Blog

Café Shakerato, el invento italiano para el verano

Parece increíble pero todavía no hemos importado todo de la gastronomía italiana. Tenemos las pizzas, la pasta, el tiramisù, la pannacotta, el lambrusco, el chianti, el Spritz, el Negroni… pero nos falta el CAFFÈ SHAKERATO, una versión postmoderna del café con hielo de toda la vida.

Como podréis haber intuido y sabiendo lo amantes que son en Italia de los anglicismos, el Shakerato es un café que utiliza los mismos ingredientes del café con hielo pero con el añadido de que se agita en la coctelera, dando un resultado más cremoso, homogéneo y refrescante, ideal para los días calurosos. Y teniendo en cuenta que en nuestro país, en verano, hace mucho calor ¿cómo es que no hay bares que ofrezcan el café shakerato?

Los ingredientes para hacer un perfecto café shakerato son café, cubitos de hielo y azúcar líquido para que quede bien disuelto. Metemos en la coctelera 4 ó 5 cubitos de hielo, una cucharada y media de azúcar, y un café expreso más bien largo y siempre caliente. Sobre todo, HAY QUE METER LOS INGREDIENTES EN ESE ORDEN para que la temperatura del café no nos estropee el invento.

Mesón del Café

En una zona de Barcelona en la que todo parece estar dirigido al turista extranjero prevalecen, por fortuna, establecimientos antológicos que sortean la marea de franquicias y negocios nuevos y desangelados.

El Mesón del Café es un bar de muy reducidas dimensiones que SE FUNDÓ EN 1909 y, sorprendentemente, sigue funcionando y manteniendo la estética de sus inicios, entre taberna, cafetería modernista, cierto estilo vienés con esas paredes forradas de dibujos costumbristas, etc. Aunque, quizás, lo que más llama la atención es LA CAFETERA que tienen expuesta en la pared que surge del falso techo, la que se usaba originariamente, tal y como lo atestigua una de las fotografías del local.

El amplio horario del bar permite desayunar, tomarse unas cervezas y pinchos, merendar un chocolate con churros o, como bien publicita su propio nombre, pasarse a TOMAR UN BUEN CAFÉ, pues es lógico pensar que serán especialistas en esto mismo. Y es por este motivo que me veo en la necesidad de hablar del café que nos sirvieron en nuestra visita a este bar, el cual, tengo que confesar, deja muchísimo que desear.