entrar, apenas 5 minutos. Una vez en la caja de la entrada, te toca pedir y buscar un rincón donde apoyar los platillos. Su especialidad: el bacalao.

Taberna Ángel Sierra


En el barrio más ecléctico de Madrid y en pleno epicentro del mismo -plaza Chueca- se encuentra una de las tabernas más antiguas de la ciudad, la Taberna Ángel Sierra, que fue fundada en 1917.

Este encantador lugar consta de 2 espacios muy diferenciados, ya que se acceden por diferentes entradas. La primera y que da directamente a la plaza es la entrada al espacio de la barra, un rincón lleno de detalles en los que pararse a mirar e ideal para vemutear y picar algo, si bien su carta no es demasiado boyante: conservas, empanadas, aceitunas…

Cervecería Ferretería

No es la primera vez que, ante un local como éste, acabamos debatiendo largo y tendido sobre los valores de autenticidad, por los cuales nos regimos a la hora de hablar aquí de un bar o no. Su antigüedad junto con la personalidad son los valores más significativos pero, qué sucede cuando la antigüedad y la personalidad son características heredadas

Muchos de esos comercios antiguos que vemos en postales y libros, casi siempre en blanco y negro, llaman la atención y atraen especialmente por su decoración hecha a mano por herreros, orfebres y ebanistas, artesanos del hierro, el metal y la madera que hacían trabajos manuales excelentemente terminados, otorgando al comercio de unos detalles que ya son pasto de la memoria histórica de sus vecinos y familiares.

Es por eso que cuando nos encontramos con un bar que ha querido mantener intacta la esencia de un negocio previo, un comercio de decoración espléndida, nos alegramos enormemente a la vez que entramos en discusión. Ese bar es, en verdad, una ventana al pasado de nuestros abuelos, bisabuelos… tiene, en definitiva, una singularidad única. Y unn ejemplo de todo esto es la Cervecería Ferretería de Reus (Tarragona).

Café Iruña – Bilbao


Nos paramos hoy en uno de los cafés más antiguos y centenarios de Bilbao, el Café Iruña, que fue inaugurado un 7 de Julio de 1903 (¡acaba de cumplir 111 años!) en la calle Berástegui, número 4, frente a los Jardines de Albia.

Una fachada amplia y acogedora nos invita a un espacio interior de lo más curioso, pues la zona de bar, donde tenemos una barra en forma de “U”, tiene en sus paredes azulejos que nos dibujan marcos y anuncios de licores de lo más curiosos y atractivos. Sería, quizás, una decoración más propia de cualquier bar de Sevilla o Granada que del pleno centro de Bilbao.

Caves i Vins J. Pujol


Cogimos la moto y nos fuimos a la vecina y desconocida Cornellà para visitar una bodega que unos amigos de Facebook nos habían recomendado. En pleno casco antigüo y haciendo esquina nos encontramos CAVES I VINS J. PUJOL, un establecimiento con una fachada de rótulo añejo y botellas de vino en vitrina que no hacía presagiar, en absoluto, lo que nos íbamos a encontrar dentro.

Lo que hasta hace relativamente poco era una sencilla y bucólica tienda de vinos a granel se ha ampliado y convertido en una gran bodega repleta de barricas de vino de todos los tamaños y formas, distribuidas por todo un espacio enorme y diáfano en cuyos detalles se aprecian los CASI 100 AÑOS DE VIDA del local.

La Bodeguita sin nombre o “El Palas”

Aconsejados por nuestros amigos del Mugi (leer post anterior) nos dirigimos en busca de la que, según ellos, es de las pocas bodegas o bares realmente auténticas que quedan en la ciudad de Bilbao.

Curiosamente, se encuentra en la misma calle, cosa nada extraña teniendo en cuenta la gran densidad de bares que hay en dicha arteria de ocio como es la calle Licenciado Poza y no nos costó mucho encontrarla; y eso, a pesar de que dicha bodega no tiene ningún cartel o letrero en la fachada que ayude a identificarla.

La razón de esa ausencia la supimos con posterioridad degustando una cerveza y charlando con Ione, su propietaria, que al igual que en el caso del Mugi, es ya la tercera generación que regenta el local. Son ya MÁS DE 60 AÑOS dando servicio a la parroquia local, que sigue fiel a su cita en esta emblemática y a la vez discreta taberna, que nació sin nombre y así sigue a pesar de que algunos la apodan “EL PALAS”, como simpática metáfora y referencia a su “ostentosa” decoración.

Chiringuito Marítim Bar

Ya tenemos aquí el buen tiempo y, como es de rigor, el cuerpo te pide terraza, caña y aperitivo; y si es frente al mar, mejor que mejor. Por eso, qué mejor que hablar de chiringuitos auténticos como el que hoy tenemos aquí: EL MARITIM, en Cadaqués.

Quién no conoce Cadaqués, tierra de tramontana y artistas tan famosos como SALVADOR DALI. El pueblo, de perfil pesquero, es un reclamo, sobre todo, para franceses y barceloneses, que acuden en masa en vacaciones y, si bien la oferta gastronómica no es nada desdeñable, quedan muy poquitos bares de toda la vida.

Old Town Ale House – Chicago

Old Town Ale House
Acabamos nuestro tour por la fantástica Chicago visitando el Old Town Ale House, el pub más irreverente de todos los que hemos visto en la ciudad. Situado en la parte norte de la zona centro (interesante barrio, por cierto) este pub asoma en una esquina de West North con su fachada de madera cuadriculada y un toldo que anuncia su fecha de nacimiento: 1958.

Si bien pudiera pasar desapercibido al pasear por la zona, no hay más que entrar para darse cuenta al instante de que este bar es muy distinto al resto. Con una luz bastante escasa, el ambiente interior está saturado de todo tipo de objetos y, sobre todo, de CUADROS MUY SUBIDOS DE TONO que te obligan a hacer un repaso de las 4 paredes mientras te preguntas de dónde habrá sacado esta gente estas pinturas.

Bar Café Royal


Pasear por Figueres (Girona) es tropezar constantemente con SALVADOR DALI, artista controvertido y excéntrico que cultivó una manera de ver y vivir la vida única. Museos aparte, la ciudad alberga en su corta Rambla un bar de toques modernistas que está a punto de cumplir su primer centenario y no con pocos problemas.

El BAR CAFÉ ROYAL se inauguró en 1917 en la esquina de la Rambla con Sant Pau; un espacio amplio y diáfano que mezcla pinceladas modernistas con mobiliario que nos evoca cierta época colonial.

John Barleycorn – Lincoln Park- Chicago


Seguimos en Chicago, visitando bares emblemáticos, y hoy toca el turno del pub John Barleycorn, ubicado en una de las mejores zonas de la ciudad: calles meramente residenciales, tiendas de marcas de ropa carísimas, etc. Un barrio precioso y tranquilo en el que encontramos un magnífico edificio que data del año 1890 y en cuyos bajos está el John Barleycorn original (ya hay 3 en Chicago).

Denominado como “sports bar”, no faltan los televisores en los que emiten mucho partido de baloncesto universitario, un asunto que vemos que abunda en la ciudad; al igual que la considerable cantidad de tiradores de cerveza, muchas de ellas artesanas, como es el ejemplo de la LAGUNITAS IPA, que se suele encontrar en los bares de Chicago como aquí podemos ver la Guinness o la Heineken.

The Green Door Tavern – Chicago

En nuestro periplo por la ciudad del viento hemos hecho parada obligatoria en uno de sus establecimientos más antiguos y emblemáticos. Estamos hablando de The Green Door Tavern que, haciendo plena justicia a su nombre, se caracteriza en su parte exterior por la pintura verde presente en toda su estructura y, claro está, en su puerta de acceso.

El local SE FUNDÓ EN 1872, justo un año después del famoso incendio de 1871 que arrasó gran parte de la ciudad y fue uno de los pocos edificios que aún se construyeron en madera puesto que, poco después y a consecuencia del incendio, se prohibieron este tipo de construcciones.

White Palace Grill – Chicago


Quedan aún en la ciudad de Chicago unos poquitos diners, esos bares-restaurantes tan típicos de Estados Unidos y tan emblemáticos en la ruta 66 (aunque algunos son de pega), que se caracterizan por una estética ochentera, con alicatados en forma de damero y colores vivos, con carteles de neón, camareras de uniforme blanco y cafetera en mano, grandes cristaleras en su fachada… y comida edulcorada y grasienta, a poder ser.

Un amigo que residió en esta preciosa ciudad durante muchos años nos indicó el WHITE PALACE GRILL como visita ineludible. Ahí que fuimos, madrugando mucho y luchando contra el viento helador para ir a desayunar a un clásico diner. El menú estaba claro: hectolitros de café americano, panqueques de guarnición y un primer plato hipercalórico para afrontar la larga jornada que nos esperaba.

Billy Goat Tavern – Chicago

¡Nos vamos a Chicago! Y lo hacemos visitando sus bares más antiguos y auténticos, empezando por el que, seguramente, tenga en la ubicación su más extraña particularidad.

La hamburguesería BILLY GOAT TAVERN se encuentra en el centro y debajo del Michigan Avenue, una de las calles del barrio empresarial y que se eleva en uno de sus tramos para que otra calle le cruce por debajo. Justo ahí, bajando unas escaleras, se encuentra este emblemático local, que abrió sus puertas en 1964, aunque EL ORIGINAL NACIÓ YA EN 1934 cerca del Estadio de los Chicago Bulls.

Para darle todavía más carácter de “antro”, la fachada lúgubre e iluminada con letreros de neón tiene una entrada en la que todavía hay que bajar más escaleras para encontrarte, al fin, en el bar.

Una vez dentro, hay dos espacios separados por una barra central presidida por el camarero más carismático del lugar y que pronto identificaréis, pues es quien da identidad a uno de los carteles que presiden la fachada: Cheezeborger, cheezeborger!!

Bodegas Almau


Viajamos a Zaragoza para visitar una de las bodegas más antiguas de la ciudad, Bodegas Almau, situada en una de las calles más conocidas y concurridas de la ciudad por su oferta gastronómica y de ocio: “EL TUBO”.

Inaugurada en 1870 y con algunas reformas a sus espaldas, este bar destaca por su amplia oferta de vinos, más en botella que a granel, y que abarrota gran parte del interior, una imagen que nos recuerda ligeramente al bar Quimet & Quimet de Barcelona.

En cuanto a la oferta gastronómica, son los pinchos del mostrador la oferta del día, entre los que podemos destacar el de TORTILLA DE PATATAS – realmente delicioso- y las CROQUETAS DE JAMÓN. Lo demás, pecaba de exceso de pan, a nuestro parecer.

Bodega Antigua Casa Paricio

Por fin, y después de 3 tentativas fallidas por motivos diversos, hemos visitado la Bodega Antigua Casa Paricio de Zaragoza. Era alta la expectación después de habernos informado por internet en su página web y, desde luego, no nos ha defraudado lo más mínimo.

El local, que está situado no muy lejos de la basílica del Pilar y de la zona céntrica de bares, aunque no está en el epicentro de la marea de ocio, tiene el aspecto más CLÁSICO Y ACOGEDOR que se le puede pedir a la típica bodeguita de barrio de toda la vida; esas que tanto nos gustan y que invitan indefectiblemente a entrar, pedirse unas anchoas y un vermut y disfrutar de la estancia.

Bar Bodega Balmes


Actualización 12-01-2016: la bodega ha reabierto con nuevo look y nueva carta.
________________________

Como creadores de esta humilde plataforma de BARES AUTENTICOS nos encontramos en muy pocas ocasiones con establecimientos que, reuniendo perfectamente los requisitos de nuestro filtro, no desean formar parte de nuestra plataforma divulgativa. Es una situación un tanto contradictoria pero a la vez muy fiel al espíritu indomable y genuino que tanto defendemos desde este blog.

Es por eso que esa dicotomía nos conduce a una situación un tanto paradójica: nos encanta y reafirma en parte en nuestra propuesta el hecho de que un establecimiento no requiera de ningún estímulo propagandístico ni publicitario (venga de quien venga) y a la vez nos entristece el no poder dar parte de nuestros pequeños descubrimientos al gran público.

Este dilema se nos presentó por primera vez en Madrid con el bar La Venencia, del cual dimos parte en un post anterior y en el cual respetamos la voluntad de sus propietarios de no publicar fotos, si bien pudimos dar nuestra opinión y recomendaciones como un cliente cualquiera.

El Celler d’en Frank Petersen


En Barcelona, en el Raval más cerrado y racial, se esconde una bodega regentada por un señor llamado Armando, simpático y distendido, que atiende a los pocos clientes que caben en este pequeño local, en cuyo espacio cuadrado se ubican la barra cerámica a la derecha, las antigüas neveras de madera al fondo y unas pocas mesas con sus respectivos taburetes.

Si bien está abierto todo el día, parece que lo que más se tercia en este lugar es pasarse el rato tomando cervezas y, cuando la gusa asoma, pedirse unas raciones de embutidos y/o queso con su pan con tomate y aceite, que eso nunca puede faltar.

Bar Bodega Ca’l Pep

En el barrio de Gracia de Barcelona, en pleno centro de la ciudad, podemos encontrar una de las mayores ofertas de ocio, comercios y restaurantes en relativamente pocos quilómetros cuadrados. Es un barrio muy heterogéneo donde se mezclan, con naturalidad, gente joven, turistas y vecinos de toda la vida que disfrutan de la desenfrenada vida social en sus innumerables plazas y calles peatonales.

En la parte alta de una de sus calles más emblemáticas (Verdi) se encuentra una discreta bodega de nombre CA´L PEP que lleva en marcha desde hace MAS DE 80 AÑOS y que sigue dando amparo a los vecinos de la zona.

Es un local de los de toda la vida, fuera del circuito más turístico o comercial, que acoge parroquianos habituales, mucho de ellos también de toda la vida y que ha sufrido pocos cambios estéticos desde su apertura.

Osteria Alla Vedova – Venezia


Viajamos a una de las ciudades más singulares de Italia y de toda Europa para enseñaros uno de los pocos rincones que todavía se salvan de la plaga turística diaria que arrasa con todo. Estamos hablando de Venecia, famosa por sus canales, su cristal elaborado por maestros artesanos y por su carnaval. Tenemos algunos la gran suerte de que, aún hoy, no sea conocida por sus rincones más secretos, como son las tabernas de barrio o Bacari, como allí las llaman.

Sobreviven gracias a los venecianos que allí residen, que sortean a todas horas la marea de recién llegados, siempre cargados con sus cámaras de fotos o smartphones. Como un laberinto que es, la ciudad tiene calles escondidas, caminos alternativos y rincones de difícil acceso y en los que es complicado percatarse.

Café Royal – Edinburgh


A muy pocos metros de la estación central de Edimburgo y del prestigioso Hotel Balmoral, nos encontramos con un verdadero clásico de la capital escocesa: THE CAFÉ ROYAL, un establecimiento con 2 partes muy diferenciadas, la de bar y la de restaurante, y cuya historia se inicia en el año 1826.

En sus comienzos, este bar ejercía de taberna, sirviendo cafés, cervezas, vinos y licores, pero en 1861, todo el edificio se vendió a Robert Hume, un fontanero que optó por derruir el bloque y, con él, el The Café Royal.

La situación actual del bar nace en 1861, año en el que empezaron las obras del edificio y que, en un principio, los bajos se iban a destinar a un showroom para elementos sanitarios. No parece que la cosa prosperase y el 8 de Julio de 1863 se inauguró el The Café Royal que hoy en día conocemos.

The Sheep Heid Inn – Edinburgh


En nuestro periplo por Escocia, disfrutando de sus increíbles paisajes y de sus ciudades (con especial mención a Edimburgo), no podíamos dejar escapar la oportunidad de visitar el bar o pub más antiguo de este encantador y húmedo país, que se encuentra precisamente en los alrededores de Edimburgo, concretamente, en un barrio llamado DUDDINGSTONE. Estamos hablando de THE SHEEP HEID, un establecimiento que lleva en funcionamiento desde el siglo XIV y que a pesar de sufrir cambios inevitables y de no encontrarse exactamente en su ubicación inicial, se mantiene con el número uno del ranking en cuanto a longevidad.

Cabe decir que ante semejante expectativa, la desilusión se hizo patente nada más entrar en el local, ya que con semejante vitola y con nuestra imaginación ya desbordada esperábamos encontrar un pub añejo, oscuro, roído por el tiempo, con una atmósfera a taberna medieval y con innumerables objetos y recuerdos de su dilatada existencia. Sin embargo. lo que ofrece el “The Sheep Heid” a día de hoy es un ambiente agradable y casi familiar, carente de ningún encanto histórico, a imagen y semejanza de otros tantos bares o pubs sin tanto renombre.

Bennets Bar – Edinburgh


Viajar a la Gran Bretaña es sinónimo de encontrar fantásticos y muy acogedores pubs, tanto es así que parecen no existir los “antros” tal y como aquí los conocemos, pues es mentira, al menos en ESCOCIA hay antros y nosotros visitamos alguno que otro. No es el caso del BENNETS BAR de EDIMBURGO, un local con espacio para bar y otro para restaurante que llama la atención desde el principio.

Una fachada verde y unas VIDRIERAS EMPLOMADAS captan la mirada del peatón desde que se percata de su existencia. Efectivamente, este pub es todo un emblema de la ciudad desde 1839, pero es con el nuevo King’s Theatre, que está justo al lado, que el bar se convertirá en un “garito” de moda, sobre todo, entre los actores de dicho teatro.

Taberna Can Roca


El barrio de Sant Andreu es uno de esos barrios que todavía respiran ese aire de antiguo pueblo anexo a la Barcelona más céntrica y que parecen funcionar a un tempo más pausado y ajeno al bullicio turístico del centro. Y es en pleno centro de este acogedor barrio, en la calle Gran de Sant Andreu, donde se encuentra la “Taberna Can Roca”, que lleva en funcionamiento MAS DE 100 AÑOS y que es un reflejo fiel y memoria viviente de cuando Sant Andreu ejercía de puerta de entrada a Barcelona y acogía en sus posadas y fondas a innumerables viajeros.

Lógicamente, los tiempos han cambiado y las posadas y fondas han ido desapareciendo o concentrándose en otros lares, pero la taberna Can Roca, en vez de desaparecer, ha evolucionado y se ha reinventado hasta llegar a nuestros días como un Bar – Restaurante familiar.

La taberna que ejerció en sus inicios y durante más de 80 años como bodega de vinos y licores a granel cambió su oferta a partir del año 1975 y acondicionó el local con mesas para ofrecer sus servicios de restauración. A consecuencia de este cambio, eliminó sus barriles y barricas de vino y dejó de ofrecer servicio de venta a granel. Mantuvo eso sí, algunos elementos característicos como las viejas neveras de madera, que le confieren ese aire atemporal de bodeguita de barrio.

La Bodegueta d’en Miquel

La Bodegueta d´en Miquel es un pequeño y acogedor establecimiento situado en la zona de Nou Barris de Barcelona y que funciona como bar-bodega desde hace ya más de 50 años, si bien es cierto que en sus orígenes tan solo funcionaba como bodega de vinos.

Siguiendo la evolución lógica y casi invariable en la mayoría de bodeguitas de barrio, con el tiempo ha ido ampliando la gama de productos a la venta añadiendo conservas, embutidos y otros productos al uso, amén de ofrecer el consumo de los mismos en el propio local.

Cabe destacar en su regencia actual (el local ha sido traspasado en diversas ocasiones) el esmero que ponen a la hora de proponer una cuidada oferta gastronómica y que va más allá de lo que cabría esperar de una bodeguita típica sin llegar, eso sí, al nivel de un Quimet&Quimet.

Taverna Can Margarit

En pleno corazón del Barrio de Poble Sec de Barcelona, en el extremo superior de la calle de la Concòrdia, se encuentra la “Taverna Can Margarit”, un establecimiento que destaca por su ASPECTO INTERIOR y también por una oferta gastronómica muy ecléctica y casera que abarca desde platos típicos de la cocina catalana hasta platos más propios del Sur de España.

El local llama la atención ya desde el exterior por su amplia y vieja puerta de madera de color rojizo que, una vez atravesada, da lugar a una amplia sala de techos muy altos, repleta de barricas de vino, que funciona a modo de sala de espera y en la cual te invitan a servirte, de forma gratuita, los VASITOS DE VINO que tengas a bien degustar para hacer más amena dicha espera.

La sala dispone da algunas mesitas y tiene una estética rústica a base de GRANDES VELAS, tinajas, barriles y la imprescindible NEVERA DE MADERA propia de las bodegas añejas.

Bodega L’Avi Manel


Actualizado el 27-7-2015. La bodega ha cerrado.
_________________________

Después de unas semanas poco productivas en la búsqueda de nuestros bares auténticos, hemos reiniciado nuestra actividad y hemos visitado una bodega situada en pleno Eixample de Barcelona. Se trata de la Bodega de l´Avi Manel y, como su nombre indica, es un pequeño establecimiento que funciona como bar y también como tienda-bodega, con sus vinos en BARRICAS DE MADERA.

El aspecto general es de un LOCAL AÑEJO pero bien conservado, no muy amplio pero con techos altos y que invita a sentarse en una de sus típicas mesas hechas con barriles de vino.

Sin duda, lo más característico, además de las ya citadas barricas repletas de vino, es la gran nevera ,también de madera, que preside solemnemente el espacio. Posiblemente, sea una de las más grandes que hayamos visto en ningún otro local y está en un muy buen estado; una nevera preciosa con muchísimas puertas y seguro que mucha historia en su interior.

Al fondo del establecimiento se encuentra una pequeña vitrina mostrador donde se exponen los productos a la venta- no es la más lucida en cuanto a oferta ni aspecto general del género- y una pequeña barra a continuación. A modo de trastienda. se encuentra la cocina–almacén que queda parcialmente a la vista de los clientes.

Bar All’antico Vinaio – Firenze


Paseando por la preciosa ciudad de FLORENCIA (Italia) nos encontramos con este pequeño bar que, como si nos conociese ya de antes, reclamó nuestra atención de inmediato. Es, sin duda, un lugar muy particular a la par que centenario, siendo éste uno de los bares más antiguos de la ciudad.

Si bien, hoy día, está regentado por Daniele y Tommaso, dos chicos muy simpáticos y enérgicos, la esencia y la historia de All’antico Vinaio perdura.

La Bodega (de Sants)


Los dueños de esta bodeguita de Sants (Barcelona) compraron el local allá por el año 1948, una época que nos queda tan lejana que casi se vislumbra en blanco y negro; pero ahí permanece, impertérrita y prácticamente ajena a los cambios modernos.

De planta alargada, la Bodega es sencilla en todo su concepto: una barra al entrar y unas pocas mesas al fondo, todo acompañado de unas barricas repletas de vino y unos estantes que nos muestran el género en venta: refrescos, vino, cava, licores varios, cervezas…

El extenso horario de la bodega es indicativo de que este lugar ejerce, básicamente, haciendo honor a su nombre y vendiendo vino a granel; y es que, al no tener cocina, lo único que uno se puede echar a la boca son chips, olivas y conservas varias, cosa que no parece suponer problema alguno a la fiel parroquia del local.

Coctelería Dry Martini


Hace apenas unos dias hablábamos de la publicación británica Drinks International, pues hacía su lista de los 50 mejores bares del mundo, siendo el DRY MARTINI uno de los 2 españoles que entraban en ella. Así pues, y siendo todo un clásico de Barcelona, decidimos hacerle una visita, la primera en nuestro caso, a decir verdad.

Y no habíamos entrado nunca antes por un solo motivo, pues siempre se había asociado esta coctelería a un ambiente muy distinguido, algo carca incluso y cuya clientela rondaría una edad media de 40-50 años. Probablemente, fue así en tiempos pretéritos, pero hoy en día y, seguramente, gracias a la proyección internacional de JAVIER DE LAS MUELAS, la realidad es muy distinta.

Bar Pastís


Actualizado 24-7-2015. El Ayuntamiento ha manifestado su intención de hacer lo posible por la permanencia del bar Pastís.
_____________________
Poco le queda a la ciudad de Barcelona de aquella época canalla en la que la vida en algunos bares, sobre todo en los barrios del Raval y el Gótico, era toda una experiencia, en ocasiones hasta mística. El Kentucky, el Cangrejo y el BAR PASTÍS son referentes de unas cuantas generaciones que mucho podrían contar de lo vivido en ellos.

El Bar Pastís, a pesar de todo, sigue en pie desde hace más de 65 años (abierto en 1947). Y decimos “a pesar de todo” porque cuenta en su haber con varias denuncias vecinales, que se quejan del ruido y de la música año tras año. Sí, ha estado a punto de ser clausurado pero su dueño se aferra a esos poquísimos metros cuadrados que son toda una manifestación del “horror vacui”: fotos, objetos varios, botellas, rótulos, óleos (pintados por su primer dueño), caricaturas, recortes de periódico… Todo acompañado por MÚSICA FRANCESA, referencia de aquellos tiempos más bohemios y en los que sus primeros dueños buscaban recrear al ambiente de los locales de Marsella y de París.

Bar Kentucky

Si hablamos de uno de los barrios históricamente más canallas de la noche barcelonesa tenemos que hacer referencia ineludible al otramente llamado BARRIO CHINO, en pleno corazón del cual se halla el Bar Kentucky.

Dicho bar, junto con muchos otros establecimientos de la zona como El Cangrejo, forman el enjambre de ocio nocturno de estilo añejo y atemporal, al margen de las grandes tendencias de diseño, y son fieles testigos de las aventuras taciturnas y no siempre confesables de gran parte de la población, sobre todo autóctona de la ciudad condal.

El Kentucky debe su nombre a la masiva presencia de marines norteamericanos (U.S. Navy) que desembarcaban en Barcelona por los años 50-60-70 y que desahogaban sus penas y daban rienda suelta a sus impulsos más humanos en los bares próximos al puerto. De esta manera, y con su nombre como reclamo, el establecimiento tuvo su auge como cobijo de marines, comerciantes, prostitutas y todo tipo de personajes de lo más variopinto, dispuestos a sacar tajada de los dólares recién llegados.

Bar Casa González

En uno de los barrios con más densidad de bar por metro cuadrado de Madrid nos encontramos CASA GONZÁLEZ, un bar-tienda que llama la atención, sobre todo, por su fachada, de un encanto único y totalmente vintage. Lo que en su día fueran LOS ESCAPARATES, hoy forma parte de la distribución de las mesas, lo que da pie a estampas bucólicas desde el exterior.

Casi 100 son los años que lleva en la calle León el Casa González, aunque solo unos 20 ejerciendo como tienda y como bar. Se ve que han mantenido gran parte de la decoración original pero que lo que fuera, en su día, almacén y vivienda de los propietarios, ahora es la prolongación del bar, que empieza en la misma tienda.

Neveras de antaño, estanterías antiguas… la decoración está gratamente acompañada por una selección de vinos y productos cuidadosamente colocados, como el GRAN SURTIDO DE QUESOS que encontramos en una de las vitrinas frigoríficas.

Bar La Venencia

Bar La Venencia

De visita por Madrid a la caza de más Bares Auténticos para nuestra base de datos, decidimos acercarnos hasta la Venencia, un bar que responde perfectamente a los parámetros que establecimos en el inicio de nuestra andadura. Se le podrán reprochar algunas cosas a este establecimiento (¡siempre hay variedad de opiniones, gracias a Dios!) pero no cabe la menor duda de que es un SITIO PECULIAR y bastante auténtico.

A pesar de que sus propietarios actuales lo regentan desde hace aproximadamente unos 25 años, la decoracion e idiosincracia del mismo no ha variado con respecto a sus anteriores dueños. A simple vista no llama mucho la atención, rodeado como está de la infinidad de bares de toda índole que se pueden encontrar por el BARRIO DE HUERTAS, pero, una vez cruzas la puerta, te imbuyes de un AMBIENTE A BODEGA DE PUEBLO emfatizado por el aroma a vino y el aspecto añejo y envejecido del espacio.

Celler Miquel


Actualizado 06-1-2019: Hemos actualizado el horario.
________________
En la parte derecha del Eixample barcelonés, no muy lejos de la famosa SAGRADA FAMILIA, hemos descubierto una pequeña bodega que responde al nombre de Celler Miquel y que lleva 34 años regentado por el mismo dueño.

De pequeñas dimensiones pero suficientemente expuesta al público a través de su entrada y amplio escaparate, se nos muestra en primera instancia como una típica tienda de licores y vinos al por mayor de las de toda la vida; como una genuina bodeguita de barrio. Sin embargo, en una segunda y más precisa ojeada, podemos apreciar -a modo de altar- un CURIOSO Y AÑEJO MOSTRADOR de elaboradas molduras, colocado sobre una tarima de madera, donde se expone una pequeña pero seleccionada variedad de tapas o aperitivos.

Desde esta posición privilegiada, el dueño te puede ofrecer aceitunas rellenas (de forma artesanal) de pimiento o anchoas, unos tacos de salmón marinado con piñones, variedad de conservas, salchichón de Vic o unas sardinas en vinagre entre otras cosas. El aspecto de todo lo expuesto es limpio, cuidado y muy apetecible.

Bar La Pilareta


El bar La Pilareta de Valencia fue FUNDADO EN EL AÑO 1918 como fábrica y tienda de licores con el nombre inicial de “El Lorito”. Con los años, y tras ceder el testigo familiar, la fábrica dió lugar a una casa de comidas regentada por la nieta del fundador (de nombre Pilar) y en el que la especialidad eran los caracoles alternados con habas o mejillones.

Con el paso del tiempo, los caracoles fueron dejando paso a los MEJILLONES (O CLÓCHINAS), que se convirtieron en el plato estrella indiscutible. Y, desde entonces, este pequeño local esquinero sigue sirviendo estos moluscos procedentes de Galicia con una salsa ligera (básicamente agua y el propio jugo de los mejillones) aderezada con un toque picante que los hace muy particulares.

Se comenta que en este establecimiento se han llegado a consumir cerca de 1 tonelada de mejillones durante las fallas. No sabemos si es una exageración pero no cabe dudad de que la Pilareta goza de mucha popularidad por parte de los valencianos e incluso de extranjeros bien informados.

Bodegas Castañeda

Seguimos en GRANADA para visitar las BODEGAS CASTAÑEDA, un bar por todos conocido por sus años de existencia, por sus generosas tapas gratuitas, por el encanto del lugar… y es que Bodegas Castañeda reúne muchas de las características necesarias para ser auténtico de verdad.

Con una estética típica de la zona, podemos ver jamones colgando encima de la barra, el busto de un toro presenciando todo lo que allí dentro acontece, barricas de vino… todo ello “adornado” por un ejército de camareros, todos varones, debidamente uniformados con el traje clásico de camarero: pantalones negros y camisa blanca de manga corta.

Muchas veces, en conversaciones nuestras e, incluso, en artículos aquí escritos, hemos comentado cómo LA PROFESIÓN DE CAMARERO SE ESTÁ PERDIENDO por varios motivos pero, principalmente, porque hoy en día nadie aspira a ser camarero y, seguramente, tampoco se paga como se debiera. Pues bien, tras visitar varias ciudades del sur de España en nuestra Ruta, podría decir que es por esas tierras donde todavía encontramos bastantes profesionales del sector, que saben lo que hacen pero, además, lo hacen con mucha educación y simpatía; en definitiva, respetando al cliente y transmitiendo su pasión por la profesión.

Bar Los Diamantes

Actualización 03-02-2016: hemos añadido las tapas de nuestra última visita: coquinas, boquerones rebozados y la tapa gratis del momento: plato de arroz a banda. ¡Todo estaba requetebueno!
_________________________

En pleno centro de GRANADA y en una de las calles con mayor oferta gastronómica podemos encontrar el bar Los Diamantes, de fama merecida y consolidada entre los oriundos. Sin embargo, para los que somos foráneos el establecimiento dista mucho de llamar la atención, por lo menos para bien, y no es que el local no merezca la pena, ni mucho menos, pues sí DESTACA POR SU OFERTA y no precisamente por su “look”, que es de lo más austero. ¡Eso, para empezar, ya es una buena señal!

El local, que luce un cartel de lo más simple y descuidado, hace esquina con 2 calles peatonales y tiene una forma estrecha y alargada en la que predomina también una barra alargada y 3 ó 4 mesas dispuestas nada más entrar.

En la parte del fondo se encuentra el baño y la cocina que no está visualmente abierta al público y en la que elaboran la gran variedad de tapas y raciones que se sirven DE FORMA FRENÉTICA.

Bodegas La Mancha


Abierto desde 1958, nos encontramos el bar BODEGAS LA MANCHA, escondido en una calle algo estrecha y poco transitada por el peatón, a pesar, eso sí, de que está ubicada en todo el meollo de la ruta del tapeo de GRANADA.

Sus años de historia le han servido para instaurarse como un clásico para los granaínos, al cual acuden, sobre todo, para probar sus bocadillos y sus vinos. Además, cuentan con una carta de tapas y raciones, opción por la que optamos nosotros.

La estética es la típica de bodega que podemos encontrar por estas tierras, paredes alicatadas con motivos geométricos, jamones colgados del techo… aunque aquí hay algo que llama la atención y es SU FACHADA, totalmente de madera y tallada hasta el último milímetro, incluyendo el propio nombre del bar; digna de ver, sí señor.

Taberna Antigua Casa de Guardia


La taberna Antigua Casa de Guardia fue fundada en MÁLAGA en el año 1840 por D. José de la Guardia y destaca sobre todo por su amplia oferta de vinos o caldos elaborados en las tierras meridenses.

El local es esquinero, de forma alargada, luminoso y MUY ESPACIOSO y discurre de manera lineal de una calle a otra, de manera que permite el acceso desde cualquiera de las 3 calles con las que colinda.

Es un establecimiento con una formología claramente funcional y alejada de alardes decorativos, tanto es así que ni siquiera dispone de taburetes o sillas donde poder sentarse; tiene una enorme barra que discurre casi de punta a punta del local y detrás de la cual se disponen, ordenadamente, una gran cantidad de barricas (de aspecto añejo) con su pertinente inscripción referente al contenido, véase; vinos dulces y secos de la variedad Pedro Ximénez y Moscatel.

Bar La Moderna


El BAR LA MODERNA se yergue en pleno centro de Jerez de la Frontera y guarda un secreto en su interior, algunas de sus paredes forman parte de la historia de la ciudad pues son restos de las antiguas murallas, lo que contrasta con el nombre del bar, dicho sea de paso.

Sea como sea, La Moderna es un local acogedor que se inauguró por allá en 1938 y que se divide en dos estancias, la principal y que se abre a la calle por entero, y la parte de atrás (la de la muralla), con mesas repartidas y un televisor que seguramente usarán para retransmitir partidos de fútbol y otros acontecimientos deportivos.

En cuanto al tapeo, lo tienen bueno y de calidad. Nosotros pedimos, entre otras cosas, una de chocos, croquetas de jamón y lo que llaman las “lagrimitas de pollo”, que son pequeñas piezas de pollo cocinadas con vino tinto.

Café Bar Las Teresas


En uno de los barrios más emblemáticos de Sevilla, el de SANTA CRUZ, se esconde en una de sus estrechas calles el CAFÉ-BAR LAS TERESAS, abierto desde 1870 y, por consiguiente, un clásico de visita indiscutible.

Sí que es verdad que, en esta ciudad, la estética generalizada de este tipo de bares es similar y hace difícil distinguir cuál es más genuino y cuál más impostado pero, en este caso, siglo y medio de vida ¡es toda una acreditación!

Encontramos el bar ubicado en esquina, con entrada en ambas fachadas y terraza en la más alargada. Dentro, tenemos la barra, que ocupa casi toda la extensión del bar y que poco espacio deja para sentarse y pasar a la vez. Por lo demás, vemos que las paredes están alicatadas con losetas cerámicas de dibujo típico andaluz, carteles de motivos flamencos o taurinos, fotografías antiguas, etc. Eso sí, que no falten los JAMONES COLGADOS del techo, muy ricos en este establecimiento, por cierto.

Bar Casa Balbino

En la zona más céntrica y núcleo más antiguo de Sanlúcar de Barrameda acudimos, aconsejados por una amiga sevillana y después de disfrutar de una mañana de playa, al bar CASA BALBINO.

Se encuentra situado cerca del mercado de la localidad, en la que, sin duda, es una de las plazas con mayor oferta de restaurantes y bares (la mayoría de ellos con buena pinta e igualmente buena oferta).

ABIERTO A FINALES DE 1939, Casa Balbino goza de una gran consideración y de una fama merecida. El bar tiene el aspecto clásico de la mayoría de establecimientos al uso en esta parte del sur de España, es decir: suelos de gres, paredes que combinan el blanco y el ladrillo, los techos con vigas de madera y un atrezzo inconfundible a base de multitud de fotos y cuadros de temática taurina o de festividades locales así como cabezas de toros o los inevitables jamones colgando del techo. Pero, sin duda, lo que más llama la atención son las grandes vitrinas empotradas en la barra, donde exponen gran parte de su vistosa oferta gastronómica.

Casa Ricardo


Como ellos mismos proclaman, Casa Ricardo, es “el TIPICO ESTABLECIMIENTO SEVILLANO“. Se fundó en el año 1898 con la definición de “Establecimiento de Abacería” y bajo el nombre de Casa Antiante. Sus orígenes como tienda de comestibles y productos coloniales como ultramarinos, café de Puerto Rico, azúcar de Cuba, ron de Jamaica,etc, dio lugar, después de cambios de dueños, cambios de nombre y otras vicisitudes a la Taberna de hoy en día.

Destaca su decoración interior plagada de fotografías de clara REFERENCIA RELIGIOSA -vírgenes y Cristos de todo tipo- y de tradiciones tan arraigadas en esta tierra como es la Semana Santa y sus COFRADIAS. Incluso, disponen de una pizarra-calendario donde se marcan con detalle las fechas de todas las procesiones de la ciudad.

Casa Alfonso

Hace mucho que le teníamos ganas a la barra del CASA ALFONSO y, al fin, nos acercamos una tarde de verano para saborear todas las tapas que nuestro estómago nos permitiese, pues la pinta de todas ellas prometía.

Abierto DESDE 1934, la familia García, generación tras generación, ha estado al cargo de este emblemático local, declarado incluso de INTERÉS CULTURAL en la ciudad de BARCELONA ¡toma ya!

Aunque habrá sufrido mil y una remoledaciones, Casa Alfonso mantiene una estética clásica de otros tiempos, dividiendo el local en dos ambientes (uno más de bar con una pequeña charcutería y otro más de restaurante), todo ello iluminado con esquisitez, lo que provoca que tu estancia sea de lo más agradable. Si a esto le añadimos la calidad de la carta, la experiencia es aún mejor.

Casa Benito


Siendo Mérida capital de Extremadura y famosa por su patrimonio arqueológico, nos sorprendió su reducido tamaño y su semblante más de pueblo que de ciudad. Aún así, la cantidad de bares es notoria y, sobre todo, nos fijamos en CASA BENITO, una cervecería-restaurante que lleva abierta desde 1870.

Ubicado en pleno centro, junto al mercado, Casa Benito cuenta con dos plantas, siendo restaurante la de arriba, y una enorme terraza bien cubierta para los calurosos días de verano. LA ESTÉTICA INTERIOR ES DEFINITIVAMENTE TAURINA, con fotos y carteles por todas partes y un enorme busto de toro en la barra que adorna el tirador de la cerveza.

Casa Morales | Sevilla

Casa Morales

Casa Morales es un establecimiento situado en pleno centro de Sevilla que nos ha llamado poderosamente la atención y eso no es poco en una ciudad repleta de bares con solera. Este local tiene un DUENDE ESPECIAL y respira autenticidad por todos sus poros. Fue fundada en el año 1850 (¡ahí es nada!) y la mantiene la misma familía desde entonces.

La estética también se ha mantenido y cuidado con los años, a pesar de las lógicas rehabilitaciones que cualquier negocio de esta índole y edad tiene que sufrir. No obstante, y tal y como escribe el periodista Antonio Burgos en el artículo que tienen colgado en una de sus paredes, “La restauración de Casa Morales es un ejemplo que debería seguir Sevilla para otros grandes monumentos, de parejo mérito a esta Catedral del Moyate”. No podemos estar más de acuerdo aún no habiendo conocido el local en sus inicios.

El bar, taberna o como se le quiera llamar está situado en esquina y permite el acceso desde ambas calles. Su carpintería, de grandes ventanales, es de madera bien trabajada así como lo es su gran barra interior, detrás de la cual te atienden con cordialidad. Los techos son altos y abovedados y de ellos cuelgan unos ventiladores de estilo clásico y una iluminación sin alardes a base de fluorescentes.

Café Novelty


Visitamos en la bellísima ciudad de Salamanca el Café Novelty, el más antiguo de la ciudad (según afirman en su página web) y, desde luego, mejor situado, pues lo encontramos en la misma Plaza Mayor. FUNDADO EN 1905, este establecimiento ha sufrido no pocas variaciones, pues si bien ahora lo conocemos como bar, también ha sido botillería o salón de billares.

El local es acogedor y amplio, con una barra de estilo clásico a su izquierda y las típicas mesas de mármol con sillas y bancos corridos a su derecha, zona en la que podremos compartir mesa con el ilustre GONZALO TORRENTE BALLESTER, oriundo de Ferrol pero fallecido en Salamanca en 1999.

Bar Patillas

Bar Patillas
Actualizado 02-11-2017: hace tiempo que Amando decidió retirarse y pasar el bar Patillas a manos más jóvenes pero fieles a la esencia del local.
_______________________

En la ciudad de Burgos, no muy lejos del casco viejo, se encuentra un establecimiento de los que no pasan desapercibidos y que elevan el calificativo de “auténtico” a su máximo esplendor. Se llama BAR PATILLAS y está regentado por un personaje no menos auténtico y peculiar que responde al nombre de AMANDO y que corresponde a la 3ª generación de una casta de taberneros (así es como le gusta que lo definan).

El bar, que exteriormente pasa casi desapercibido, es de dimensiones reducidas pero llama poderosamente la atención por su decoración interior a base de carteles y fotos de lo más diversas que cubren en su totalidad las paredes e incluso los techos. Podemos encontrar recortes de artículos de periódicos, carteles de fiestas taurinas o populares y un sinfín de FOTOS DE CARNET – tipo fotomatón-, la mayoría de ellas turistas o clientela local.

 

El Bar Patillas es toda una institución en la ciudad de Burgos

 

El local dispone de una pequeña barra, igualmente empapelada, tras la cual el propio Amando o su esposa ofrecen los escasos bocadillos que preparan por la tarde y, sobre todo, botellines de cerveza o refrescos al uso, dando así cobijo a turistas y, mayoritariamente, al faranduleo burgalés hasta altas horas de la madrugada, amenizando las veladas con actuaciones improvisadas de guitarristas a las cuales suele sumarse el mismo Amando.

Café Iruña

Sobran las palabras cuando se trata de hablar del CAFÉ IRUÑA de Pamplona. ¿Quién no conoce este lugar, haya o no estado en la ciudad de la fiesta popular más famosa de España a nivel internacional?

Situado en la Plaza Castillo, en pleno centro, emerge el grandioso y fantástico Café Iruña, que sirve a sus clientes desde 1888 en un espacio diáfano, repleto de mesas de mármol y pies de forja y las típicas sillas de madera torneada. Las paredes denotan una decoración de siglos atrás, con grandes espejos, molduras y escudos de apellidos nobles.

El café ofrece menús o tapas típicas del lugar como son los fritos (nosotros optamos por el de jamón y queso, que de aspecto son similar a las bombas), LAS RABAS o los pinchos, y algunas más comunes como son las patatas bravas.

Gran Café Zaragoza

En una de las calles más céntricas y emblemáticas de Zaragoza se encuentra el Gran Café Zaragoza; un establecimiento de estilo clásico y elegante -no en vano fue concebida en sus inicios como una joyería – que se mantiene en perfecto estado de conservación y que rezuma ese aire bohemio de los grandes cafés. Un local imperecedero, ajeno a la reciente y dinámica transformación de una ciudad en constante evolución.

El local, situado en esquina, llama la atención por su generosa marquesina y por sus GRANDES VENTANALES que ejercen a modo de escaparate y a través de los cuales se aprecia en toda su dimensión el interior del Café, que no responde precisamente a su nombre, sin que por ello podamos decir que sea un local pequeño.

Los acabados interiores están muy cuidados y combinan el aire clásico de la madera (mención especial a las elaboradas MOLDURAS DE LOS TECHOS), los grandes espejos en las paredes y el mármol de la barra con el uso de lámparas de diseño más moderno.

Tirsa Cocktail Bar

Actualizado 11-11-14: nos entristece comunicar que la coctelería Tirsa cierra para siempre el próximo 27 de diciembre de 2014, por culpa de la Ley de Arrendamiento Urbano (LAU).
___________________________

La coctelería Tirsa está situada en L´Hospitalet de Llobregat y es, sin duda, uno de los grandes referentes en el ámbito metropolitano barcelonés en cuanto a este tipo de establecimientos se refiere. Tanto es así que FERRAN ADRIÀ no duda en citarlo en el prólogo del libro ” EL SECRET DEL GINTONIC que el periodista Vador Lladó ha sacado a la venta recientemente.

Empezó su andadura por el año 1960 como bar diurno y fue postulándose como bar coctelería, exclusivamente, a partir del año 1984. Cuenta desde su origen con una regencia de carácter familiar que se situa en estos momentos por la segunda generación con Manel Tirvió a la cabeza.

El establecimiento responde al perfil clásico de este tipo de locales: ambiente cálido y agradable, camareros atentos y debidamente uniformados -como marcan los cánones- y una decoración sencilla pero de una elegancia no forzada. Como detalle cabe destacar la amplia y variada colección de cocteleras expuestas en vitrinas y que son testigo de la evolución y la longevidad de una profesión que Manel ejerce con pasión y un conocimiento desbordante.

Bodega Xavier – Can Anxoves


Actualizado 28-10-2015. El bar cerró y actualmente sigue así.
______________________

El barrio del Poble Sec, en Barcelona, es un barrio delimitado por unos referentes muy claros, como son la montaña de Montjuic y la calle de El Paralelo, y se ha convertido, con el paso de los años, en un claro ejemplo de barrio multicultural.

Multitud de locales son testigos de la oleada emigrante que allí reside y han mutado en establecimientos latinos, pakistanís y chinos. Es por eso que desde Bares Auténticos damos tanto valor a aquellos negocios que sobreviven a los inevitables cambios y que siguen dando carácter y personalidad al barrio. Este es el caso de la Bodega Xavier “Can Anxoves”, que aunque no pueda considerarse un bar como tal, merece una consideración por nuestra parte.

Efectivamente, se trata de una bodega (el olor a vino lo delata) donde los vecinos pueden COMPRAR SU VINO A GRANEL debidamente conservado en las pertinentes barricas, a la vez que se piden un vermut o una cervecita, que se suelen servir ellos mismos directamente de las neveras.

Bar La Pubilla del Taulat

La Rambla del Poblenou es el eje más concurrido del barrio, ya sea por lo agradable que resulta para pasear, almorzar, etc, como porque muere en la playa. Aún así, no es ahí donde podemos encontrar un bar auténtico de verdad, si bien la Horchatería Tío Ché es uno de esos locales antológicos que tanto nos gustan y que hace muy poco cumplió 100 años de existencia.

Nosotros nos estamos refiriendo al conocido LA PUBILLA DEL TAULAT, situado unas 2 calles más atrás y haciendo esquina, lo que otorga al bar 2 magníficas entradas que, además, dan mayor sensación de amplitud y claridad a este local tan chiquitín.

El tamaño no está para nada reñido con la calidad y el mimo con el que cocinan los dueños, que aprovechan una pequeña cocina que tienen para freír en el momento los chipirones, calamares o sepias que los clientes pidan, un toque muy de agradecer, la verdad.

Bar Borrell

Ajeno a modas y a los turistas que invaden Barcelona, se mantiene casi intacto el bar Borrell, que abriera sus puertas en 1909 como restaurante para atender a los artistas de la farándula, como bien explica Xavier Theros en un artículo que cuelga de una pared.

Épocas pasadas se reflejan en la decoración del local, con viejísimos transistores, neveras de obra y espejos que nos hablan de Bodegas Bilbaínas, de Lumen Gran Champán, de Vermouth Aquila Rossa… Todo ello presidido por la cabeza de un toro que parece ejercer de vigía permanente.

El Bar Borrell cuenta con una primera parte en la que encontramos la barra del bar y unos toneles que ejercen de mesas altas. Al fondo, se abre el salón donde mesas de mármol permiten una mayor comodidad, tanto para charlar como para tapear dentro de la extensa oferta que el local ofrece.

Bar La Vermutería del Tano

Vermuteria del Tano
Actualización 11-12-2017: hemos actualizado el horario.
________________________

Uno de nuestros barrios favoritos de Barcelona escondía un clásico que no habíamos visto antes, a pesar de que la zona nos es más o menos familiar. En la esquina Joan Blanques y Bruniquer encontramos la Vermutería del Tano, un bar de antaño que mantiene esa estética que tanto nos gusta.

Mesas de mármol, neveras de madera, suelo de terrazo y una enorme COLECCIÓN DE RELOJES conforman esta bodega, donde podemos ir a tomar el vermut CASI CUALQUIER DÍA DE LA SEMANA, quedar con los amigos para charlar acompañado de un quinto o lo que se tercie. Y si nos entra el gusanillo, podemos echar mano de la carta del bar, que se basa en las conservas de pescado: berberechos, mejillones, boquerones, alcachofas

El Chiringuito de Sitges

Sitges es una de las localidades costeras más famosas y visitadas del litoral barcelonés y dispone de una múltiple y variada oferta gastronómica, de entre la cual nosotros no nos cansaremos nunca de recomendar establecimientos como EL CABLE, citados en este Blog con anterioridad.

Pero si nos damos una vuelta por sus playas, descubriremos una pequeña joya incrustada en pleno PASEO MARÍTIMO que resiste a los cambios urbanísticos como una lapa aferrada a la roca; se trata, ni más ni menos, que del PRIMER CHIRINGUITO DE ESPAÑA. Fundado en 1913 por el Capitán Calafell, este establecimiento se erige como el primer merendero de playa y como el impulsor del término “chiringuito” en el resto del territorio español.

Su estética es muy marinera, con tonos blancos y azules y un techo tradicional de tejas. Su interior es amplio y luminoso aunque la mayoría de mesas se disponen en el perímetro exterior desde donde se contempla perfectamente el Paseo y la playa de la Ribera. Un mural en una de las paredes exteriores nos recuerda su origen y puntualiza su singularidad a modo de reclamo.

Café Central


El Café Central de Madrid es un ejemplo de cómo un local puede convertirse en emblemático sin llevar, necesariamente, muchísimos años abierto, adquiriendo la pátina natural de este tipo de sitios. Con 30 AÑOS a sus espaldas, se ha convertido en un referente de la capital, sobre todo en cuanto a los AMANTES DEL JAZZ se refiere.

Bien es cierto que nos sorprendió que el Café Central llevara tan “pocos” años abierto, pues el aspecto general (la fachada, la barra del bar…) denotaba que podría incluso ser centenario. La explicación radica en que los dueños han mantenido parte de lo que existía previamente, cuando aquello era una tienda de cristales y marcos. Ellos, luego, han hecho el resto.

Cuidando al milímetro la calidad de los conciertos que ofrecen a su clientela y apostando fuerte, han logrado conseguir congregar a artistas del jazz de la talla de TETE MONTOLIU, George Adams, Don Pullen, Art Farmer, Tal Farlow, Jeanne Lee, LOU BENNETT… ¡Todo un lujazo!

Bar Ca L’Espinaler

Bar Auténtico Ca L'Espinaler Nos hemos desplazado a VILASSAR DE MAR, una de tantas poblaciones costeras del Maresme y en la que encontramos “La Taverna del Camí Ral“, también conocida como Ca l´Espinaler, un bar auténtico que, como su nombre indica, es la cuna y origen de la homónima salsa para aperitivos.

Situada en plena carretera del litoral, de la que toma el nombre (Camí Ral), el local original mantiene una estética muy cuidada y fiel a sus ORÍGENES FECHADOS EN 1896, aunque con los años ha ido ampliando su oferta y su tamaño de tal manera que ahora funciona no solo como taberna sino también como tienda de todo tipo de conservas y bebidas.

Y de esa especialización, basada en conservas de pescado y marisco tales como las anchoas, los berberechos, el bonito en aceite, navajas, etc, se puede dar buena cuenta en el reducido interior o en la amplia terraza exterior que, prácticamente, invade las calles colindantes.

Este bar auténtico mantiene una estética muy cuidada y fiel a sus orígenes fechados en 1896

Bar El Boquerón


Que Madrid cuenta con una cantidad ingente de bares y tabernas es una realidad absoluta y, entre tanta oferta, a veces encuentras cosas muy interesantes y antológicas. En este caso, hay que moverse por el multicultural BARRIO DE LAVAPIÉS para conocer El Boquerón, minúsculo bar que rezuma historia en cada una de sus paredes.

Tal y como nos cuenta uno de los veteranos camareros, él fue el último en incorporarse a la plantilla y eso pasó en 1963 ¡ahí es nada! Seguro que todos ellos nos podrían contar buena parte de la historia de este barrio tan peculiar.

Bar Stop Madrid

Uno de los barrios más transgresores de Madrid esconde también joyas muy clásicas y es en la calle de Hortaleza donde nos topamos con el bar Stop Madrid, tan auténtico como CURIOSO ES SU NOMBRE.

Haciendo esquina, el bar Stop Madrid se nos aparece con una fachada repleta de vitrinas, una característica que parece recordar que ese establecimiento fue lo que fue en sus orígenes: una tienda de venta de vinos y licores, un dato que todavía hoy llevan en práctica.

Una vez dentro, vemos que el espacio es relativamente amplio y diáfano, a excepción del mostrador de mármol que parte la sala en 2. En una de las paredes de la entrada está la barra, cuya vitrina muestra un ejemplo de su oferta gastronómica: empanadillas, las típicas conservas, mojama, cecina de León, variedad de quesos, dos ensaladas distintas, etc. Y en función de nuestro apetito o gula podemos escoger 3 tamaños: CANAPÉ, TAPA O RACIÓN.

Bodega Luis

Descubrimos en el barrio barcelonés de Sant Andreu una bodega que NACIÓ EN 1955 y que guarda algún que otro dato curioso. La Bodega Luis, situada en un chaflán junto al Paseo Maragall, ejerce de establecimiento de VENTA DE VINO y licores varios y, además, ofrece una escueta pero interesante carta de tapas, entre las que destacan las reinas en una bodega como esta: anchoas, encurtidos, etc.

Se da la circunstancia, tal y como podemos corroborar en un artículo de Montse Virgili colgado en la pared, que la Bodega Luis es de los pocos establecimientos de Barcelona que ofrece VERMOUTH DE TIRADOR, todo lo contrario de lo que pasa en Madrid, donde es tónica habitual.

Mesón del Café

En una zona de Barcelona en la que todo parece estar dirigido al turista extranjero prevalecen, por fortuna, establecimientos antológicos que sortean la marea de franquicias y negocios nuevos y desangelados.

El Mesón del Café es un bar de muy reducidas dimensiones que SE FUNDÓ EN 1909 y, sorprendentemente, sigue funcionando y manteniendo la estética de sus inicios, entre taberna, cafetería modernista, cierto estilo vienés con esas paredes forradas de dibujos costumbristas, etc. Aunque, quizás, lo que más llama la atención es LA CAFETERA que tienen expuesta en la pared que surge del falso techo, la que se usaba originariamente, tal y como lo atestigua una de las fotografías del local.

El amplio horario del bar permite desayunar, tomarse unas cervezas y pinchos, merendar un chocolate con churros o, como bien publicita su propio nombre, pasarse a TOMAR UN BUEN CAFÉ, pues es lógico pensar que serán especialistas en esto mismo. Y es por este motivo que me veo en la necesidad de hablar del café que nos sirvieron en nuestra visita a este bar, el cual, tengo que confesar, deja muchísimo que desear.

Bar Catalunya

Actualizado 30 Sept 2012: hemos añadido las fotos de los buñuelos de bacalao y el pulpo a feira. Una 2ª visita reafirma nuestra opinión y la de muchos amigos del blog: las tapas de este bar son bastante lamentables.
_____________________________________

Para aquellos que son oriundos o llevan muchos años viviendo en la bonita población de Sant Cugat del Vallés, el Bar Catalunya forma parte indiscutible de su MEMORIA HISTÓRICA.

Este pueblo, ya casi ciudad, que no hace mucho contaba aún con calles sin asfaltar y con menos chalets adosados, disfruta desde el AÑO 1936 de uno de los bares más antiguos y mejor situados -al lado de la estación de tren- por el que han pasado y siguen pasando gran cantidad de fieles clientes.

Su ubicación y SU BIEN CONSERVADA ESTÉTICA ORIGINAL, que mantiene elementos tan clásicos como la barra de mármol, las neveras de madera o la carpintería, también en madera, invitan a robarle 15 minutos a nuestra agenda y sentarse a tomar algo, tanto en su interior como en la AMPLIA TERRAZA EXTERIOR.

Cal Pep

Con más de 40 años a sus espaldas y en pleno barrio del BORNE, en una de las plazas más concurridas, se encuentra el Bar Restaurante Cal Pep, un local de dimensiones reducidas y que nos recuerda irremisiblemente a otro gran referente de la zona como es el Vaso de Oro. La comparación se nos antoja inevitable, no solo por el aspecto formal del establecimiento, alargado y con una gran barra en la que se distribuyen multitud de taburetes, sino tambien por su OFERTA GASTRONÓMICA, muy variada, con productos de mercado y de gran calidad.

Este local, que tiene un horario muy limitado y un tanto peculiar -hay que estudiárselo bien para no acudir en vano- es muy frecuentado por gente autóctona pero, sobre todo, por turistas de toda índole que vienen dispuestos a disfrutar de los productos de la zona y de los platos típicos de la cocina mediterránea, como pueden ser la TORTILLA CON CHORIZO (imprescindible), las almejas con jamón, croquetas de pollo o de espinacas y CALAMARES A LA ROMANA, entre otros.

Celler 1912

Actualización 17-2-2016. Hemos añadido nuevas fotos y actualizado el horario.
_______________________

Al lado de Barcelona y en pleno casco antiguo de L’Hospitalet de Llobregat nos encontramos una bodega que, curiosamente, justo ahora ESTÁ DE ANIVERSARIO, el número 100, para ser exactos. Se trata del Celler 1912, ubicado muy cerca del mercado y en una calle tranquila, perfecta para pasear y parar a “repostar”.

El Celler 1912 es una bodeguita de distribución singular, no ya por el espacio, que está DIVIDIDO EN 2 ZONAS sino por la extraña disposición de la barra o barras, pues hay varias zonas en las que poder colocarse, una entrando a la izquierda y que admite ambos lados para sentarse, una en forma de L más al fondo, justo donde está la vitrina de alimentos…

Más allá de todo el SURTIDO DE VINOS y vermuts que la bodega suministra, que no son pocos, podemos llenar el buche con un VARIADO REPERTORIO DE ENCURTIDOS: tomatitos rellenos y algo picantes, anchoas, surtido de banderillas, balacao con ñoras… Sin echar en falta dos clasicazos de todo bar que se precie: las olivas verdes y las patatas chips.

Bodega J. Cala

De vez en cuando, la vida te sorprende con joyas como la que visitamos recientemente, y es que no solo es éste un local con mucho encanto sino que permanece IMPERTÉRRITO a pesar de hallarse en la parte más lejana de POBLE NOU, casi en la frontera con Badalona. Se trata, pues, de la Bodega J. Cala.

La fachada de madera y de un precioso color carmín da paso a un espacio interior abierto, entarimado en madera y con BOTAS DE VINO DE DISTINTA FORMA Y TAMAÑO. En las paredes encontramos decenas de fotografías antiguas y, sobre todo, pósters de temática TAURINA de épocas pasadas donde podemos ver, por ejemplo, a un Jesulín de Ubrique imberbe o el anuncio de una corrida de toros con Manolete, en Melilla. Además, llama la atención la particular devoción que los dueños tienen por los llaveros, que visten buena parte de la bodega.

Bodega Aregall


En nuestra incansable búsqueda de bares auténticos, hemos decidido incluir un establecimiento que no respondería exactamente a la tipología de bar sino más bien a la de restaurante, aunque se podría decir que funciona como las 2 cosas.

Lo que si está claro, nada más entrar y a pesar de lo que reza en el cartel exterior, es que YA NO EJERCE COMO BODEGA. Estamos hablando de la Bodega Aregall, situada en el límite del barrio de Les Corts, cerca del NOU CAMP, templo futbolístico donde los haya.

A lo largo de los años, sin embargo, fue perdiendo la función de bodega a favor de la de restaurante o, más bien, casa de comidas que preparan en una diminuta cocina más o menos a la vista y situada al fondo del establecimiento.

Coctelería Boadas


Después de hablar y localizar multitud de bares, bodegas e incluso granjas por el territorio nacional (que prometemos seguir ampliando), le toca el turno a una tipología de locales hasta ahora olvidada por nuestra parte : las Coctelerías. Y si hablamos de este tipo de establecimientos en Barcelona, la Coctelería Boadas merece el honor de ser la primera de una posible y quien sabe si extensa lista de referencias.

Este establecimiento, que sale en absolutamente todas las guías turísticas de la ciudad condal debido a su historia y sin duda también a su UBICACIÓN EN PLENAS RAMBLAS, abrió por los años 30 y conserva el aspecto original y una gran oferta de cócteles y combinados: Bloody Mary, Gimlet, Mojito, Gin Tonic, Rob Roy

Su localización se nos antoja un tanto desfasada con el paso del tiempo y el devenir de las Ramblas, que han perdido parte de su encanto debido a la banalización y vulgarización que el turismo masivo y barato ha imprimido al barrio.

Cafè de l’Òpera

Ochenta y tres son los años que acompañan al Café de la Ópera, emblemático local situado en una de las calles más transitadas del mundo: Las Ramblas de Barcelona, y justo enfrente del Gran Teatro del Liceo. No es de extrañar, entonces, que sus 4 paredes nos hablen de la historia de UNA BARCELONA DEL SIGLO XVIII, cuando aquél era el punto de partida de muchos carruajes a ciudades como Zaragoza o Madrid.

Más tarde, en pleno siglo XIX y a raíz de la construcción del Liceo, lo que fuera una tasca SE CONVIRTIÓ EN UNA CHOCOLATERÍA de decoración vienesa cuyos delicados espejos se conservan hoy día, además de otros detalles decorativos.

Actualmente, el Café de la Ópera es un bar-restaurante al que acudir, tanto para DESAYUNAR como para MERENDARSE un suizo con churros (lo que hicimos nosotros) o, incluso, para ir a COMER O CENAR, y es que su holgado horario permite esto y mucho más.

Granja M. Viader

Para cerrar el capítulo de granjas vamos a hablar de una de las favoritas de los barceloneses y, sin duda, una de las que tiene más historia. Fundada en el año 1870, la Granja M.Viader se especializa en la elaboración de derivados lácteos como quesos frescos o yogures; destacaremos, eso sí, la SABROSA NATA QUE SIRVEN BIEN FRÍA en un delicioso contraste con el chocolate caliente.

EL SUIZO, que es como se llama por estos lares a esta mezcla de chocolate con nata, es la gran estrella de este tipo de establecimientos y en la Granja Viader no podía ser de otra forma.

El local funciona como cafetería y a la vez dispone de un mostrador en la zona de entrada en el que se pueden COMPRAR MULTITUD DE PRODUCTOS FRESCOS o embutidos de calidad. En el resto del establecimiento, que dispone de una sola planta de dimensiones no muy amplias, se dispersan ordenadamente las mesas en las que se congregan multitud de personas de procedencia diversa: jóvenes turistas, familias con niños y los entrañables GRUPITOS DE ABUELAS.

Bar Marsella

Bar Marsella

En Barcelona, como en tantas otras ciudades del país, existen una serie de locales que SOBREVIVEN AL PASO DEL TIEMPO y que podríamos catalogar de grandes clásicos. El Bar Marsella, que es el que nos atañe en esta crónica, es sin duda uno de estos locales.

Inmune a todos los cambios que ha sufrido el barrio del Raval, históricamente uno de los más canallas y actualmente bastante más ecléctico, el local pasa bastante desapercibido a primera instancia, pero conviene fijarse y adentrarse en él, sin duda.

El bar ha sido REFUGIO NOCTURNO de multitud de artistas como Ernest Hemingway y gente de lo más variopinta, desde finales del siglo XIX hasta ahora, y se mantiene inalterable en su concepto y oferta.

Granja Dulcinea

Viajamos a las puertas del siglo XIX para adentrarnos en una de las granjas más antiguas de la ciudad, y es que pocas en Barcelona podrán decir lo mismo. EN 1803 ABRIÓ SUS PUERTAS la Granja Dulcinea, situada en la gótica, peatonal y encantadora calle Petritxol.

Es asombroso que, más de 200 años después, los propietarios sigan preocupados en mantener EL LOCAL IMPECABLE y con la estética que, si bien entendemos que ha sufrido cambios a lo largo de su historia, te lleva irremediablemente a épocas pasadas.

Granja La Pallaresa


Actualizado 27-10-2012: la granja ha modificado su horario. Hemos añadido nuevas fotos.
_________________________

Más allá de las bodeguitas y los bares de tapas, existe una tipología de local a la cual haremos especial mención en los días venideros y que se nos antoja especialmente recomendable en épocas invernales; se trata de LAS GRANJAS. Y para inaugurar esta nueva sección empezamos por la Granja LA PALLARESA, un referente indiscutible en el barrio gótico de Barcelona.

Este establecimiento está situado en la CALLE PETRITXOL, una calle famosa por sus galerías de arte y en la cual también podemos encontrar otra granja de las de toda la vida y a la cual dedicaremos otro post más adelante.

La Pallaresa fue fundada en 1947 y ofrece una gran variedad de productos hechos de forma totalmente artesana, como son la crema catalana, el flan de huevo, el arroz con leche, etc… pero sin duda es conocida y recibe la fama por EL SUIZO, véase chocolate deshecho con nata casera. Pocas cosas pueden proporcionar tanto placer – gastronómicamente hablando- en una tarde lluviosa y fría como un suizo con churros, bizcocho o ensaimada en La Pallaresa.

Taberna Alberto


Una pequeña ciudad como SANTOÑA, cuna de la verdadera anchoa cantábrica, esconde en una de sus esquinas una taberna muy antigua y realmente encantadora: la taberna Alberto.

Cierto es que este local, desde lejos, desprende un intenso olor a queso que tira para atrás a medida que te acercas pero, una vez dentro y afortunadamente, se disipa casi por completo.

Todo tiene un por qué y es que EL QUESO ES UNA DE SUS ESPECIALIDADES: curado, semicurado o picón (queso azul), además de las anchoas, claro está. Nosotros nos decantamos por el queso semicurado, realmente delicioso, y las anchoas, que vienen servidas en la misma lata; todo presentado sobre una lámina de papel grueso.

Bar Raïm

Nos emplazamos a uno de los barrios más carismáticos de Barcelona para visitar el BAR RAÏM, con siglos de historia a sus espaldas y MUCHO SON CUBANO en sus paredes, y es que todo él rezuma espíritu cubano, desde las fotografías que cuelgan hasta el mojito que sirven.

Hay un cartel enorme en su interior que nos cuenta que este local SE CREÓ EN 1886 con el nombre de Raïm, un dato que no deja de llamar la atención desde el 1º momento, pues no casa demasiado un bar cubano llamándose uva en catalán. Y es que todo tiene un por qué.

Bodega Escala – ahora Bodega Carlos-

Actualizado 10-09-2016: la Bodega Escala se llama ahora Bodega Carlos y el horario ha cambiado. Por lo demás, todo sigue igual.
_____________________

De paseo por el barrio de Sants de Barcelona, más concretamente en Hostafrancs, nos hemos topado con un bar-bodega-restaurante (todo en uno) que responde al nombre de ESCALA, aunque no haya más constancia de su nombre que un triste folio pegado en el cristal de la puerta de entrada.

Tanto por su aspecto exterior como por el interior, nos damos cuenta de que se trata de un establecimiento con solera que se mantiene INALTERABLE AL PASO DEL TIEMPO y que, desde luego, no sigue modas ni tendencias estilísticas más al uso.

El local es muy amplio, con multitud de mesas, TECHOS MUY ALTOS y tiene, al estilo de otras bodegas, una generosa barra de mármol junto a la cual se encuentran las no menos típicas neveras de madera y varias botas de vino para su consumo inmediato o la venta a granel.

Bodegas Ricla

El Bar Ricla, o como reza su cartel, “Bodegas Ricla”, es un pequeño establecimiento con el ESTILO INCONFUNDIBLE DE LAS BODEGAS DE BARRIO que se encuentra a escasos pasos de la Plaza Mayor de Madrid, en el barrio de La Latina. La zona no anda escasa de oferta gastronómica de todo tipo y condición y, precisamente por eso, el Ricla se nos antoja como un pequeño oasis de autenticidad en un mar de bares y restaurantes con aires de franquicia y vocación predominantemente turística.

El local, que supera con creces los 100 AÑOS de servicio, mantiene una estética muy cuidada de azulejos, pilares de hierro forjado y carpintería en madera de un color verde rana bastante llamativo. Todo ello en un espacio de no más de unos 30m2 con las paredes repletas de botellas, botas de vino y fotografías añejas de la ciudad.

Cafè del Centre

Actualizado 12 diciembre 2013: hemos actualizado el horario.
__________________________________

Viajamos hasta 1873 para conocer uno de los bares más antiguos de Barcelona, siendo éste, en sus inicios, UN CASINO, EL PRIMERO DE LA CIUDAD. Nos referimos al Cafè del Centre, situado en el Eixample derecho.

El local llama la atención, nada más entrar, por su ESPACIO DIÁFANO y amplio, todo decorado con maderas torneadas, espejos, óleos y una barra también de madera iluminada por bolas de luz colgadas de cadenas.

El pavimento es claramente de otro siglo y las mesas, como buen local modernista, son de mármol blanco con patas de hierro forjado y las sillas de madera. Todo un conjunto que otorga al Cafè del Centre un ambiente cálido, agradable y sosegado.

Gran Café de Gijón

Si estás en Madrid y piensas en una CAFETERÍA EMBLEMÁTICA ¿cuál te viene a la mente? Pues seguramente, el Gran Café Gijón, antológico local en el no menos histórico Paseo de Recoletos, y es que este sitio ha sido, durante décadas, centro de ocio de escritores y artistas de reputada fama y que gustaban de pasar largas veladas entre sus mesas para charlar, discutir o, simplemente, leer.

Camilo José Cela, Benito Pérez Galdós, Ramón del Valle-Inclán o Francisco Umbral son algunos de los artistas que frecuentaban el céntrico Café Gijón, inaugurado por un asturiano emigrado a Cuba en Mayo de 1888.

Si bien ha sufrido varios cambios de dueño y algunas reformas, la decoración del local sigue manteniendo ese aire añejo de una época pasada, con paredes decoradas con óleos y dibujos, mesas de mármol, sillas de madera torneadas y camareros vestidos de uniforme que te atienden con parsimonia y elegancia.

Bar Cova Fumada

cova fumada

Actualizado 31-10-2017. Hemos añadido fotografías nuevas del Cova Fumada y de las tapas además de editar el texto.
______________________
Cuenta la leyenda que LAS BOMBAS (bola de patata rellena de carne y rebozada. Lleva salsa por encima) se inventaron en Barcelona y, en concreto, en una antigua bodega del barrio de LA BARCELONETA que, a pesar de no tener cartel alguno que dé a conocer su identidad, todo el mundo sabe su nombre: el COVA FUMADA.

Ubicado en la misma plaza del mercado, la Cova Fumada respira en cada una de sus paredes los años de historia que arrastra a sus espaldas, sin perder nunca la identidad de antiguo barrio de marineros y ofreciendo a su clientela pescado fresco y variado (calamares a la romana, sardinas, pulpo, gambas, tallarinas…). Eso sí, hay que armarse de paciencia porque lo más normal es encontrar LISTA DE ESPERA.

Bodega Cigaleña

Santander, además de ser una de las mejores ciudades para vivir en España (o eso dicen en casi todas las guías) es, sin duda, una ciudad con una gran cantidad de bares ¡lo cual nos encanta! Y de paseo por el centro hemos descubierto el que sin duda es uno de los bares más auténticos de Santander; se trata del BAR MUSEO LA CIGALEÑA.

De sobras conocido por la parroquia local, el establecimiento tiene una ESTÉTICA AÑEJA CON MUCHO ENCANTO, basada en el uso de la madera, ostentosas lámparas de araña, grandes vitrinas con INFINIDAD DE BOTELLAS DE VINO, amplio surtido de botas de vino y una barra amplia con una generosa exposición de tapas.

El local dispone también de una zona dedicada a restaurante donde se sirven gran variedad de platos a la carta.

Mesón Pachi


Situado cerca de la Plaza Mayor de Santoña se encuentra este pequeño bar que nos recuerda vagamente al Quimet & Quimet de Barcelona, no tanto por su aspecto sino por su oferta gastronómica de tapas más elaboradas de lo habitual.

El local tiene 2 entradas que dan directamente a una GENEROSA Y TRADICIONAL BARRA alargada de mármol. En la pared de fondo se encuentran los estantes y las vitrinas donde exponen los distintos productos a la venta, véase gran variedad de CONSERVAS, EMBUTIDOS, FOIE y QUESOS varios.

También disponen de multitud de pequeñas pizarras dispuestas por toda la pared y en la parte superior de la barra donde ofertan las distintas especialidades de la casa entre las que destacan las tostas de queso con anchoas, de foie, de callos de bacalao o el bonito laminado con cebolla confitada.

Bodega La Ardosa

Visitamos una de los bares más famosos de Madrid y es que la Bodega La Ardosa es protagonista, no sólo en el BARRIO DE MALASAÑA, sino en varias de las guías de buen tapeo en Madrid que podemos encontrar en las librerías.

Y la verdad es que no es para menos, pues solamente las características de este sitio invitan a entrar y pasar un rato observando sus repletas paredes, la estética general del bar y otras cosas curiosas como es el hecho de tener una sala detrás a la cual se accede (al igual que a los aseos), únicamente, pasando por debajo de la barra, lo que da pie a situaciones divertidas y caras de desconcierto; como las nuestras, por ejemplo.

Pero hablemos de lo importante: la pitanza. Siendo la hora de comer, nos explayamos a la hora de pedir: CROQUETAS DE JAMÓN, salmorejo cordobés, EMPANADA DE ATÚN y ración de CECINA, todo ello espectacularmente rico, incluso la cecina, siendo ésta la mejor que he probado hasta la fecha. El salmorejo estaba delicioso y el PINCHO DE TORTILLA -prácticamente crudo- que pedimos la noche anterior fue una delicia para el paladar.

Bar El Brillante

Situado justo ENFRENTE DE LA ESTACIÓN DE ATOCHA de Madrid está el Bar El Brillante, el que para muchos hace – tal y como ellos mismos se encargan de anunciar- el MEJOR BOCADILLO DE CALAMARES de todo Madrid, y desde este blog damos fe de que el bocadillo en cuestión está muy bueno y vale mucho la pena, aunque si alguien pretende acercarse por ahí también le recomendamos los bocadillos de chistorra y el de ternera con pimientos.

La carta de bocadillos es extensa y se complementa con opciones tales como plato de jamón del país, plato de gambas a la plancha, albóndigas, ensaladas y demás platos típicos de la gastronomía española.

El local es muy amplio y espacioso, aunque curiosamente dispone de pocas mesas en el interior, pero lo compensa con enormes barras tras las cuales atienden un ejército de atentos camareros; camareros de verdad, de los de antes, (algunos tienen pinta de llevar muchos años ahí) que te sirven con rapidez y buen trato. También disponen de terraza exterior.

Bar Gelín “El Rey de las Rabas”

Paseando por el centro de Santander nos encontramos con un bar clásico y bastante conocido: el Bar Gelín, autodenominado “EL REY DE LAS RABAS” en reiteradas ocasiones: en el letrero, en el toldo de la entrada… ¿demasiado pretencioso, quizás?

De todos modos y aunque el local en sí no llama la atención precisamente por su cuidada decoración (es más bien cutre), atrae el hecho de que esté ABARROTADO DE GENTE a lo largo de la barra y en las pocas mesas que tiene.

Bar bodega Quimet

Actualizado 7-3-2017: tras unas semanas cerrados por reformas, la bodega vuelve a abrir con nuevo horario para el fin de semana.
___________________________________

En pleno BARRIO DE GRACIA de Barcelona, nos encontramos con una antigua bodega que, por suerte para todos, ha encontrado en los hermanos Montero la forma de seguir viva, pues han sido ellos quienes decidieron adquirir el bar bodega Quimet cuando sus dueños originarios lo pusieron a la venta y, de paso, mantener la estética de antaño.

Es por eso que en el Quimet (inaugurado por primera vez en 1954) podemos encontrar los clásicos toneles con vinos a granel, las mesas de mármol con pies de forja, sillas de todo tipo, pavimento hidráulico, paredes atiborradas de botellas de vino, además de recortes de periódico que hacen referencia a este preciado local y hasta un curioso servicio que, entre otras cosas, te indica con una luz roja si está ocupado o no.

Bar Bodega Bartolí

En pleno barrio de Sants se encuentra el Bar Bodega Bartolí, un clásico que se mantiene inalterable con el paso de los años y que desprende una ATMÓSFERA CASERA y entrañable.

Es de agradecer comprobar que establecimientos como éstos GOZAN DE BUENA SALUD y parecen mantener alejado al fantasma de la desaparición, como ha sucedido lamentablemente con otros establecimientos similares ( véase la bodega Ciurana, en el mismo barrio, o el Bar Rossellón entre otros).

El local, regentado por 2 hermanos entregados a la causa, permite degustar tapas en la barra con predominio de CONSERVAS DE CALIDAD, (amén de unas anchoas excelentes) o comer de menú con una carta casera y variada.

Bar O Filandón


Noche fría en Compostela, a pesar de estar en pleno mes de Junio, y en nuestra ruta nocturna damos con un BAR-TIENDA-BODEGA, todo en uno llamado O Filandón. Es un local esquinero que se divide en 2 estancias, la primera está dedicada a la VENTA DE PRODUCTOS gallegos ( quesos, embutidos, vinos…) y la segunda, un poco más escondida, está habilitada a modo de PEQUEÑO BAR.

La estética es rústica, con techos bajos, paredes de piedra vista y mesas de madera que le confieren un AMBIENTE CÁLIDO Y AGRADABLE. La clientela es mayoritariamente joven, seguramente estudiantes de las diversas universidades compostelanas y mucho peregrino o erasmus que han adquirido como costumbre DEJAR ANOTACIONES EN LAS SERVILLETAS que, posteriormente, cuelgan en las paredes y que le confieren al local una especial idiosincracia.

Bar O Gato Negro

O Gato Negro
En nuestra corta pero intensa estancia en Santiago de Compostela (ciudad que recomendamos fervientemente) y nuevamente en la zona más concurrida de bares y restaurantes, hemos descubierto EL O GATO NEGRO. Un local de índole CASERO Y MUY MODESTO en su decoración que se diferencia de los restaurantes con grandes vitrinas y peceras de marisco tan al uso en los alrededores.

Un local, de tamaño más o menos reducido, en el que parece que no pasa el tiempo –SE INAUGURÓ EN 1920– y cuya parroquia es una mezcla de gente autóctona y extranjeros variopintos dispuestos a degustar alguna de las tapas anunciadas en el exterior, ya sea en la barra de la entrada o en algunas de las mesas del local.

El bar tiene una OFERTA VARIADA aunque no exageradamente extensa donde podemos encontrar CHOCOS EN SU TINTA, caldo gallego, empanada, hígado encebollado, pulpo….productos 100% de la tierra aptos para regar con un no menos típico Ribeiro servido directamente de la bota.

Bar Orense


Nos encontramos en Santiago de Compostela una tasca realmente auténtica y, sorprendentemente, engullida entre decenas de locales cuyo objetivo es captar al turista. Aún así, el Bar Orense permanece IMPERTÉRRITO DESDE 1964, lo cual es de agradecer para los amantes de los bares de toda la vida.

Esta tasca de decoración modesta acoge a los ASIDUOS DEL BAR, mayormente señores de avanzada edad que se entretienen bebiendo TAZAS DE RIBEIRO, viendo la tele y/o charlando animosamente, o a peregrinos que acaban de terminar su exhausta ruta y que necesitan reposar y charlar sobre sus recientes vivencias en el camino.

Bodega Massana

Bares Auténticos se ha trasladado este fin de semana al BARRIO DE HORTA de Barcelona para conocer y pasar un rato en la Bodega Massana. Y decimos “trasladado” porque lo que hemos experimentado, nada más llegar al lugar, ha sido un viaje espacio-tiempo a lo que podría ser una BODEGUITA DE UN PUEBLECITO cualquiera de la España de principios del SIGLO PASADO.

Que es un lugar auténtico lo atestigua la variopinta parroquia (mayormente masculina y de avanzada edad) que desfila por el local, ya sea para tomar un aperitivo, para COMPRAR VINO o vermut o, sencillamente, para alargar la consumición y la charla con los amigos.

El local está situado en el número 1 de la calle Horta (claro indicador de la antigüedad del establecimiento y que, además, da nombre al barrio) y se distribuye en 2 estancias pequeñas de techos bajos y un pequeño patio interior en el que se encuentra la barbacoa que ponen en marcha los sábados por la mañana para ofrecer los “DESAYUNOS A LA BRASA” que, por desgracia, no hemos podido catar ¡todavía!

London Bar


Actualizado 19-03-2020. Hemos editado el texto.
__

Viajamos hasta las entrañas del barrio del Raval de Barcelona para visitar un bar conocido por todos, el London Bar. Y es que desde 1910, CUANDO SE INAUGURÓ, ha sido un lugar de peregrinaje de artistas como Dalí, Picasso, Antonio Gades o los fundadores y componentes del Circo Raluy (del techo cuelga un trapecio).

Su DECORACIÓN MODERNISTA se ha mantenido y esto le otorga al London bar un carácter propio y distinto a la mayoría de bares que solemos encontrarnos en una ciudad. En los últimos años, este bar, como tantos otros, ha sufrido la crisis económica, las normativas municipales que prohibieron la música en directo… y el peligro de cierre. Afortunadamente, el London Bar ha renacido de sus cenizas y vuelve a ser lo que era; sigue siendo el bar de copas que ha sido siempre.

Bar Alegría

Viajamos hoy al SIGLO XIX para descubrir un bar en el ensanche de Barcelona, y es que el Bar Alegría, situado en el chaflán entre Comte Borrell y Gran Vía de les Corts Catalanes, fue FUNDADO EN 1899, tal y como reza en la pared del mismo y en los sobres de azúcar, curiosos además por los datos que nos ofrece: “Tel. 836”.

El Bar Alegría mantiene esa ESTÉTICA DE ANTAÑO, con la carpintería de madera, el suelo cerámico, las mesas de mármol con pies de forja y hasta las sillas Thonet, clásico entre los clásicos. No podía faltar, además, el uniforme de camarero de toda la vida: pantalón negro y camisa blanca.

Bodega La Palma

Actualización 19-06-2017. Hemos actualizado el horario.
_______________________________________
Dando un paseo por el casco antiguo de Barcelona hemos topado con otra bodega de la que vale la pena hacer mención en este blog. Se trata de la Bodega La Palma situada en el cruce de 2 callejuelas estrechas, típicas de la zona.

Lo primero que llama la atención de este local es la NULA PRESENCIA DE CARTEL, rótulo o elemento similar que indique su nombre, aunque un simple vistazo a través de sus GENEROSOS ESCAPARATES nos da clara idea de la tipología del establecimiento.

El aspecto es el típico de las BODEGAS DE BARRIO, con sus botas de vino, MESAS DE MÁRMOL CON PIES DE FORJA y barra generosa, todo bañado por un áurea un tanto añeja que le confiere un ASPECTO ACOGEDOR. Los techos son altos y la forma del local alargada con la cocina y el aseo al fondo.

Bar Can Paixano

Antes que nada, decir que mucha gente no conoce este bar por su nombre sino por el de “EL CHAMPAÑILLO” ¿por qué? Seguramente, se deba a que el local NO TIENE LETRERO EN LA ENTRADA que indique su nombre; de hecho, no hay nada más que la puerta, lo que dificulta el encontrarlo, sobre todo, si está cerrado. De todas formas, esto no es un problema para la asidua clientela y para los guiris, que acuden todos los días en masa al Can Paixano.

El bar tiene DOBLE FUNCIONALIDAD; por un lado ejerce como BAR DE BOCADILLOS y raciones de los productos más grasientos y siempre fritos posibles (léase morcilla, bacon, chistorra, chorizo, hamburguesa…), embutidos como la cecina o el jamón, etc. Y, por el otro, tiene una tienda en el fondo donde venden conservas varias y los vinos espumosos por los cuales se han hecho famosos y han apodado el local. TIENDA QUE ABRE de 9 a 15h y de 15:30 a 20h. Por cierto, EN ESTE BAR NO EXISTE LA CERVEZA, pero hay que admitir que el rosado está realmente bueno.

Bar El Cable


Actualizado el 19 de Diciembre de 2013: hemos actualizado el horario, que cambia después de fiestas.
__________
Nuestro último viaje a Sitges, y aprovechando ese magnífico evento llamado SITGES TAPA A TAPA, nos ha regalado, entre otras cosas, un gran descubrimiento llamado El Cable, uno de los bares más emblemáticos de esta turística ciudad de la costa catalana.

En funcionamiento desde 1940 aunque emplazado en 1956 en el local que hoy conocemos, este bar de tapas mantiene la estética de bodega con las botas tras la barra y las típicas neveras de puertas de madera, además de alguna que otra fotografía antológica de los antiguos dueños y camareros, de esas que a todo el mundo le gusta mirar para ponerse un rato melancólico.

A pesar de que nuestra presencia era debida por el evento antes mencionado, quedamos tan prendados del bar El Cable que decidimos probar algunas de las tapas típicas y emblemáticas, siempre bajo recomendación de un simpático camarero, así que probamos las CROQUETAS DE JAMÓN, un pincho de hamburguesa con queso de cabra fundido y la ENSALADILLA RUSA (además de la deliciosa tapa con la que participaban en Sitges Tapa a Tapa).

Bar Café de La Habana

Cadaqués es sin duda uno de los emplazamientos más característicos y conocidos de LA COSTA BRAVA, no solo por su belleza y singular emplazamiento sino por haber sido cuna y LUGAR DE ACOGIDA DE ARTISTAS (entre ellos y sin duda el más conocido es Salvador Dalí).

Si uno decide hacer una escapada para disfrutar de sus calles y sus playas, puede aprovechar las noches para disfrutar de sus restaurantes y sus bares, de entre los cuales destacaremos el que hoy nos concierne: el Café de la Habana, que está situado en una TÍPICA FINCA DE AIRE MEDITERRÁNEO, con sus paredes blancas de yeso y un aspecto un tanto añejo por causa de la fuerte tramontana que azota estos lares.

Bar Musical María

Si le preguntas a alguien de Barcelona qué barrio es el que tiene más bares y restaurantes, seguramente te responda que GRACIA, UNO DE LOS BARRIOS CON MÁS CARISMA, sino el que más, de la ciudad. No es para menos, pues sus calles estrechas, las fincas antiguas, las tiendecitas de barrio y la oferta lúdica y gastronómica le dan una vida inigualable.

Entre tanta oferta, permanece el BAR MUSICAL MARÍA, un clásico que acaba de cumplir 30 años de vida a base de mucho rock&roll. Pero, además de muy buena música de la década de los 60, 70 y 80, el local es un verdadero museo de piezas antológicas, fotografías firmadas, entradas de conciertos, etc.

Bodega del Poblet

La Bodega del Poblet, que así se llama el último local visitado por Bares Auténticos, ha sido sin duda UNA DE LAS GRANDES SORPRESAS hasta el momento. Seguramente, el hecho de carecer de referencias y no crear expectativas previas ha acuciado la buena impresión que nos llevamos, pero no cabe duda de que el establecimiento es más que recomendable.

Como su nombre indica, se trata básicamente de una bodega DE LAS DE TODA LA VIDA (y que por desgracia van desapareciendo), situada en pleno Eixample de Barcelona, cerca de la Sagrada Familia.

El local, que tiene una entrada pequeña, está dividio en 2 salas, una primera donde se ubica la barra y las neveras y una segunda sala donde se ubican las botas de vino, tanto en las paredes como en el suelo, a modo de mesas. Es en estas mesas y en la pequeña barra de la entrada donde se pueden degustar una AMPLIA VARIEDAD DE PLATOS Y TAPAS, desde las conservas frías hasta platos más elaborados de los que cabría esperar en una bodega.

Bar Electricitat

Actualizado 25-08-2016: hemos añadido nuevas fotos y nuevo vídeo.
_______________________
Domingo soleado en Barcelona, ocasión perfecta para salir a pasear y descubrir un nuevo bar que poder recomendar. En esta ocasión hemos vuelto al barrio de LA BARCELONETA y hemos entrado en el Bar Electricitat. Está situado cerca del Mercat de la Barceloneta, haciendo esquina, y llama la atención, no solo por el nombre si no por su carpintería exterior, en color verde y el enorme cartel que recorre toda la fachada. Sus generosas ventanas y sus 2 puertas de cristal dejan entrever desde la calle que se trata de un BAR AÑEJO Y CON ENCANTO.

A pesar de sus reducidas dimensiones, el local dispone de 2 entradas (una por fachada) que conducen directamente a la sala, repleta de MESAS AUTÉNTICAS (pies de forja y sobre de mármol) que se distribuyen alrededor de una columna central y en el perímetro. En una esquina de la sala se encuentra la barra de dimensiones más bien reducidas, dispone de algunos taburetes y detrás de la cual se ubica una cocina igualmente reducida.

Casa Almirall

Actualizado el 27-01-2016. Hemos añadido nuevas fotografías, correspondientes a la nueva carta, y editado el post.
__________________________________
Creo que no hay nadie de Barcelona que no conozca el bar Casa Almirall, un bar clásico y de tintes modernistas situado estratégicamente en la esquina de dos calles del casco antiguo de la ciudad: Joaquín Costa y Ferlandina.

Con MÁS DE 150 AÑOS DE HISTORIA, Casa Almirall es un bar realmente acogedor al que acudir con los amigos, por la tarde o por la noche, a tomar unas copas o, si se tercia, con la pareja, aprovechando esa 2ª zona del local, con un mobiliario y, sobre todo, una luz tenue y muy puntual que le confiere un AMBIENTE INTIMISTA Y PRIVADO; todo gracias a esas lamparitas de alabastro tan particulares.

Charcutería La Pineda

Pese a haber paseado innumerables veces por el casco viejo de Barcelona, hoy hemos descubierto un pequeño local en el cual no habíamos reparado hasta mediar sugerencia ajena. Se trata de la CHARCUTERÍA LA PINEDA y, a pesar del nombre, también dan de comer y beber.

El local está en marcha DESDE 1930, tal y como reza el cartel de la entrada, y tiene pinta de que se ha mantenido la misma estética desde entonces.

La entrada es pequeña y está llena de botas de vino, productos de charcutería y conservas en el escaparate. El establecimiento funciona como tienda y dispone a la vez de 5 MESITAS (de las de pies de forja y sobre de mármol) en las que se pueden degustar los productos a la venta.

No cabe duda de que es un local con encanto y prueba de ello es la cantidad de gente, sobre todo guiris, que entran aunque solamente sea a mirar. Al fondo a la izquierda hay una pequeña barra de bar en la que tienen dispuestas las distintas tapas o aperitivos, véase : ensaladillas varias, alcahofas con anchoas, salpicón de marisco, tomatitos rellenos…..Nosotros hemos pedido una ENSALADILLA RUSA, un par de alcahofas, JAMÓN SERRANO y un platito de queso semicurado y, la verdad, es que hemos disfrutado de lo lindo.

Bar Jai-ca


Hablamos hoy de uno de los clásicos de LA BARCELONETA, el bar Jai-ca, típico y conocidísimo bar de tapas situado en una esquina estratégica del barrio que le permite tener terracita en el exterior, aunque eso da igual, porque está siempre llenísimo de gente. La pregunta es ¿por qué?

Pues bien, el bar es un local de tintes clásicos, con paredes de madera, suelo cerámico y una barra curva que le confiere mucho carácter; eso, añadido a esa pared-mural hiper llena de botellas y, sobre todo, de BOTIJOS RARÍSIMOS y estrambóticos. Ahora, lo más destacable por sorprendente es el servicio, pues sus dimensiones son minúsculas no, liliputienses. Aviso a la futura clientela que si tenéis una talla mayor a la 44, mejor os buscáis un hueco entre coche y coche porque en el servicio del Jai-Ca no vais a caber.

En cuanto a las tapas y teniendo en cuenta la recomendación de la camarera, pedimos una de buñuelos de bacalao, unos chocos, unas croquetas y un salpicón con gambitas, siempre bien amenizado con una caña fresquita, claro está.

Bar Cal Papi

Actualizado 18-03-2020. El bar ha cerrado.

Esta vez, nos hemos desplazado al barrio de la Barceloneta para conocer el Bar Cal Papi, situado CERCA DEL MERCADO MUNICIPAL. El aspecto, tanto exterior como interior, es indefectiblemente de bar de toda la vida, de establecimiento ajeno a modas pasajeras y con algunos detalles de TEMÁTICA MARINERA (propia del barrio). Es un local de dimensiones reducidas, con una BARRA GENEROSA y que combina mesas de mármol con botas de madera a modo de mesas altas. En pocas palabras, se puede decir que es sencillo y bastante acogedor y con un áurea de local con historia.

Una vez en la barra, nos dejamos asesorar por el camarero para que nos ofreciera lo mejor de la casa y parece ser que lo mejor que tienen son las anchoas y los BUÑUELOS DE BACALAO. Descartamos las anchoas (la sombra del Bar Salvat es muy alargada) y nos decidimos por los buñuelos, unos boquerones rebozados y una tapa de “ropa vieja” que es un plato de carne típico de Cuba.

La Bodegueta de Cal Pep

Hace unos años, las bodegas en las que se dispensaba vino de barrica y, de paso, te hacías un vermut con combinados de la casa era algo habitual en las ciudades de media España. Hoy por hoy, por desgracia, han desaparecido la mayoría y solo quedan unas pocas BODEGAS QUE MANTIENEN EL CONCEPTO y la imagen de antaño.

La Bodegueta de Ca’l Pep es UNO DE ESOS TESOROS que todavía quedan en Barcelona, en el barrio de Sants, para ser concretos, y tengo que admitir que me cuesta creer que así sea, dado que no se encuentra en ninguna calle comercial y su clientela es, seguramente, puramente autóctona del barrio.

Sobre la DECORACIÓN INTERIOR, podríamos decir que no existe, más allá de paredes con alacenas llenas de sifones antiguos y botellas de cristal vacías y esas NEVERAS DE MADERA tan auténticas, que para ellos es meramente funcional pero para el moderniqui de turno resulta ser una pieza vintage.

El nuevo Bar Salvat

Actualizado el 11-07-2016: Jordi, al alma máter del bar Salvat, ya no volverá a estar al cargo de esta bodega y emprende nuevo proyecto en Sants. Esperemos que el Salvat siga manteniendo toda su autenticidad con el nuevo gerente.
____________________________________

Pasadas las fiestas navideñas BARES AUTÉNTICOS vuelve a la carga con la intención de seguir informando y de dar a conocer nuevos locales que os podamos recomendar. Sin embargo, para esta primera crónica, hemos decidido retomar un bar ya comentado con anterioridad y habitual en nuestras escapadas “gastronómicas” y que no es otro que el BAR SALVAT.

El motivo de volver a hablar de este establecimiento no es la pereza o la falta de nuevos bares (¡como alguna mente perversa pudiera pensar!) sino el hecho de que, como ya os habíamos comentado en la primera crítica, LOS 2 RESPONSABLES DEL BAR SE JUBILARON a finales del año pasado. Ardíamos en deseos de conocer a la nueva dirección de este establecimiento para comprobar los cambios que se pudieran suscitar.

Podemos decir con tranquilidad que SE MANTIENE FIEL a la línea marcada durante los años anteriores y que los nuevos responsables, amén de más jóvenes, parecen decididos a apostar por el trato cercano y la calidad del producto.

Bar La Esquinica

Actualizado el 20-10-2012. Hemos añadido fotos nuevas y actualizado el horario, que ha cambiado.
________________________________________
Bienvenidos a La Esquinica, uno de los bares de tapas más EMBLEMÁTICOS y conocidos de Barcelona pese a su ubicación, un tanto distante de las rutas más “turísticas” o comerciales y que un servidor aún no había tenido la oportunidad de probar.

Después de oír no pocos comentarios acerca de la pérdida de calidad del local y contrarrestando la tan manida opinión de “ya no es lo que era”, he de decir que el establecimiento está a un muy buen nivel.

Exteriormente, el local no destaca por nada esencial, tiene un escaparate amplio con una gran terraza exterior y un aire a taberna clásica que corrobora la decoración interior con profusión de madera, azulejos y grandes lámparas de forja.

Bar Sol Soler

Actualizado 19-10-2012. El horario del bar es ininterrumpido los 7 días de la semana.
______________________________________
Si hay una plaza mítica y conocida en el Barrio de Gracia de Barcelona esa es la Plaza del Sol, tan agradable y tranquila durante el día y tan movida y ruidosa -sobre todo para los vecinos- por la noche, pues es destacable la cantidad de locales de ocio de mayor o menor calidad que allí hay congregados.

Justo en una de las esquinas, algo oculto por la entrada del párquing y por una pérgola metálica, encontramos el bar Sol Soler, un pequeña joya que guarda ese look de bar antiguo, con un precioso pavimento de baldosas hidráulicas, mesas de mármol blanco con patas de hierro forjado, sillas de madera distintas y con esa pátina propia del paso de los años, etc.

Bar El Velódromo

Interior del bar El Velodromo

Actualizado el 8 de Diciembre de 2011 con vídeo ambiente.
—————————————————–
¡El Velódromo ha vuelto! Otro bar clásico del tapeo de Barcelona que resucita de la mano del cocinero Carles Abellán sin perder un ápice de su encanto. Cierto que las pretensiones culinarias de la nueva gestión han aumentado, como cabía esperar, y la inversión realizada ha valido la pena. La carta es amplia y variada aunque sin duda uno de los puntos fuertes de este local es el amplio horario de la cocina; se puede comer desde primera hora de la mañana hasta altas horas de la madrugada.

Valor añadido para los nostálgicos es el hecho de que este establecimiento haya vuelto a abrir sus puertas tantos años después de su clausura y que se haya mantenido con tanta fidelidad su aspecto original, aunque eso sí, con un aire más formal.

El único inconveniente, que ya arrastra de su etapa anterior, es el hecho de que no disponga de una barra más amplia en la que poder sentarse a leer el periódico o consumir cualquiera de los platos que sirven en las mesas. Eso sí, el local es amplio y salvo horas punta, no resulta difícil encontrar mesa.

Bar Glaciar

Actualizado el 24-07-2015. Hemos actualizado el horario
__________________________
El Bar Glaciar está situado en la Plaza Reial, que es una de las más concurridas, conocidas y con mayor oferta lúdica y gastronómica del Barrio Gótico de Barcelona y por ello se convierte cada día en punto de encuentro de la gente más diversa.

Todo el perímetro de la plaza está porticado (cual claustro) y es justamente en una de las esquinas donde se ubica este establecimiento que, al igual que el resto de locales adyacentes, se abre de cara a la plaza y aprovecha la zona cubierta del pórtico a modo de terraza los 365 días del año.

El Glaciar es BAR DE COPAS y, además de las clásicas patatas fritas de bolsa y aceitunas, ofrece tapas variadas, bocadillos y platos combinados. Es un local muy cálido e informal, de techos altos, con una imponente barra de mármol (aunque sin taburetes) y con mesas y sillas de madera de toda la vida. Más allá de unas paredes pintadas en tonos ocres y beiges, la personalidad se la confieren la gran cantidad de fotos de artistas musicales dispersadas por todo el local.

Bar Raval

Actualizado 28-01-2015. El Raval Bar ha cerrado por jubilación del dueño y ahora es un restaurante.
______________________
Éste es uno de esos bares en los que te sientes a gusto pero no sabrías decir muy bien el por qué, si es por la amplitud del local, por su distribución, por la iluminación… Pero la realidad es que es un bar CONOCIDO, concurrido y auténtico del barrio del Raval de Barcelona.

Es más, si vas entre semana, es bastante probable que te encuentres sentado junto a algún ACTOR, escritor y/o modelo, pues parece que los famosos también le han visto el encanto a este sitio que, básicamente, sirve copas y tiene una escueta carta de bocadillos. De hecho, y tal como nos contaba Rafa (el propietario del bar) han venido personajes tan célebres como el director de cine Jim Jarmusch, ahí es nada.

Bar El Xampanyet

Este es uno de los bares de tapas más conocido de Barcelona y, definitivamente, el más popular del barrio del Borne, y es que los dueños no han dudado en publicitarse en guías varias para extranjeros, por lo que, lo habitual, es encontrarse el local abarrotado de hiper rubios de nariz sonrosada, entre otros.

Pero en este caso, El Xampanyet cumple las condiciones exactas para ser un BAR AUTÉNTICO, pues lleva abierto desde hace más de 80 años y, seguramente, mantiene casi intacta la decoración, entre abarrotada y caótica. Sus dueños son un matrimonio autóctono que sigue ahí, al pie del cañón, pues lo normal es encontrártelos tras la barra, sirviendo el mítico xampanyet (una especie de champán muy suave) o pululando entre las mesas.

Además de por el xampanyet, el bar es conocido por sus ANCHOAS y por los platillos de EMBUTIDO IBÉRICO y queso seco que sirven, todo ello de muy buena calidad a excepción de la tortilla de patatas, que es bastante regular. Eso sí, tenemos que puntualizar que, a pesar de que sus anchoas son famosas, nada tienen que hacer con las del bar Salvat.

Frankfurt Pedralbes

Actualizado 24-07-2015. Añadimos el enlace a su nueva página web.
————————————————-
Clásico entre los clásicos, el Frankfurt Casa Vallés, más conocido como Frankfurt Pedralbes, lleva años sirviendo unos de los mejores bocadillos de la ciudad Condal, sobre todo entre los estudiantes universitarios, ya que el local está situado en pleno Campus Nord.

Se trata de un local sin pretensiones, de reducidas dimensiones y con el aspecto de Frankfurt de toda la vida, que de hecho es de lo que se trata. Y como tal, toda su oferta gira en torno a una gran variedad de salchichas (frankfurts, cervelas, malagueñas, burgalesas, chistorras,… ) y hamburguesas ,todas ellas de elaboración propia y de gran calidad.

Ése es sin duda el gran secreto de este establecimiento: la alta calidad de la carne, fruto de una elaboración artesanal propia por parte de Casa Vallés y que incluso comercializan para otros establecimientos de la ciudad.

Cervecería El Vaso de Oro


Actualizado 21-02-2014: hemos actualizado el horario de apertura.
________________________________

El Vaso de Oro es, entre otras muchas cosas y tal y como reza su lema, el “manantial de la cerveza”. Sin duda la cerveza de tirador es exquisita, ya sea rubia o tostada, y los camareros la tiran como Dios manda (¡si es que Dios manda algo!). Te la sirven en jarra o en unos prácticos vasos de cristal de diseño propio y a los que denominan “filo”.

Este bar-cervecería está situado en plena zona turística de la Barceloneta y, pese a no estar en primera línea, los turistas no son ajenos al local aunque la mayoría de la clientela sigue siendo autóctona.

El local es muy estrecho y nada más entrar te das de bruces con la gran barra alargada que va de punta a punta del local y que separa 2 pequeñas zonas habilitadas con mesas. Lo habitual, sin embargo, es comer de pie en la barra.

Bar La Bombeta

Bar La Bombeta
El bar La Bombeta es un bar muy conocido en el barrio de La Barceloneta de Barcelona, ya sea por su cercanía al Paseo Joan de Borbó, ruta de peregrinaje guiri para los que van y vienen de la playa, como por sus tapas.

Es curioso que cuando entras en La Bombeta, el local y, sobre todo, la frase que hay puesto bajo los toneles “no hablamos inglés pero hacemos unas bombas cojonudas” te llevan a pensar que aquél es un bar agradable y en el que pasarás un buen rato. Nada más lejos de la realidad.

Creo que los camareros, para entrar a trabajar ahí, pasan algún tipo de examen psicotécnico para valorar el grado de incompetencia y borderío; si no llegan a unos niveles extremadamente altos, no son contratados. Es para flipar que atiendan a los clientes sin ni siquiera mirarles a la cara, que pasen de ti 300 veces cuando les llamas y que se larguen sin avisar mientras les estás pidiendo. ¿De verdad tenemos que aguantar eso?

Bar Mundial

Actualizado el 12-01-2016. Hemos añadido fotografías de nuestra última visita: chipirones, pimientos del padrón, calamar ibérico y bacalao en salsa de soja. Salimos rodando, eso sí, todo estaba riquísimo.

———————–
Escondido en el barrio del Borne de Barcelona se encuentra el emblemático bar Mundial, un clásico que lleva abierto desde 1925 y que, poco más o menos, mantiene la misma estética de antaño: suelo de terrazo, paredes alicatadas, mesas de hierro forjado… aunque también hay una parte ampliada sin ningún rigor estético pero con afán de hacer más caja.

Llama mucho la atención que el local esté forrado, casi en su totalidad, de fotografías antiguas de boxeadores e, incluso, de un mural enorme a modo de collage coloreado con más retratos de boxeadores. Preguntando, nos enteramos de que hubo una época, del 1929 al 1967, en el que aquello era un punto de encuentro de una peña de boxeadores, así que no sólo descubrimos que todo tiene un por qué sino que agradecemos que hayan optado por mantener ese look tan auténtico y carismático.

Si bien el Mundial parece ser especialista en marisco, optamos por pedir clásicos del menú, como unas patatas bravas, pimientos del padrón, una cazuelita de chistorras y, fuera de carta, un bacalao con chips de butifarra negra.

Bar Casa Pagès

El Bar Casa Pagès es uno más de los muchos bares que pueblan el barrio de Gracia, que no destaca por nada en particular pero que resulta involuntariamente acogedor. El encanto del local radica en su falta de pretensión y en su aspecto añejo que ha sabido envejecer sin perder personalidad y sin sufrir grandes cambios.

Se mezcla con naturalidad una clientela mayoritariamente joven con algunos ancianos asiduos -de la quinta del dueño del local- que pasan sus despreocupadas y desocupadas tardes sentados en alguna de las mesas, aunque, para regocijo de estos “abuelos”, hay una abundante rotación de camareras (por lo visto no se estila el género masculino para estos servicios) que cumplen de forma correcta con su cometido.

La cocina abre a partir de la 21.00h y se especializa en ensaladas, tortillas, bocadillos con nombres de filósofos(?) y unas patatas bravas más que correctas aunque sin comparación posible con las del bar Tomás (las comparaciones son odiosas).

Bar Salvat

Actualización: existe un nuevo post sobre el Bar Salvat desde que cambiara de dueños. Toda la información actualizada allí.
__________________________________

El bar Salvat, ubicado en un recóndito rincón del barrio de Sants, es a las anchoas lo que el bar Tomás a las patatas bravas. Y al igual que en el caso del Tomás, poco importa si hacen otra cosa.

Bar Chikito

Actualización 31-12-2014. Fallece Luis Oruezábal, propietario del bar-restaurante Chikito, debido a la mala combustión de una chimenea. Vía Ideal Digital.
____________________________

El bar-restaurante Chikito es casi un emblema de la ciudad de Granada, pues es conocido por todos y a él acuden granadinos, foráneos y algunos famosos para saborear una buena cerveza o un vasito de vino, siempre acompañados de una suculenta tapa, o comer en el restaurante.

Pero el bar y el restaurante están divididos, además de tener un horario distinto, así pues, entrando por la puerta principal nos encontramos un pequeño espacio que alberga la barra del bar y un mínimo espacio para que los clientes se tomen su aperitivo o caña, siempre, claro está, amenizados con una tapilla que, por mi última visita, puedo decir que no es nada desdeñable. A saber, un platillo con una especie de ensaladilla rusa sin mayonesa y una croqueta de pescado.

El Chikito, además, tiene sus paredes atiborradas de fotografías y cuadros, testimonios de gente conocida que ha pasado por ahí y que, en mayor o menor medida, ha querido dejar plasmado su sello de identidad (son muy graciosas algunas de las ilustraciones en modo de parodia). De hecho, entre 1919 y 1925, personajes como Federico García Lorca acudían al entonces llamado Café Alameda para las tertulias entre literatos.

Bar Aliatar


Hay un bar en el centro de Granada que se esconde entre 2 calles principales (Salamanca y Príncipe) y que ofrece bocadillos desde hace más de 50 años. El bar Aliatar, o conocido por algunos como “los perros”, es muy conocido por los autóctonos de la ciudad y aledaños, pues lleva décadas atendiendo a una clientela que lo mismo desayuna un perrito con una cerveza Alhambra que se merienda un bocata de ensaladilla rusa, y es que la carta de bocadillos calientes y fríos llama la atención por su variedad y, sobre todo, por su peculiariedad.

Para empezar, hay opción de pedir el tamaño grande o el mediano, aunque el camarero me confesara, al preguntarle, que la diferencia es mínima entre uno y otro. Luego, podemos escoger entre los calientes y curiosos “San Francisco”, queso fundido, Cabián (sobrasada, foie-gras y anchoas), habas, etc, o los fríos como el de espárragos, “africano” (Huevo duro con anchoas y mayonesa) o el más surrealista de todos: el de ensaladilla rusa, que se sirve con una enorme cantidad metida entre el bollo de pan, a riesgo de que la mezcla salga disparada en cuanto le hinquemos el diente.

El local mantiene la estética de antaño, con suelo cerámico, barra de acero inoxidable, paredes de espejo, alguna que otra foto antigua del bar y una luz fluorescente de lo más triste, lo que otorga al ambiente cierto aire decadente.

Bar El Roble

barra del bar
También conocido como El Roure (en catalán), este bar de tapas y situado en el emblemático barrio de Gracia de Barcelona es un clásico entre los clásicos, pues se abrió en 1889 y, poco más o menos, mantiene ese aire de bar auténtico desde entonces. Con un amplio horario de lunes a sábado y las retransmisiones de los partidos del Barça, este bar es famoso en su barrio y, por ello, imagino, está siempre hasta arriba de gente.

Bar Alastruey

Bar Alastruey
Actualizado 26-10-2017: Hemos visitado de nuevo el bar, actualizando las fotos y la información.
_____________________________
Situado estratégicamente, el Bar Alastruey se mantiene ajeno a los turistas de Barcelona gracias a que, aún estando en pleno centro, lo encontramos en una callejuela paralela a Vía Laietana y a un lado del Mercat de Santa Caterina. Por lo tanto, la parroquia de este bar es autóctona y muy fiel.

Bar Quimet & Quimet

Vaya por delante que el Quimet & Quimet es uno de esos bares o establecimientos de sobras conocido (sobre todo por los extranjeros armados con sus fantásticas guías) que no necesita publicidad. Y no la necesita no solamente porque la calidad sea su principal valedor sino por que apenas requiere de unas 20 personas para que el local esté a reventar. Sin duda las dimensiones del Quimet & Quimet son inversamente proporcionales a su fama.

Bar Tomás

Actualizado 4-2-2013: a partir de Marzo, el bar cambia su horario; consulta al final del artículo.
____________________________
Si hablamos de patatas bravas, sólo podemos pensar en un sitio: Bar Tomás, el Tomás, Can Tomás… lo que sea, pero este bar de Sarrià es mundialmente famoso por eso mismo, las bravas.

Bar La Plata

Actualización 9-9-2012: hemos añadido una nueva foto y editado el texto.
_______________________

Si hay un bar que lleve todo la vida en Barcelona, ese es el bar La Plata, un local muy pequeño en el barrio gótico que respira mucha historia en cada una de sus losetas.

Con una pequeña barra y algunas mesas de hierro forjado, la gente que acude a La Plata es básicamente autóctona de día y sobre todo turista de noche, lo que provoca que el local se llene hasta los topes.

Lo curioso de La Plata es que se vale con 3 platillos estrella: una ensalada sencilla de tomate, cebolla y aceitunas arbequinas; un pincho de butifarra y los BOQUERONES, indiscutibles reyes del bar.

Bar La Bodegueta

bar de tapas en el Eixample

La Bodegueta es un clásico en pleno centro de Barcelona, tanto es así que en cuanto termina la jornada laboral, es prácticamente imposible de encontrar un hueco. Toca apuntarse a la lista y esperar.

Una vez dentro, el ambiente es agradable y, por extraño que parezca, no hay guiris en la costa. Botellas de vino repartidas por las paredes, murales cerámicos antiguos, boticas, mesas antiguas… Ahora toca probar las tapas de este local e intentar descubrir por qué está siempre a reventar.

Pedimos una de bravas, una ensaladilla rusa, un pulpo a la gallega y unas croquetas de pollo (sí, todo muy clásico). A excepción de la ensaladilla, todo lo demás era bastante bastante mediocre: las bravas malas y refritas, el pulpo era puro chicle y las croquetas estaban algo resecas. Entonces, ¿a qué viene tanto éxito?¿nos equivocamos de tapas?