Blog

Granja Dulcinea

Viajamos a las puertas del siglo XIX para adentrarnos en una de las granjas más antiguas de la ciudad, y es que pocas en Barcelona podrán decir lo mismo. EN 1803 ABRIÓ SUS PUERTAS la Granja Dulcinea, situada en la gótica, peatonal y encantadora calle Petritxol.

Es asombroso que, más de 200 años después, los propietarios sigan preocupados en mantener EL LOCAL IMPECABLE y con la estética que, si bien entendemos que ha sufrido cambios a lo largo de su historia, te lleva irremediablemente a épocas pasadas.